especial movilidad y transporte

Gas: con reservas para los próximos ocho años. ¿Alcanza para la transición energética del sector automotor?

La migración del sector transporte a modelos más sostenibles gracias al gas y sus derivados incentiva la búsqueda de más fuentes de producción. Hoy Colombia es referente regional por el estímulo en el uso de GNV.


En la industria del gas se respira un aire de alivio: el saldo de la cuenta de reservas comerciales de este recurso llegó a 3,16 terapiés cúbicos en 2021, frente a 2,94 terapiés cúbicos en 2020. Con esto, la autosuficiencia del hidrocarburo en el país pasó de 7,7 a 8 años, lo que permite ver con mejor perspectiva la soberanía energética para garantizar el abastecimiento.

En la actualidad, Colombia es un referente mundial por su cobertura de gas natural en el territorio nacional. Hoy llega al 80 por ciento, al pasar de 1,9 millones de usuarios hace 20 años a más de 10 millones, entre los que se encuentran 10.155.000 residenciales, 189.000 comerciales y más de 5.800 industriales, según el más reciente reporte del Ministerio de Minas y Energía.

“A eso se suma que el año pasado cerca de 16.000 vehículos se convirtieron a gas natural vehicular (GNV) y se incorporaron 1.587 de carga pesada dedicados a esta tecnología. Es así como el país superó las 639.000 unidades convertidas y las 4.000 referencias pesadas, entre buses, camiones y volquetas”, dice Luz Stella Murgas Maya, presidenta de Naturgas.

Justamente, en materia de transporte, esta industria ha potencializado sus planes de masificación de GNV, pues es considerado uno de los energéticos ideales para la movilidad sostenible. Usar gas reduce el 99 por ciento de las emisiones de material particulado fino y óxido de azufre, y disminuye alrededor del 75 por ciento de las emisiones de óxidos de nitrógeno.

En esa meta también es fundamental hablar de la nueva apuesta de la industria del gas frente a la generación de hidrógeno verde dentro de su compromiso por la descarbonización, para lo cual ya se desarrollan proyectos pilotos de la mano de compañías representativas del sector. “Hay tranquilidad sobre la disponibilidad futura del energético, que seguramente será suficiente para cubrir la demanda de los diferentes usos. Particularmente, el Ministerio de Minas y Energía tiene como objetivo desarrollar entre 2 y 3 gigavatios de electrólisis para la producción de hidrógeno verde de cero y bajas emisiones para los próximos diez años, con inversiones cercanas a 5.500 millones de dólares y la creación de entre 7.000 y 15.000 empleos”, finaliza Murgas Maya.

Lea también: ¿Están preparados los países para ofrecer una movilidad accesible para todos?

Contenido relacionado: ¿Qué tan sostenible puede ser el transporte de carga? Esta es la experiencia de Ditransa