especial movilidad y transporte

¿Qué tan sostenible puede ser el transporte de carga? Esta es la experiencia de Ditransa

Según la Agencia Internacional de Energía, el transporte terrestre de carga es uno de los principales causantes de la emisión de dióxido de carbono en el sector. De allí la importancia de masificar vehículos que funcionen con combustibles alternativos. Este es el caso de Ditransa.


Dentro de la industria del transporte, el de carga terrestre impulsado por combustibles fósiles es responsable de la emisión de 2,4 gigatoneladas de dióxido de carbono cada año, de acuerdo con cifras de la Agencia Internacional de Energía. Por supuesto, el uso de combustibles alternativos reduciría de forma notoria esta huella.

Precisamente, esa fue una de las razones de Ditransa, una empresa colombiana de transporte de carga masiva y semimasiva, para iniciar un ambicioso plan que busca mitigar el impacto de su operación. “Para nuestra compañía, la conciencia ambiental se ha consolidado como parte fundamental de la cultura organizacional, teniendo en cuenta el impacto que tenemos en el medioambiente y, más aún, sabiendo que podemos lograr acciones que mitiguen y compensen nuestra actividad”, explica Carlos Mario Gutiérrez Gallego, gerente general de la empresa.

Así, desde 2019 optaron por estudiar las opciones de vehículos disponibles en el mercado que pudieran ser más amigables con el medioambiente: de ACPM, Euro V y VI, eléctricos y a gas. “Elegimos la opción de gas natural porque no solo se disminuye la emisión de gases de efecto invernadero, sino que también garantiza la autonomía y la operatividad de los equipos. En la actualidad, cerca del 50 por ciento de nuestra flota funciona con gas natural”, dice Gutiérrez.

Vehículos amigables con el medioambiente, el objetivo continúa

Si bien estos primeros logros en la renovación de los vehículos son un avance muy significativo, los esfuerzos de Ditransa no se detendrán allí. El siguiente gran objetivo, en línea con su estrategia de implementar acciones que contribuyan a un mundo mejor, será lograr que un ciento por ciento de la flota funcione con gas o de forma eléctrica.

“Es un gran reto para nosotros y para todo el sector. Queremos continuar los esfuerzos en la masificación de vehículos con combustibles alternativos, algo que esperamos sea reconocido y valorado por los clientes”, concluye Gutiérrez.

Tres beneficios de usar vehículos de gas natural:

  1. Disminución de emisiones de gases de efecto invernadero
  2. Ahorro de combustible
  3. Impacto positivo en la salud de los conductores

Le puede interesar: Estas son las tres ciudades líderes en Colombia que le apuestan a la movilidad sostenible y eficiente