francia

Al menos 16 millones de aves sacrificadas en Francia por nueva ola de gripe aviar

La ola del año anterior había significado el sacrificio de 3,5 millones, cifra que representa un importante incremento, de más del 300 %, en la presente temporada.


Autoridades sanitarias de Francia han vuelto a encender las alarmas debido al surgimiento de un nuevo brote de gripe aviar, que en lo corrido de la emergencia ha obligado a que el país debiera sacrificar, al menos, 16 millones de aves de corral, por los peligros que representaría una aún mayor expansión de la enfermedad.

Según precisan medios internacionales, la actual cifra de sacrificios de aves a causa de la gripe aviar es considerada como una cifra récord en dicho territorio, retomando las declaraciones de las correspondientes autoridades.

Pese a que el número de sacrificios va en aumento, las autoridades sanitarias también precisaron que “el pico de la epidemia quedó atrás a finales de marzo”, señalando que el ritmo actual de la epizootia se está desacelerando, según las evidencias recogidas por el Ministerio de Agricultura Francés.

La actual ola de la enfermedad inició el pasado mes de marzo, cuando se detectaron los primeros casos en la zona norte del país, en un momento que encendió las alarmas de los productores avícolas, pues el alcance de la ola epidemiológica alcanzó a cerca de 1.364 granjas, lo que representa un porcentaje equivalente a más del 50 % de las granjas especializadas en el oeste del país.

En ese momento, las autoridades debieron implementar un modelo de ‘sacrificio masivo’, que incluyó incluso a animales que se encontraban sanos, debido a la importancia de poner coto a la situación, en medio de una medida preventiva.

Las autoridades también explicaron que este nueva ola presentaba algunos rasgos atípicos, incluso la sección geográfica en la que se ubicó este brote, en tanto tradicionalmente, la zona que resulta más afectada por los brotes de gripa aviar es precisamente el suroeste del país, donde se concentran las granjas de crianza de patos destinados a la producción de fuagrás.

En este sentido, la actual ola de la enfermedad también representa una amenaza para la industria, pues, como lo precisan medios internacionales, la ola del 2021, que contempló cerca de 500 focos de la enfermedad, contempló el sacrificio de cerca de 3,5 millones de animales, en su mayoría patos, pero las cifras actuales lo superan con creces.

En cuanto a las cifras relacionadas con la ubicación geográfica de las granjas donde se han adelantado los operativos de control y el sacrificio de animales, las autoridades sanitarias de Francia señalan que la mayoría de estos lugares se encuentran en la denominada región de los Países del Loira, zona ubicada al oeste del país, y que a su vez es considerada como el segundo territorio de producción de aves de corral en todo el Francia, detrás de la región de Bretaña.

Sobre la gripe aviar

Según precisan expertos, esta enfermedad es propagada por animales migratorios, en su mayoría procedentes, en sus ciclos, de Asia y posee un carácter estacional, es decir, se presenta en determinadas épocas del año, que por lo general comienza, en el caso europeo, en el mes de octubre, extendiéndose hasta el mes de abril.

No obstante, la actual ola tiene como particularidad que, en 2022, respondería a una segunda ola de la enfermedad, no obstante, se prevé que ya esté próximo a su fin.

Además del impacto sobre los avicultores, que reciben un fuerte choque en sus bolsillos debido al tener que sacrificar un importante porcentaje de sus animales, esta enfermedad, y las acciones que se desarrollan para contenerla, también implican importantes consecuencias para el Estado se traduce en la entrega de indemnizaciones a los productores, en reconocimiento de los animales sacrificados, con el fin de subsanar en parte las pérdidas económicas.

*Con información de AFP