Home

Mundo

Artículo

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. (AP Photo/Eraldo Peres)
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. (AP Photo/Eraldo Peres) - Foto: AP

brasil

Jair Bolsonaro es trasladado a Sao Paulo y se estudiará una posible “cirugía de emergencia”

El mandatario había sido internado en un centro médico de Brasilia tras presentar fuertes dolores abdominales.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha sido trasladado a Sao Paulo en la tarde de este miércoles luego de que se le detectara una “obstrucción intestinal”; se le realizarán “pruebas complementarias” para determinar si es necesaria una “cirugía de emergencia”, según ha indicado el Gobierno en un comunicado.

El anuncio se produce horas después de conocerse que el mandatario había ingresado al Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia, la capital del país, tras sufrir dolores abdominales.

Así, Bolsonaro ha tenido que cancelar sus reuniones y compromisos previstos para esta jornada. Tal y como ha indicado la cadena de televisión Globo, se ha sometido a una serie de pruebas que aún no han sido especificadas.

La información divulgada en la mañana señalaba que el primer mandatario permanecería en observación durante un periodo entre 24 y 48 horas, pues pese al diagnóstico se encontraba “animado”. En un breve comunicado del Palacio de Planalto, las autoridades han matizado que dicha observación podría producirse fuera del centro hospitalario, una decisión que se tomará teniendo en cuenta su evolución, informó Europa Press.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente de Brasil agradeció a los ciudadanos que han manifestado apoyo en sus mensajes y preocupación por su estado de salud.

“Gracias a todos por su apoyo y oraciones. Esto es lo que nos motiva a avanzar y enfrentar todo lo que sea necesario para sacar al país de las garras de la corrupción, la reversión de valores, el crimen organizado y para garantizar y proteger la libertad de nuestro pueblo”, escribió.

Además, señaló que los problemas que están presentando está ligados al intento de asesinato del que fue víctima en 2018. “Un desafío más, consecuencia del intento de asesinato promovido por un exmiembro del PSOL, brazo izquierdo del PT, para evitar la victoria de millones de brasileños que querían cambios para Brasil. Un ataque cruel no solo contra mí, sino contra nuestra democracia”, dijo Bolsonaro.

En esta línea, el doctor Antonio Macedo, que fue el encargado de las cirugías a las que se sometió Bolsonaro tras su apuñalamiento en 2018, se ha desplazado hasta Brasilia para evaluar la situación del mandatario.

Por su parte, el jefe de gabinete de la Presidencia, Luiz Ramos, ha indicado a través de un mensaje en su cuenta de Twitter que Bolsonaro se encuentra bien de salud.

“Gracias a Dios nuestro presidente está bien. Solo estará bajo observación después de algunas pruebas. Agradezco el afecto de los brasileños y me uno a ellos en sus frecuentes oraciones por Jair Bolsonaro. ¡Adelante, presidente! ¡Nuestro Brasil realmente necesita su coraje y liderazgo!”, expresó.

Estaba previsto que Bolsonaro se reuniera con los presidentes del Senado, Rodrigo Pacheco, y de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, así como el del Tribunal Supremo, Luiz Fux. En su agenda también figuraba una reunión del grupo especial de trabajo para hacerle frente a la pandemia.

Desde la semana pasada, Bolsonaro venía quejándose públicamente de un hipo persistente, después de someterse a un tratamiento de implante dental. “Gente, estoy sin voz. Si empiezo a hablar mucho, vuelve la crisis de hipo... ya volvió”, afirmó el martes, con aspecto cansado, ante un grupo de simpatizantes frente al palacio de Alvorada, su residencia oficial en Brasilia.

De confirmarse la necesidad de una cirugía, se trataría de la séptima a la que se somete el mandatario desde que fue apuñalado.

El autor del atentado, un exafiliado del Partido Socialismo y Libertad (PSOL, izquierda), una disidencia del Partido de los Trabajadores (PT), fue diagnosticado con trastorno delirante -un tipo de psicosis- y declarado inimputable por la justicia. Hoy está recluido en la unidad psiquiátrica de una cárcel de máxima seguridad.

*Con información de la AFP y Europa Press.