rusia

Guerra en Ucrania: según ex agente de la KGB, Putin sufre de demencia y altos niveles de paranoia

El exfuncionario de la inteligencia rusa también confirmó que, dentro de los padecimientos que aquejan al líder ruso está su deterioro del sistema nervioso, que ha derivado en un incipiente párkinson.


La salud mental y física del líder ruso, Vladimir Putin, al parecer está en deterioro, según los rumores y análisis recogidos por distintos medios de comunicación, basados en los más recientes videos divulgados por el Kremlin. Ahora, un testimonio de un exagente de la KGB, entregado en exclusiva al diario británico The Sun, lo corrobora.

Según el exagente ruso Boris Karpichkov, la situación de Putin está llegando a considerables niveles de deterioro, no obstante, es una información que el Gobierno, y en especial, el gobernante, intentan mantener oculta, privando de ella incluso a su círculo cercano, con el objeto de mantener la histórica imagen de hombre fuerte que ha proyectado el presidente, y que le conviene mantener, más aún, en medio del actual contexto internacional.

Según el exagente, más allá de los quebrantos de salud que ha comenzado a padecer el líder ruso, y que se comienzan a evidenciar en su sistema nervioso, y en los rumores del padecimiento de un cáncer, su salud mental tampoco estaría bien, pues estaría padeciendo de un importante grado de paranoia, que lo ha llevado a percibir a varias de las personas de su entorno como “traidores”, situación que también estaría determinando sus patrones de comportamiento.

Adicional a lo anterior, y como resultado de varios escenarios de su vida, según el exagente ruso, Putin podría estar padeciendo de niveles iniciales de enfermedades relacionadas con el deterioro cerebral, más precisamente de patologías relacionadas con estados primarios de demencia.

Según las declaraciones recogidas por The Sun, el líder del Kremlin está tan obsesionado con sus ideas paranoicas que ahora se le puede comparar con el tirano de Stalin”.

En cuanto al origen de dichas patologías, y sin ser médico, el exagente de la KGB, se atrevió a avizorar que las actuales condiciones que padece Putin, podrían estar derivadas del deterioro físico natural derivado de la vida que ha llevado el líder ruso, y a las secuelas derivadas de múltiples escenarios y lesiones ocurridas en años de juventud, cuando Putin era físicamente muy activo, y donde practicaba varias disciplinas relacionadas con el combate.

Pese a los señalamientos de una incipiente demencia, el exagente de la KGB también exaltó la buena memoria que ha caracterizado siempre a Putin, que incluso lo lleva a recordar detalles muy puntuales de escenarios, personas y conversaciones.

No obstante, los más recientes videos dados a conocer sobre el líder, que se encuentra próximo a cumplir 70 años, muestran que algo no está bien en su salud, pues se le nota agotado, con una postura menos imponente, e incluso más pausado y ahogado.

“El presidente pareció esforzarse por recuperar el aliento y se detuvo varias veces durante el discurso a los políticos, tropezando con sus palabras y luciendo exhausto”, detalla The Sun sobre una reciente intervención de Putin, en la que envió un mensaje a occidente, amenazando con el uso de armas nucleares.

En el artículo de The Sun se hace alusión también a lo evidenciado en un video publicado por el mismo Kremlin, en el que se ve a Putin en diálogo con su ministro de Defensa, Sergey Shoigu, luego de que analistas de lenguaje corporal señalaron la existencia de algunos rasgos que denotaban los intentos de Putin por ocultar el aparente padecimiento de enfermedades neurológicas como párkinson, pues intentaba mantener quieta su mano, tomando torpemente una de las mesas dispuestas en el lugar, situación que también se evidenciaba en el movimiento de uno de sus pies.

Otro de los videos que se ha convertido en foco de análisis es uno en el que se le ve en un encuentro con su homólogo y aliado, Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia, en un momento en que se evidenciaría debilidad de Putin, y algunas complicaciones para movilizarse.

En cuanto a un video grabado el pasado domingo, durante un oficio religioso, según The Sun, existirían comportamientos y gestos, como morderse el labio inconscientemente, que denotarían el padecimiento de una enfermedad terminal.

Otras publicaciones reveladas recientemente también hablarían de visitas recientes y clandestinas de Putin, a un especialista oncólogo, lo que aviva los rumores sobre el padecimiento de un cáncer.

Sobre esta situación, una reciente publicación del diario Daily Mail afirmaría que el presidente ruso deberá ser sometido a una operación para retirarle un tumor, acusando que el líder “padece un cáncer abdominal y la enfermedad de Parkinson hace 18 meses”.

Incluso, en aquella publicación, se revela que el líder ruso ya tendría definido su reemplazo temporal, cargo para el que podría designar a Nikolai Patrushev, jefe del Consejo de Seguridad de Rusia y un exjefe del Servicio Federal de Seguridad de línea dura.