contenido en colaboración

¿Por qué los barranquilleros son los colombianos más optimistas frente a la reactivación?

Según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, perciben una mayor calidad de vida y prevén un buen panorama económico para los próximos 12 meses.


Calidad de vida, expectativas económicas, empleo, bienestar de la niñez, adolescencia y familia, así como seguridad, son algunos temas en los que, de acuerdo a la más reciente Encuesta de Pulso Social del DANE, los barranquilleros prevén una mejoría, luego de atravesar la tercera ola de contagios por el covid-19.

Uno de los principales indicadores guarda relación con el hecho de que la ciudad ha mantenido la menor tasa de desempleo del país durante todo el 2020: 12,3 por ciento; y en el trimestre febrero-abril 2021 se ubicó en 11,1 por ciento, muy por debajo del promedio nacional. Para mayo, Barranquilla, ciudad piloto de la reactivación nacional, registró una tasa de desempleo de dos dígitos, 9,6 por ciento y fue la primera ciudad del país que recuperó el indicador, al nivel que tenía antes de la pandemia.ç

Lo anterior es el resultado de los avances del plan de reactivación, que ahora también contempla una gran apuesta para los jóvenes. Adicionalmente, sigue en marcha la macroestrategia de posicionamiento del territorio como destino integral para vivir, invertir y estudiar, que proyecta la creación de miles de puestos de trabajo y la recuperación progresiva de los empleos que se perdieron durante la pandemia.

En cuanto a la industria manufacturera, la producción se encuentra en niveles por encima de los registrados en 2019 y el empleo se recupera de forma lenta, pero progresiva. Por otro lado, el comercio minorista se encuentra en el mismo nivel de ventas prepandemia.

En su Encuesta Pulso Social, el DANE ratificó que el porcentaje de personas que no realiza alguna tarea laboral o que no tiene empleo está por debajo del promedio nacional.

Para el caso de los hombres, en la capital del Atlántico este indicador es del 22,1 por ciento, mientras que el ponderado nacional alcanza el 26,5 por ciento; entretanto, el 39,9 por ciento de las mujeres de Barranquilla manifiesta no estar ocupada, indicador que alcanza el 45,2 por ciento a nivel país.

Con respecto a la pregunta, “¿Cómo creen que será la situación económica de su hogar dentro de 12 meses comparada con la actual?”, para el trimestre abril-junio de 2021, el 37,3 por ciento de las personas jefes de hogar y sus cónyuges en Barranquilla y su área metropolitana (Soledad, para efectos de esta medición) afirmó que considera que la situación económica de su hogar será “mejor” o “mucho mejor” dentro de ese período.

Lo anterior representa una diferencia de 11,9 puntos porcentuales frente a las 23 ciudades principales y sus áreas metropolitanas (12,7 por ciento).

Otro indicador importante está relacionado con el bienestar de la niñez, adolescencia y familia. Para junio del 2021, el 91,5 por ciento de los niños y niñas continuaron las actividades educativas o de aprendizaje desde que cerraron las escuelas o colegios en Barranquilla, cifra que se ubica por debajo del promedio nacional, que es de 88,7 por ciento.

La estrategia en las que avanza el Distrito, en un trabajo articulado por las autoridades para combatir la inseguridad, también se vio reflejada en la medición. Frente a la pregunta “¿Usted, qué tan seguro/a se siente caminando solo/a en su barrio de noche?”, el 32,3 por ciento por ciento de los ciudadanos afirmaron sentirse inseguros y muy inseguros. La cifra contrasta con el promedio de las 23 ciudades y sus áreas metropolitanas que fue de 49,6 por ciento.

En junio de 2021, y durante los siete días previos a la medición, el 8.6 por ciento de los encuestados reportó conflictos y discusiones entre los miembros del hogar, consecuencia del aislamiento preventivo. Entretanto, para las 23 ciudades y sus áreas metropolitanas, el porcentaje fue de 9.4 por ciento.

Lea también: Caterine Ibargüen inspira a toda una generación de su natal Apartadó que hoy ve en el atletismo la posibilidad de una vida mejor