En este programa de Grupo ISA las comunidades son actores activos de su propio desarrollo.
En este programa de Grupo ISA las comunidades son actores activos de su propio desarrollo. - Foto: Cortesía Grupo ISA

contenido en colaboración

Grupo ISA transforma los territorios a través del programa Conexiones para el Desarrollo

El primer proyecto de esta iniciativa que ya comenzó en la zona norte de Colombia beneficiará a 31.000 personas, favorecerá al ciento por ciento de las instituciones educativas de los municipios participantes, generará 20 proyectos familiares-comunitarios y fortalecerá a las siete alcaldías de los municipios.

Promover el desarrollo de las regiones de Colombia es una tarea aún pendiente, pues las brechas entre las zonas rurales y urbanas siguen siendo muy amplias. Por ejemplo, en 2020 el 42,9 por ciento de la población residente en el campo se encontraba en condiciones de pobreza, según el DANE. Esta realidad se perpetúa debido al difícil acceso a la educación en estos territorios. En 2017, casi un millón de niños en el país estaban fuera del sistema educativo, y se estima que alrededor del 70 por ciento de ellos se encontraban en zonas rurales.

Ayudar a cerrar esas brechas y transformar los territorios a partir del desarrollo sostenible, con las comunidades como parte integral de su propio crecimiento, son algunas de las principales apuestas de Grupo ISA, que opera los negocios de energía eléctrica, vías y telecomunicaciones y TIC con presencia en seis países de Suramérica y Centroamérica. Su propósito es generar conexiones de primera calidad, pero, además, durante más de 50 años se ha preocupado por promover la gestión social en las zonas donde tiene impacto. Hoy, su compromiso es inmenso. Por eso en su Estrategia ISA2030 se ha propuesto contribuir activamente al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y para ello lanzó el programa de alto impacto: Conexiones para el Desarrollo, una apuesta conjunta entre ISA y sus filiales ISA INTERCOLOMBIA e ISA TRANSELCA. La iniciativa, que nace en Colombia, espera extenderse a otras regiones de Latinoamérica.

La meta es fortalecer las capacidades educativas, comunitarias e institucionales por medio de este programa, para el que cuenta con dos grandes aliados: la Fundación Barco, experta en educación y generación de capacidades, y que ha trabajado con ISA durante 13 años en el desarrollo del programa Transformación Educativa para la Vida, que ahora evoluciona en Conexiones para el Desarrollo; y el PNUD, un enlace clave para promover el desarrollo social desde los Objetivos de Desarrollo Sostenible a través del fortalecimiento comunitario.

La idea de crear este programa comenzó en 2018 y luego de tres años de trabajo, finalmente hace unos meses arrancó el primer proyecto de la iniciativa, que impacta en esta primera etapa a siete municipios de Atlántico y Bolívar -Sabanalarga, Luruaco, Piojó, Santa Catalina, Clemencia, Santa Rosa y Villanueva -y coincide con el inicio del proyecto de la Línea de Interconexión Sabanalarga-Bolívar a 500 mil voltios de ISA INTERCOLOMBIA, que fortalecerá el sistema de transmisión energética del norte del país.

A través de esta primera experiencia se impactarán 31.000 personas, 20 entidades territoriales, se generarán 20 proyectos familiares-comunitarios, se elevarán las capacidades municipales de siete alcaldías y, en un lapso de tres años, se logrará acompañar al ciento por ciento de los establecimientos educativos de esos municipios. “Este programa es la muestra de que estamos comprometidos con el cambio que queremos ver en el mundo. Reconocemos la necesidad de trabajar de manera sistémica en los territorios, no solo incidiendo en la escuela, sino también en su entorno bajo un enfoque de construcción de capital social. En consecuencia, Conexiones para el Desarrollo empoderará a las comunidades con el fin de crear valor sostenible para las generaciones presentes y futuras”, expresa Bernardo Vargas Gibsone, presidente de Grupo ISA.

La estrategia de este programa multilatino abarca tres niveles. En primer lugar, se encuentra la escuela. El objetivo es mejorar la infraestructura, calidad y acceso a las instituciones educativas y a otras iniciativas de formación en los territorios. El secretario de Educación de Santa Catalina, en Bolívar, asegura que “queremos avanzar con este proyecto para favorecer a niños, niñas y adolescentes para que empiecen a enamorarse del aprendizaje y que tengan un proyecto de vida. De igual forma, que los padres de familia tengan, a través de la Escuela de padres, un instrumento para reeducar y resocializar, porque se presentan algunos conflictos al interior de nuestros territorios. También queremos formar a nuestros docentes para que presten una mejor práctica pedagógica”.

Conexiones para el Desarrollo busca mejorar la infraestructura, calidad y acceso a las instituciones educativas y a otras iniciativas de formación en los territorios.
Conexiones para el Desarrollo busca mejorar la infraestructura, calidad y acceso a las instituciones educativas y a otras iniciativas de formación en los territorios. - Foto: Cortesía Grupo ISA

El segundo nivel del programa es el entorno, que hace referencia a la creación de proyectos familiares y comunitarios. Al respecto, Silvia Pacheco, habitante del corregimiento de Colombia, expresa su expectativa frente al apoyo de Grupo ISA y sus aliados para “generar en nuestra comunidad proyectos que fomenten el desarrollo y la cultura que nos permitan acceder a mejoras en nuestra calidad de vida y en los planes que tenemos los jóvenes, para mitigar problemáticas como el consumo de sustancias psicoactivas y el embarazo adolescente, por ejemplo”.

Por último, Conexiones para el Desarrollo busca generar mejoras en el territorio, fortaleciendo las capacidades de la gestión institucional. Para lograrlo, se requiere un trabajo cercano con las entidades territoriales. La alcaldía del municipio de Piojó es una de las participantes de esta primera experiencia. La alcaldesa María Hernández Pardo asegura que “recibimos con mucho agrado el proyecto que ISA está realizando en esta zona, puesto que le va a generar ingresos, no solo a nuestro municipio, sino que también será una fuente de trabajo para la población vulnerable que ha sido afectada por la pandemia”.

Inicialmente, el ciclo del programa consiste en la selección de los territorios, luego se hace una caracterización, más adelante se trabaja en el fortalecimiento de las capacidades de las personas participantes, garantizando su crecimiento individual y comunitario; y, finalmente, en el aseguramiento de las transformaciones hacia el futuro.

La intervención de Grupo ISA en cada uno de los proyectos que apoya a través de este programa tendrá una duración de cuatro años. Sin embargo, el objetivo de la organización es garantizar que los sueños de las comunidades y sus avances y procesos sean sostenibles en el tiempo. Por eso, ratifica su compromiso con el desarrollo social participativo, que se aleja, al igual que sus otros proyectos sociales, del asistencialismo para enfocarse en estrategias transformadoras ilimitadas.