mundo

CPI rechaza solicitud del régimen de Maduro de aplazar investigación por violación de derechos humanos

El organismo tiene abiertas dos investigaciones preliminares sobre abusos presuntamente cometidos por las fuerzas chavistas desde abril de 2017.


El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) dijo este jueves que se negaba a aplazar su investigación sobre los presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela y pidió permiso a los jueces para reanudar la investigación.

“Notifiqué ayer [miércoles] a la Sala de Cuestiones Preliminares la solicitud de Venezuela de suspender el procedimiento, así como mi intención de solicitar, lo antes posible, la autorización para reanudar mi investigación”, dijo Karim Khan, en un comunicado.

Señaló, además, que “he comunicado esta decisión porque, tras examinar el fundamento de la solicitud de aplazamiento, he llegado a la conclusión de que no se ha presentado ninguna información nueva que justifique” tal decisión.

Caracas estima que los atropellos a los derechos humanos, cometidos durante la represión de las manifestaciones contra el Gobierno en 2017 que dejaron unos 100 muertos, están castigados, perseguidos y juzgados por su propio sistema judicial.

Según el estatuto de Roma, el tratado fundador de la CPI con sede en La Haya, un Estado miembro puede solicitar formalmente que el fiscal de ese organismo se encargue de la investigación del Estado en su propio territorio.

En noviembre, el fiscal de la CPI anunció junto al presidente venezolano Nicolás Maduro en Caracas, que pasaba de un examen preliminar abierto en 2018 a una investigación formal.

Al mismo tiempo, el organismo y Caracas firmaron un memorando de entendimiento en el que Venezuela se comprometía a tomar medidas para que la entidad pudiese trabajar.

Nicolás Maduro dijo entonces que respetaba pero no estaba de acuerdo con la decisión de la Fiscalía de abrir una investigación formal.

El 31 de marzo, tanto la Corte como Caracas acordaron abrir una oficina del tribunal en Venezuela.

La justicia venezolana acusó y condenó a agentes del orden por la muerte de manifestantes durante las movilizaciones de 2017, pero los opositores al Gobierno creen que estas medidas solo se tomaron para evitar un juicio ante la CPI.

“La dictadura fracasó en su intento de simular justicia. Confiamos en que no habrá impunidad porque solo así se logrará el resarcimiento a las víctimas y se garantizará la no repetición de los hechos”, escribió el dirigente opositor Juan Guaidó en Twiiter.

Y agregó que “la solicitud por parte del Fiscal de la CPI, Karim Khan, de continuar la investigación por los crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela, reivindica la labor de las víctimas, sus representantes y la sociedad civil en el camino para lograr justicia”.

“Están acostumbrados a una ‘justicia’ a su medida, con instituciones leales a sus planes de control político. La CPI los vuelve a poner en su lugar”, dijo por su parte Henrique Capriles, dos veces candidato presidencial por la oposición.

Puntualizó señalando que “nuestro apoyo total y acompañamiento a las víctimas y sus familiares, en este camino para conseguir verdadera justicia”.

La solicitud de Venezuela corresponde al procedimiento previsto en el Artículo 18 del Estatuto de Roma por el cual el Estado puede informar a la CPI sobre las pesquisas que está llevando a cabo por los mismos hechos delictivos que pueden constituir crímenes bajo las competencias de este tribunal y solicitar a su vez al fiscal jefe del organismo que se remita a estas investigaciones.

Ahora corresponde a la Sala de Cuestiones Preliminares decidir sobre el próximo paso a seguir, una vez que Khan presentó ya su solicitud para proceder con la investigación, con la cual, ha recordado el fiscal jefe de la CPI, “las autoridades venezolanas no estuvieron de acuerdo”.

No obstante, el fiscal ha destacado que Venezuela buscara “comprometerse” con la investigación “para desarrollar una cooperación más sólida” e identificar formas con las que “apoyar la rendición de cuentas a nivel nacional”.

“Agradezco la disposición de Venezuela de continuar cooperando con la Fiscalía a pesar de su solicitud de que difiera mi investigación. Con el mismo espíritu, también continuaré trabajando con Venezuela para avanzar en la implementación de todos los aspectos del Memorando de Entendimiento”, indicó.

El CPI tiene abiertas dos investigaciones preliminares sobre abusos presuntamente cometidos por las fuerzas chavistas desde abril de 2017 y, en términos generales, sobre la represión de las protestas convocadas contra el gobierno de Nicolás Maduro, con quien Khan se reunió a principios de mes para seguir profundizando en este asunto.

*Con información de Europa Press y AFP.