Home

Mundo

Artículo

.
Fue un discurso más centrado en política interna, con una defensa a ultranza del corazón industrial de Estados Unidos, del “made in USA” que ayudó en su día a su predecesor republicano Donald Trump a conquistar las ciudades obreras. Win McNamee/Getty Images/AFP (Photo by WIN MCNAMEE / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP) - Foto: Getty Images via AFP

mundo

Biden apostó a la economía en un país dividido políticamente y fue “poderoso” sobre Ucrania, en discurso del estado de la Unión

“No estoy de acuerdo con él en la mayoría de sus políticas, pero expresó en palabras lo que sentía y terminó la noche mucho más fuerte de lo que comenzó. Denle crédito por eso”, escribió Donald Trump.

En su discurso de la Unión, Joe Biden hizo una apuesta enorme: la gente del común en Estados Unidos. Aunque trató los problemas globales, sus palabras se enfocaron en los del día de los norteamericanos, especialmente la alta inflación y la dificultad de acceder a los tratamientos de salud.

“El presidente Biden defendió su historial, hizo un llamado directo a los trabajadores de cuello azul y trató de cambiar las actitudes de los votantes sobre la economía, promocionando la inversión masiva de su administración en la infraestructura de la nación”, escribió el diario Washington Post sobre el discurso.

El diario norteamericano aseguró que la intervención de Biden estuvo marcada por las “idas y venidas entre el presidente y los legisladores republicanos”. De hecho, Biden los culpó de querer tener como rehén la economía de ese país.

El presidente Joe Biden durante su discurso del estado de la Unión en el Congreso.
El presidente Joe Biden durante su discurso del Estado de la Unión en el Congreso. - Foto: Getty Images

El diario The New York Times aseguró que Biden hizo este primer discurso en medio de un país dividido en la política. En noviembre pasado, los republicanos ganaron las elecciones en la Cámara de Representantes. Aunque se habló de que arrasarían en el Congreso, al final la realidad fue mucho más moderada, pero alcanzaron mayorías.

En el plano internacional, Biden dio algunos mensajes clave. Por ejemplo, lanzó un aviso a Pekín después del derribo de un globo chino que, según Washington, servía para espiar. “Como dejamos claro la semana pasada, si China amenaza nuestra soberanía, actuaremos para proteger nuestro país. Y lo hicimos”, dijo.

Y pidió ayuda para manejar la llegada de millones de inmigrantes al país. “Si no aprueban mi profunda reforma migratoria, al menos aprueben mi plan para suministrar los medios y agentes necesarios para proteger la frontera” con México “y un camino hacia la ciudadanía para los dreamers (soñadores que llegaron de niños), aquellos con estatus temporal, trabajadores agrícolas y esenciales”, reclamó.

Su referencia a Ucrania tuvo eco. “Gracias, Biden, por las poderosas palabras de apoyo a Ucrania al dirigirse a la nación. Estamos agradecidos por el liderazgo de Estados Unidos en cuanto a la ayuda (proporcionada a) Ucrania, por la solidaridad de todo el pueblo estadounidense”, expresó Zelenski. Asimismo, añadió: “Ucrania elige libremente su futuro”.

El presidente se vanaglorió de que su nueva política para permitir la entrada, bajo condiciones, de cubanos, nicaragüenses, venezolanos y haitianos ha reducido la migración desde esos países en más de 90 %.

Pero fue un discurso más centrado en política interna, con una defensa a ultranza del corazón industrial de Estados Unidos, del “made in USA” que ayudó en su día a su predecesor republicano Donald Trump a conquistar las ciudades obreras.

“Mi plan económico es invertir en lugares y personas que han sido olvidados”, que “se han quedado atrás o han sido tratadas como si fueran invisibles” durante las últimas cuatro décadas, esbozó. Biden se esforzó en infundir esperanza a sabiendas de que las encuestas le son desfavorables.

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya tiene restaurada su cuenta en Twitter y ahora busca desbloquear la de Facebook.
"No estoy de acuerdo con él en la mayoría de sus políticas, pero expresó en palabras lo que sentía y terminó la noche mucho más fuerte de lo que comenzó. Denle crédito por eso”, dijo Trump sobre el discurso de Biden. - Foto: Getty Images / The Washington Post

Incluso el propio Trump alabó su discurso: “No estoy de acuerdo con él en la mayoría de sus políticas, pero expresó en palabras lo que sentía y terminó la noche mucho más fuerte de lo que comenzó. Denle crédito por eso”.

Así fue el discurso

“Estoy aquí esta noche, después de haber creado, con la ayuda de muchas personas en esta sala, 12 millones de nuevos empleos, más empleos creados en dos años que los que cualquier presidente haya creado en cuatro años”, dijo Joe Biden en su segundo discurso de la Unión.

El presidente de los Estados Unidos habló enérgico. Y comenzó por el tema que más les importa a millones: la economía de la primera potencia del mundo.

Siga el discurso:

En ese aspecto, las cifras son alentadoras. “Veamos los resultados. La tasa de desempleo es del 3,4 %, el nivel más bajo en 50 años”, agregó el presidente.

Sobre la gran preocupación del mundo, la inflación creciente en ese país, también hizo referencia: “La inflación ha sido un problema global porque la pandemia hizo una disrupción en las cadenas de producción y porque la guerra de Putin generó lo mismo en la energía y en las cadenas de alimentos”, dijo.

Agregó que Estados Unidos está mejor posicionado para crecer económicamente “que cualquier otro país de la Tierra” y prometió que la inflación en los alimentos cederá pronto. “La inflación está cayendo todos los meses durante los últimos seis meses, mientras que el salario neto ha aumentado”, advirtió.

Sobre esto dio una razón: “Durante demasiadas décadas, importamos productos y exportamos empleos. Ahora, gracias a todo lo que hemos hecho, estamos exportando productos estadounidenses y creando empleos estadounidenses”. Pero aprovechó para mandar un sablazo y aseguró que los republicanos quieren tomar como “rehén” la economía de EE. UU.

REUTERS
President Joe Biden delivers the State of the Union address to a joint session of Congress at the Capitol, Tuesday, Feb. 7, 2023, in Washington. Jacquelyn Martin/Pool via REUTERS - Foto: via REUTERS

El primer mandatario también inició su discurso con una frase: “La covid-19 ya no controla nuestras vidas”, dijo. Aseguró que era un privilegio poder verse las caras, sin tapabocas.

Biden llega a un Congreso que no le es extraño. La nueva conformación del Capitolio resultó mucho mejor de lo que se esperaba para los demócratas y el presidente así lo celebró. “Si pudimos trabajar juntos en el último Congreso, no hay razón para que no podamos trabajar juntos en este nuevo”, dijo en una Cámara de Representantes con mayoría republicana.

El cambio climático fue el otro gran protagonista del discurso. Biden lo calificó de “amenaza existencial”. Habló también de crear un impuesto para los multimillonarios y calificó de “escandalosas” las ganancias de las grandes petroleras del mundo.

Otro de los temas fundamentales del discurso fue la salud. Como se sabe, Joe Biden vivió con su hijo toda una travesía para cubrir los gastos de un cáncer cerebral. Él mismo ha contado que pensó en hipotecar la casa y que el entonces presidente Barack Obama ofreció prestarle dinero.

El presidente contó algunos de sus logros y sus apuestas en ese frente: “Hemos limitado el costo de la insulina a 35 dólares al mes para los mayores con Medicare. Pero hay millones de estadounidenses que no tienen Medicare… Acabemos el trabajo esta vez”.

.
(Photo by SAUL LOEB / AFP) - Foto: AFP

Sobre esa inequidad en los precios, el primer mandatario culpó a las grandes farmacéuticas. “La insulina ha existido durante 100 años. A las compañías farmacéuticas les cuesta aproximadamente diez dólares por vial hacer esa insulina... Pero las grandes farmacéuticas han estado cobrando injustamente a la gente cientos de dólares, de 400 a 500, y obteniendo ganancias récord”, dijo. Y aseveró que una de sus metas en lo que le resta de gobierno será ponerle control al precio de los medicamentos.

El discurso tuvo un momento muy emotivo cuando los padres de Tyre Nichols, un afroestadounidense muerto a manos de la Policía, se pusieron de pie en medio de los aplausos de solidaridad de los asistentes. El joven recibió tal paliza de la Policía que, según su familia, quedó irreconocible y murió tres días después en el hospital.

Las terribles imágenes de la detención fueron difundidas, sin cortes, por las principales cadenas de televisión del país, lo que hizo temer a las autoridades una conmoción social. En su funeral del miércoles, los oradores —entre ellos la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris— se pronunciaron contra la violencia policial.

El presidente pidió en su discurso mayores controles. Expresó que no les puede “dar la espalda” a las reformas policiales en el país. Y llamó a “prohibir” los fusiles de asalto.

Biden, de 80 años y que según sus asesores prevé presentarse a la reelección en 2024, insistió en “recobrar el alma de la nación”, la “columna vertebral de Estados Unidos: la clase media, la unidad del país”.

REUTERS
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, celebran una conferencia de prensa conjunta en la Sala este de la Casa Blanca en Washington, EE. UU., el 21 de diciembre de 2022. REUTERS/Kevin Lamarque - Foto: REUTERS

A Ucrania le dijo: “Vamos a estar con ustedes todo el tiempo que sea necesario”. Y sobre China aseguró: “No se equivoquen al respecto, como dejamos claro la semana pasada, si China amenaza nuestra soberanía, actuaremos para proteger a nuestro país”.

El presidente también se refirió a la última sentencia de la Corte Suprema sobre el aborto y advirtió que si en el Congreso se tramita una ley que lo prohíba, él la vetará.

Al final, Biden habló de la causa de su vida: la lucha contra el cáncer. Y narró la historia de una pareja con una niña de cuatro años que padece esa enfermedad.

“El Estado de la Unión es fuerte. La gente es fuerte”, dijo en medio de aplausos al cierre de su intervención. “Nunca he estado más optimista sobre el futuro de América”, dijo.