- Foto:

salud

Trump pidió evitar el pánico, tras primera muerte por coronavirus en EE.UU.

Era un hombre mayor de 50 que no había estado en zonas del brote y aparentemente no había tenido relación con personas que sí. Hay más de 60 estadounidenses reportados como infectados. Podrían restringir viajes a México.

Una persona murió en el estado de Washington tras haber sido contagiado con el nuevo coronavirus, dijo el sábado 29 de febrero un portavoz del departamento de salud de ese estado. Este se convierte en el primer fallecimiento en Estados Unidos ligado a la epidemia.

El presidente Donald Trump se refirió al caso en una rueda de prensa y dijo que se trataba de una "mujer maravillosa, paciente de alto riesgo, mayor de 50 años". Sin embargo, luego se supo que Trump había recibido información errada.

En realidad era un hombre de entre 50 y 60 años, que presentaba factores de riesgo y al parecer no había viajado ni tenido contacto con un caso de covid-19 conocido, indicaron funcionarios de salud del estado de Washington en una conferencia de prensa.

Una vocera del Centro Médico EvergreenHealth, Kayse Dahl, dijo que la persona murió en las instalaciones médicas en Kirkland, un suburbio de Seattle.

El gobernador de Washington, Jay Inslee, declaró el sábado el estado de emergencia después de este primer deceso reportado en Estados Unidos. La situación es preocupante, especialmente, porque más de 50 personas en un hogar para adultos mayores se encuentran enfermas y están siendo sometidas a pruebas por el virus.

Inslee instruyó a las agencias estatales para que usen “todos los recursos necesarios” para prepararse y responder al brote del nuevo coronavirus. La declaratoria también autoriza el uso de la Guardia Nacional de Washington en caso de ser necesario.

“Seguiremos trabajando hacia un día en que nadie muera a causa de este virus", prometió el gobernador.

Funcionarios de salud de California, Oregon y el estado de Washington se mostraron preocupados por la propagación del nuevo coronavirus en las comunidades de la costa oeste del Estados Unidos debido a que el número de infectados aumenta pese a que éstos no han visitado una zona de brote y aparentemente tampoco han tenido contacto con alguien que haya estado en una de esas zonas.

Un caso preocupante

El doctor Frank Riedo, director médico del Control de Infecciones en Evergreen, en el estado de Washington, señaló que los hospitales de la localidad están recibiendo a personas con síntomas graves de coronavirus, pero es probable que haya más casos en la comunidad. “Esta es la punta del iceberg”, aseveró.

Los funcionarios de salud reportaron dos casos del covid-19 vinculados con un hogar para adultos mayores en el mismo suburbio, Life Care Center de Kirkland. Se trata de una trabajadora del lugar de más de 40 años que se encuentra en condiciones satisfactorias de salud en un hospital y de una mujer mayor a los 70 años que vive en el centro de atención y que fue hospitalizada en estado grave. Ninguna de las dos había viajado al extranjero.

“Además, cerca de 50 individuos relacionados con Life Care fueron reportados enfermos con síntomas respiratorios u hospitalizados con neumonía u otras condiciones respiratorias de causa desconocida y están siendo sometidos a pruebas por el covid-19”, de acuerdo con funcionarios de Seattle y el condado King. “Se espera que haya más casos positivos”.

Amy Reynolds, del departamento de salud del estado de Washington, indicó en una breve entrevista telefónica que “estamos lidiando con una situación de emergencia en desarrollo”.

Los residentes y empleados están siendo monitoreados y aquellos que presenten síntomas o que potencialmente hayan estado expuestos fueron puestos en cuarentena. Las instalaciones han prohibido el ingreso de familias, voluntarios y vendedores como medida de precaución, añadió Basham.

El creciente número de casos en California, el estado de Washington y Oregon confunde a las autoridades dado que las personas contagiadas no habían viajado al extranjero en fechas recientes ni tuvieron contacto cercano con un viajero o una persona infectada.

Estados Unidos reporta cerca de 60 casos confirmados. 

"Nuestro país está preparado para cualquier circunstancia", subrayó Trump, llamando a los "medios, los políticos y todos los involucrados a no hacer nada que incite el pánico".

El mandatario y otros funcionarios también anunciaron un endurecimiento de las restricciones ya existentes a las personas que viajan desde Irán, donde se han registrado más de 40 muertes ligadas al nuevo coronavirus, y urgieron a además a los estadounidenses a abstenerse de viajar a las regiones de Italia y Corea del Sur afectadas por la epidemia. 

El vicepresidente Mike Pence, nombrado por Trump al frente de los esfuerzos para combatir el virus, dijo que una restricción, que ya regía sobre ciudadanos iraníes, incluye ahora a cualquier persona que haya permanecido en Irán durante los últimos 14 días.

Trump dijo además que está "evaluando" aplicar restricciones de viaje a la frontera con México por el coronavirus. "Esperamos que no tengamos que hacer eso", añadió.

El mandatario estadounidense anunció que se reunirá con dirigentes del sector farmacéutico en la Casa Blanca el lunes para discutir tratamientos y esfuerzos para desarrollar una vacuna contra el nuevo virus.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, más de 60 personas están infectadas con el virus en Estados Unidos, en su mayoría pasajeros del crucero Diamond Princess.