Tendencias
Dos nuevas ondas tropicales azotarían el Caribe de Colombia en los próximos días. Foto: Ideam. - Foto: NOAA/AFP/Archivos

clima

Dos nuevas ondas tropicales golpearían el Caribe colombiano en los próximos días

Desde el Ideam informaron que una de las ondas podría convertirse en un nuevo ciclón tropical (depresión, tormenta o huracán) en los próximos cinco días. Advirtieron que, por ahora, existe un 30 por ciento de probabilidad de que este sistema se genere.

La región Caribe de Colombia no termina de sobreponerse al paso del huracán Iota y la tormenta Eta, cuando una nueva amenaza vuelve a cernirse sobre este territorio. 

La preocupación viene ahora por cuenta de dos ondas tropicales que vienen avanzando desde el oriente del mar Caribe hacia el país. "Una de estas, la primera, se espera que a medida que vaya atravesando el mar Caribe colombiano tienda a fortalecerse. En este momento tenemos que ese sistema podría tener un 40 por ciento de posibilidad de desarrollo ciclónico para los próximos cinco días", indicó Daniel Useche, jefe de Pronósticos y Alertas del Ideam. 

En otras palabras, podría llegar a convertirse en una depresión, tormenta tropical o en huracán, dependiendo de las condiciones atmosféricas que se registren. 

Le sugerimos: ¿Tragedia en Providencia por el paso del huracán Iota pudo haberse evitado?

Lo cierto es que esta situación generará un aumento de las lluvias, las tormentas eléctricas, las ráfagas de viento y la altura de las olas. 

"La noticia es que si se llegara a consolidar este sistema, se podría formar más o menos en la parte central y sur-occidental del mar Caribe, circunstancia que no generaría tanta afectación, especialmente para el área continental colombiana durante los próximos días. Vamos a ver cómo evoluciona  para de una u otra forma emitir los pronósticos a su debido tiempo", comentó. 

El Centro Nacional de Huracanes informó, entre tanto, que el sistema se formaría al norte del Golfo de Urabá y según la humedad y nubosidad que contenga producirá un aumento de las precipitaciones en gran parte del centro y sur-occidente de la costa Caribe. Aunque los expertos señalan que todavía no es posible conocer la dirección que tomaría este primer ciclón que arribará al país, señalan que si vira hacia el norte volvería a impactar en San Andrés y Providencia. 


El Ideam advierte sobre la posibilidad de la ocureencia de inundaciones en los próximos días, especialmente en las zonas urbanas de las ciudades. Foto: archivo /Semana. 

Indicaron que en los próximos tres o cuatro días podría darse el inicio de un nuevo ciclón tropical. "Sería algo muy diferente a lo ocurrido con Oita y Eta que se formaron en la parte oriental del mar Caribe y atravesaron amplios sectores de oriente a occidente hasta llegar al archipiélago de San Andrés", dijo Useche. 

El funcinario del Ideam afirmó que habría que esperar a ver cómo evolucionaba el sistema, ya que la inestabilidad atmosférica por estos días era muy alta en el área tropical colombiana y podría favorecer el desarrollo de una nueva tormenta tropical. 

Informó, además, que el avance de estas ondas tropicales que vienen acercándose con abundante nubosidad, producirán una alta posibilidad de favorecer el desarrollo de precipitaciones en el centro del país. "En Bogotá hay que estar atentos a los cerros tutelares ya que el incremento de las lluvias podría traer consigo algunos deslizamientos en esta zona que es muy inestable, así como la creciente súbita de quebradas", recalcó. 

Le recomendamos: ¿Por qué las inundaciones ahogan a Colombia?

Useche recordó que el país también se encuentra atravesando la segunda temporada de lluvias del año, por lo que resaltó que era muy probable que fueran a registrar algunas lluvias importantes en lo que resta de noviembre. "De acuerdo con la climatología, la segunda temporada de lluvias se debería extender hasta mediados del mes de diciembre, pero este año con el desarrollo del fenómeno de La Niña en el Pacifico Ecuatorial, es muy posible que tengamos un final de año y un comienzo del 2021 no tan seco y soleado como estamos acostumbrados", recalcó. 

Afirmó que había que estar atentos a las crecientes súbitas, los deslizamientos y las inundaciones, por lo que hizo un llamado a las autoridades a identificar las zonas de mayor peligro y tomar las medidas que permitan mitigar el riesgo.