mundo

Italia implementó la vacunación obligatoria contra la covid-19 a una población específica

Los empleados mayores de 50 años deberán vacunarse de manera obligatoria.


Este martes 15 de febrero, en Italia, entró en vigor la normativa que obliga a los trabajadores mayores de 50 años a presentar su certificado sanitario reforzado que se obtiene al haberse aplicado las tres dosis de la vacuna contra la covid-19 o cuando la persona está recuperada del todo de la enfermedad.

Las personas mayores de 50 años que sean sorprendidas sin el conocido pase verde podrán enfrentarse a una multa de entre 600 y 1.500 euros y también serán sancionados los dueños de las empresas donde laboran, con entre 400 y 1.000 euros. Los adultos que no presenten esta documentación podrán enfrentarse a tener que abandonar sus trabajos y se asumirá como una ausencia injustificada.

Es importante mencionar que a partir del primero de febrero esta población debe presentar el certificado sanitario para ingresar a supermercados o establecimientos de ocio.

Pese a la medida, algunos días atrás (11 de febrero) la nación aprobó eliminar el uso de mascarilla al aire libre y autorizó la reapertura de las discotecas. “Me parece bien, siempre que sea bueno para el turismo y que tengamos cuidado, aunque no la llevemos puesta”, sostiene en Roma el turista español José Ignacio Santiago a la AFPTV.

(AP Photo/Luca Bruno)
Italia permitirá que las personas estén sin mascarilla cuando estén en espacios al aire libre. (AP Photo/Luca Bruno). - Foto: AP

El turista agregó que es importante conocer en qué espacios se va a estar, es decir, si se sabe que se va a ir a un lugar donde están muchas personas José sugiere que es mejor ponérsela. “Hay que cuidar la cercanía, el contacto, todavía puede ser un poco precipitado. Yo recomiendo que, aunque no hay que llevarla puesta, llevarla en el bolsillo, por si acaso, y por si vamos a estar cerca de otras personas”.

La medida, firmada por el ministro de Salud, Roberto Speranza, establece el fin de la obligatoriedad de las mascarillas al aire libre, después de haberla introducido durante el período navideño por el aumento de casos. El uso de la mascarilla en lugares cerrados sigue siendo obligatorio hasta el 31 de marzo.

Las personas que deseen ingresar a la discoteca deberán presentar su certificado de vacunación al día y el aforo de los establecimientos quedará limitado al 75 % al aire libre y al 50 % en el interior.

Otras noticias de Italia

Asociaciones de víctimas de agresiones sexuales por parte del clero en Italia lanzaron el martes una campaña para pedir una investigación independiente sobre los abusos contra menores, cometidos por religiosos a pocos kilómetros del Vaticano.

Para las asociaciones de víctimas en Italia, el tema sigue siendo tabú, por lo que piden más voluntad por parte de la Iglesia italiana para sacar a la luz décadas de abusos y sufrimientos. Nueve organizaciones se han unido en la campaña llamada “Más allá del silencio” para pedir una comisión que investigue los casos, tal como ocurrió en Francia y Alemania.

“El Gobierno debe actuar, debe aprovechar el impulso creado por las investigaciones imparciales en otros países”, comentó a la AFP Francesco Zanardi, fundador de una de las principales asociaciones de víctimas, Rete l’Abuso (Red el Abuso).

“Si Italia no lo hace ahora, me temo que nunca lo hará”, reconoció Zanardi, quien sufrió abusos por parte de un sacerdote cuando era adolescente.

Imagen de referencia de un participante de la iglesia católica.
Imagen de referencia de un participante de la Iglesia católica. - Foto: Getty Images

“No se hizo nada”

Para Cristina Balestrini, que creó un grupo de apoyo a familias tras la agresión de un sacerdote a su hijo, lo importante para las víctimas es “asegurarse que esto no se reproduzca nunca más”. Y más teniendo en cuenta que muchas de ellas no sobreviven, asegura a la AFP. “Muchos se suicidan y nadie lo sabe”.

“Soy hijo de una cura pedófilo”, dijo Erik Zattoni, de 40 años, durante una rueda de prensa el martes. “Mi madre fue violada a los 14 años”, pero cuando su familia denunció el crimen fue expulsada de la casa, que pertenecía a la Iglesia, explicó.

Investigaciones realizadas en Estados Unidos, Europa y Australia han revelado la magnitud del fenómeno, así como la cultura del encubrimiento que ha reinado por décadas. Según Rete L’Abuso, más de 300 sacerdotes han sido acusados o condenados por abuso sexual en Italia en los últimos 15 años, sobre el total de 50.000 sacerdotes de toda la península.