mundo

Casos de covid-19 en EE. UU. aumentarían drásticamente en próximas semanas, anticipa experto

El Dr. Michael Osterholm advirtió a los espectadores de MSNBC que un fuerte aumento en las infecciones por coronavirus en las próximas tres o cuatro semanas podría significar “dificultades para mantener la vida cotidiana en funcionamiento”.


El Dr. Michael Osterholm es el director del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota y miembro de la Junta Asesora covid-19, que asesora al presidente Joe Biden en la toma de decisiones sobre la pandemia. El experto apareció en MSNBC el jueves por la mañana para discutir el fuerte aumento en los casos de coronavirus provocado por la variante ómicron en Estados Unidos y sobre las nuevas recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Entre dichas recomendaciones se cuentan acortar el tiempo recomendado para la cuarentena de personas asintomáticas después de una prueba positiva. La directora de los CDC, la Dra. Rochelle Wolensky, apareció en varios programas de televisión y fue presionada sobre si la decisión de recortar las pautas de cuarentena de diez a cinco días se basó en necesidades comerciales o científicas.

Por ejemplo, Willie Geist de MSNBC preguntó a su invitado: “¿Cuál es su opinión sobre el aislamiento de diez días a cinco? Es más de lo que la gente puede tolerar, según la Dr. Wolensky, y es de esperar que la gente vuelva al trabajo y a la escuela, tal vez para tranquilizar a algunas personas, pero, en su opinión, ¿se basa en la ciencia?“.

Varios comercios están cerrando en Estados Unidos por causa del incremento de contagios de covid-19
Preocupa que con la subida de casos por Covid-19, la vida diaria en los Estados Unidos se vea interrumpida. Foto: Getty Images - Foto: Getty Images / Michael Lee

Sobre las decisiones tomadas por el CDC, respondió el Dr. Osterholm. “En este momento tenemos una situación muy imperfecta que va a requerir algunas respuestas muy imperfectas”, dijo. “Durante las próximas tres o cuatro semanas, veremos que el número de casos en este país aumentará de manera tan drástica que tendremos dificultades para mantener la vida cotidiana en funcionamiento”.

Osterholm también declaró acerca de cómo puede terminar afectando la vida diaria y productiva en Estados Unidos el aumento drástico de casos por cuenta de la variante ómicron. “Ya lo estamos viendo en nuestros entornos de atención médica, donde podemos perder del 10 al 20 % de los trabajadores de la salud que no están disponibles para trabajar”, dijo.

“Estamos viendo eso en este momento en áreas de infraestructura crítica donde la gente no puede venir a trabajar”. El doctor usó como ejemplo los sistemas de tránsito del área de Nueva York, que se retrasaron a principios de esta semana debido a la escasez de personal causada por covid-19, provocando problemas para la administración de la ciudad.

Una persona mayor recibe una vacuna COVID-19 de un trabajador de la salud después de llegar en un autobús a un sitio de vacunación en el Estadio Anquan Boldin en Pahokee, Florida, Estados Unidos.
A pesar de la subida abrupta de casos en los Estados Unidos, los fallecimientos se mantienen estable. Foto: AP - Foto: AP

El Dr. Osterholm quiso hacer una reflexión acerca del cuidado que deben tener los ciudadanos estadounidenses frente al virus y al peligroso aumento por cuenta de la variante ómicron. “Le gustaría tener más tiempo para permitir que las personas eliminen el virus y no potencialmente lo transmitan”, agregó.

Finalmente, dijo que tiene que existir un equilibrio al respecto de las acciones contra la pandemia y la subsistencia del sistema de trabajo en Estados Unidos diariamente. “Al mismo tiempo, tenemos que tener gente que esté allí todos los días y que esté haciendo el trabajo. ¿Cómo puede proporcionar el entorno más seguro? Apoyo lo que están haciendo. Creo que no es perfecto. No será perfecto y lo que hemos venido ante nosotros en las próximas semanas difícilmente permitirá una respuesta perfecta“.

Estados Unidos actualmente vive una subida de casos de covid-19 que ha sido abrupta y ha preocupado a expertos, políticos y ciudadanos que ven que el país empieza a marcar registros históricos desde el inicio de la pandemia. Por ejemplo, ayer 29 de diciembre, el país tuvo 488.988 casos positivos, número récord desde que marzo del año pasado, se decretó la pandemia por parte de la OMS. Sin embargo, el número de muertes se mantiene más o menos bajo, comparado a los casos positivos, siendo alrededor de 3.000 diarias en promedio.