Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Foto de referencia sobre coronavirus
Guatemala estableció el regreso del uso obligatorio del tapabocas ante el aumento de casos de contagio. - Foto: Getty Images

guatemala

Covid en aumento y tapabocas de regreso: Guatemala establece su uso obligatorio

De acuerdo con el Ministerio de Salud de ese país, la medida aplicará tanto en ambientes cerrados como abiertos.

En medio de la creciente preocupación que ha resurgido en varios de los países del mundo por cuenta del aumento en los casos de coronavirus detectados en las últimas semanas, y en vista de la necesidad de reforzar las medidas que otrora se habían flexibilizado para dar paso a un regreso paulatino a la normalidad, esta semana las autoridades sanitarias de Guatemala anunciaron el regreso del uso obligatorio del tapabocas, una medida que genera opiniones encontradas por parte de la ciudadanía.

De acuerdo con el anuncio hecho por el Ministerio de Salud de Guatemala, más precisamente por su ministro, Francisco Coma, la disposición está próxima a entrar en vigor; no obstante, ha advertido que pese a no haberse emitido aún el decreto nacional, varios entes territoriales locales ya han venido avanzando en la puesta en marcha de la medida que regresa el uso obligatorio de la mascarilla.

Según precisó en rueda de prensa el ministro Coma, esta medida aplicará tanto para ambientes cerrados como abiertos, y no presentará excepciones para las ciudades que han registrado menores tasas de contagio, sino que, por el contrario, se considera una medida de alcance nacional, en momentos en que vuelve a ser perentoria la necesidad de reforzar las medidas para mitigar la expansión del virus.

La decisión, revelada el pasado jueves por el Ministerio de Salud de Guatemala, respondió a la evidencia del resurgimiento del coronavirus, lo cual se ha evidenciado en el repunte de los casos diarios detectados, y en decenas de casos de recontagio que se han reportado.

Esta medida significa un regreso, después de que en el pasado mes de abril, el Gobierno guatemalteco había dispuesto ‘una desescalada’ en las medidas restrictivas impuestas desde 2020 para mitigar la ola del virus.

En aquel entonces, el mes de abril, la medida estuvo sustentada en la evidencia que mostraba un significativo descenso en las cifras de contagios.

En dicha desescalada, el Gobierno de Guatemala había estimado que el uso de mascarillas sería solamente obligatorio en espacios abiertos, y cerrados, en aquellos municipios considerados en ‘alerta roja’ por el nivel de contagios, dando un espacio al abandono de la medida en ciudades que se consideraban en menor riesgo.

En ese mismo sentido, los municipios considerados en alerta naranja y amarilla, conservaban el uso del tapabocas también en espacios cerrados.

Sin embargo, esta nueva medida, o el retome de las estrategias de prevención, prevé que el uso de tapabocas será obligatorio tanto en las ciudades en alerta roja, como en las que, en el papel, revisten menores riesgos.

Según los datos revelados por las autoridades sanitarias guatemaltecas, al cierre de la presente semana, el número de casos conformados en Guatemala había llegado a 933.259, mientras que la pandemia había dejado hasta la fecha 18.666 muertes por covid-19.

El promedio actual de casos diarios identificados en Guatemala durante la última semana fue de más de 5.750 nuevos contagiados, y el pasado jueves la cifra mortal derivada del coronavirus mostraba el deceso de 18 nuevas víctimas del virus.

Por su parte, en Colombia, esta semana el Ministerio de Salud, en cabeza del ministro Fernando Ruiz, confirmó que el país entró en una nueva ola de la enfermedad, advirtiendo que en la última semana el país reportó 23.667 casos nuevos del virus y 132 muertes relacionadas con la enfermedad.

En ese sentido, si bien no se ha establecido el regreso al uso obligatorio del tapabocas, las entidades de salud en diferentes ciudades han comenzado a sugerir el regreso de este elemento de protección, mientras que, desde el Gobierno nacional, el llamado es a que las personas puedan acudir a terminar su esquema básico de vacunación y a recibir los correspondientes refuerzos aprobados en los diferentes grupos etarios.