Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Luis Lacalle Pou se bajó de la Cumbre de las Américas tras dar positivo para coronavirus.
El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, aseguró que su jefe de seguridad, detenido este lunes,“no tiene antecedentes penales" y aseguró que "todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario”. - Foto: REUTERS/Henry Nicholls

mundo

Capturan al jefe de seguridad del presidente de uruguayo por presuntos vínculos con banda que ayudaba a rusos; estos son los detalles

Hacía parte de una investigación contra una banda que falsificaba pasaportes a rusos para que sus titulares accedieran a la ciudadanía uruguaya.

El jefe de la seguridad del presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, fue detenido por la Policía por solicitud de una fiscal, informó este lunes el propio mandatario, quien dijo desconocer las razones del arresto.

“Si ustedes se sorprendieron con la noticia, imagínense quien habla, cuando estos últimos cinco días estaba afuera con mis hijos y con la persona que ayer fue detenida”, dijo el mandatario al referirse a Alejandro Astesiano, quien lo acompañó en las vacaciones que el mandatario tomó la semana pasada.

Al regresar anoche a su residencia oficial, el director de Inteligencia informó a Lacalle Pou de la orden de arresto librada por una fiscal y se lo detuvo de inmediato.

“Desde ese momento está incomunicado”, señaló el presidente y aseguró que no tiene más detalles.

Así mismo, señaló que “ni yo pregunté, porque no debo, ni el director de Inteligencia me lo iba a decir, porque por su independencia debía cumplir con el mandato que tenía”.

Se conoció, sin embargo, que hacía parte de una investigación contra una banda que falsificaba pasaportes a rusos para que sus titulares accedieran a la ciudadanía uruguaya.

El detenido, según las pesquisas, actuaba como facilitador de documentos de personas ya fallecidas para falsificar pasaportes uruguayos, de acuerdo con la prensa. Hasta ahora se han detectado 20 casos de ciudadanos rusos con pasaportes uruguayos.

Según la prensa local, Astesiano ha sido indagado en múltiples ocasiones desde 2003 por hurto, estafa, apropiación indebida y daño.

Sin embargo, el mandatario recalcó que “no tiene antecedentes penales”. Consultado sobre si continuará en su cargo, respondió: “Todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario”.

“Una orden de detención no se libra porque sí, me imagino que la fiscal tiene indicios, no sé de qué involucramiento, lo desconozco. Veremos después de las próximas horas cuál es el dictamen primario que hace la fiscal. Obviamente que uno tomará las medidas, en consecuencia”, explicó.

El mandatario contó que conoció a Astesiano durante una campaña electoral en 1999, y que luego trabajó en campañas para su padre, el ex Luis Alberto Lacalle, y para su propio equipo en 2004, 2009 y 2014. Es su jefe de custodia desde 2019.

“Si hubiera tenido un indicio (de que haya cometido ilícitos) no le entrego lo más preciado que tengo, que es mi familia”, sostuvo, antes de aclarar que no quiere prejuzgar y que se siente mal por la situación. “Mi estado de ánimo obviamente no es el mejor”, añadió

Sin embargo, medios señalaron que en septiembre de 2021 la emisora Sarandí ya había informado que Astesiano contaba con más de 20 indagatorias por diversos delitos y, de acuerdo con una versión de la televisión TV Ciudad, actualmente se lo indaga por falsificar documentos “para la expedición de pasaportes rusos”.

Lacalle Pou destacó además el “profesionalismo” y la “independencia” tanto de la Fiscalía como de la Policía que entraron por la noche en la residencia presidencial a cumplir con una orden de detención.

Al ser cuestionado sobre cómo se siente en este momento tras la captura de su jefe de seguridad, el mandatario uruguayo señaló que “mal”: “Una cosa es lo que yo les comenté a ustedes y otra es una procesión interna. Si en este momento hay un ciudadano que está sometido a la justicia, ¿qué voy a hacer? ¿Prejuzgar? Sin perjuicio de eso, mi estado de ánimo no va a ser el mejor”.

Con información de AFP y Europa Press