mundo

El último conflicto con Israel revela la magnitud del sufrimiento en Gaza

La Franja de Gaza es un territorio de 365 kilómetros cuadrados que está bajo control israelí desde 1967, junto con los otros territorios palestinos de Cisjordania y Jerusalén Este.


Israel lanzó múltiples ataques aéreos sobre Gaza el 5 de agosto, en otro estallido de guerra abierta con la milicia palestina. Los últimos ataques se producen poco más de un año después de que cientos de personas murieran en un intenso periodo de conflicto en el territorio.

Israel anunció que sus ataques con misiles tenían como objetivo a los líderes militares de las Brigadas al-Quds, el ala militar de la organización militante Yihad Islámica en Gaza. Israel alegó que las fuerzas de la Yihad Islámica estaban realizando “movimientos amenazantes” cerca de la frontera israelí.

Los ataques mataron a dos dirigentes clave de la Yihad Islámica en Gaza y dañaron gravemente su capacidad militar. La Yihad Islámica palestina respondió lanzando cientos de cohetes contra Israel. Las Fuerzas de Defensa de Israel informaron que su sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro estaba funcionando con un 97 % de éxito en la interceptación de cohetes lanzados desde Gaza. Ningún israelí había muerto o resultado gravemente herido.

Una mujer palestina revisa los daños mientras camina entre los escombros frente a su casa en la ciudad de Gaza a principios del 8 de agosto de 2022, luego de un alto el fuego entre Israel y los militantes palestinos (Foto de Mahmud JAMONES / AFP)
Una mujer palestina revisa los daños mientras camina entre los escombros frente a su casa en la ciudad de Gaza a principios del 8 de agosto de 2022, luego de un alto el fuego entre Israel y los militantes palestinos (Foto de Mahmud JAMONES / AFP) - Foto: AFP

Sin embargo, los últimos tres días de intenso conflicto se han cobrado un elevado número de víctimas civiles en Gaza. El Ministerio de Sanidad palestino ha informado de al menos 44 muertos y más de 350 civiles heridos. Al parecer, entre los muertos hay 15 niños, entre ellos cinco fallecidos en un ataque con misiles cuando visitaban la tumba de su abuelo.

Se ha iniciado un alto el fuego entre Israel y la Yihad Islámica con la mediación de Egipto, pero es demasiado pronto para decir si esta tregua se mantendrá o por cuánto tiempo. La autoridad palestina que gobierna en Gaza es Hamás, que fue elegida en 2006. Hamás no reconoce la legitimidad del Estado israelí y pretende liberar Palestina mediante la resistencia armada. Sin embargo, no ha participado en el último estallido de la guerra.

Bloqueo y crisis humanitaria

La Franja de Gaza es un territorio de 365 kilómetros cuadrados que está bajo control israelí desde 1967, junto con los otros territorios palestinos de Cisjordania y Jerusalén Este. Más de dos millones de palestinos viven en este territorio densamente poblado. Casi el 80 % depende de la ayuda para sobrevivir. Gaza ha estado bajo bloqueo durante 15 años. Israel controla su espacio aéreo y sus aguas territoriales, así como dos de los tres pasos fronterizos (Egipto controla el tercero). A menudo se hace referencia a Gaza como “la mayor prisión al aire libre del mundo”.

Las organizaciones humanitarias culpan al bloqueo de la extrema crisis humanitaria en Gaza. Las estadísticas cuentan una historia nefasta de la vida en Gaza en la actualidad:

  • Alrededor de dos tercios de la población palestina de Gaza son refugiados, con más de 500 000 personas viviendo en ocho campos de refugiados en toda la Franja de Gaza, en una de las mayores densidades de población del mundo.
  • El 97 % del agua de Gaza no es potable, y el agua contaminada está envenenando a la gente.
  • La población de Gaza recibe una media diaria de 12 horas de suministro eléctrico y está sometida a cortes de electricidad continuos.
  • Los servicios sanitarios de Gaza se encuentran en una crisis perpetua, sin energía, equipos vitales, personal y medicamentos esenciales.
  • El 39 % de los pacientes que necesitaban atención especializada en Cisjordania o Israel vieron denegada o retrasada su salida de Gaza por parte de Israel este año.
  • La tasa de desempleo es del 46,6 %, y de más del 62 % para los jóvenes.
  • Cuatro de cada cinco niños de Gaza informan que viven con miedo, dolor y depresión, que a menudo se manifiestan en autolesiones.
  • Decenas de miles de personas están desplazadas dentro de Gaza debido a los bombardeos y la ruina de sus hogares.

¿Algún atisbo de solución en el horizonte?

La relatora especial de la ONU sobre los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados, Francesca Albanese, ha calificado los últimos ataques israelíes en el territorio de ilegales e irresponsables.

Los dolientes palestinos llevan el cuerpo de Ibrabim Abu Salah, de 45 años de edad, durante su funeral en Beit Hanoun, en el norte de la Franja de Gaza, el 10 de agosto de 2022 después de que una tregua detuviera el conflicto mortal entre el ejército israelí y los militantes de la Yihad Islámica en el enclave costero palestino de Gaza. . (Foto de Mahmud JAMONES / AFP)
Los dolientes palestinos llevan el cuerpo de Ibrabim Abu Salah, de 45 años de edad, durante su funeral en Beit Hanoun, en el norte de la Franja de Gaza, el 10 de agosto de 2022 después de que una tregua detuviera el conflicto mortal entre el ejército israelí y los militantes de la Yihad Islámica en el enclave costero palestino de Gaza. . (Foto de Mahmud JAMONES / AFP) - Foto: AFP

Su predecesor, S. Michael Lynk, concluyó a principios de este año que la ocupación israelí de Palestina constituye un apartheid. Lynk acusó a la comunidad internacional de no pedir cuentas a Israel por haber infringido normas internacionales fundamentales durante sus 55 años de ocupación:

“Durante más de 40 años, el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU han declarado en cientos de resoluciones que la anexión por parte de Israel de los territorios ocupados es ilegal, que la construcción de cientos de asentamientos judíos es ilegal y que la negación de la autodeterminación de los palestinos infringe el derecho internacional. El Consejo y la Asamblea han criticado repetidamente a Israel por desafiar sus resoluciones. Han amenazado con consecuencias. Pero nunca se han exigido responsabilidades. Si la comunidad internacional hubiera actuado realmente sobre sus resoluciones hace 40 o 30 años, hoy no estaríamos hablando de apartheid”.

No hay ninguna señal de que el más reciente estallido de guerra haya alterado o vaya a alterar el statu quo. Ningún proceso de paz está funcionando para encontrar soluciones duraderas al conflicto. Los últimos años no muestran ninguna tendencia que se aleje del conflicto perpetuo y del afianzamiento de posiciones enfrentadas para una solución de dos estados para Palestina e Israel. Para la población de Gaza, el estancamiento se hace cada día más insostenible.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en The Conversation

Por: Amy Maguire

Associate Professor in Human Rights and International Law, University of Newcastle

The Conversation