Tendencias
Jefe de Hezbolá podría estar temiendo ser el próximo blanco de Israel - Foto: .

mundo

Jefe de Hezbolá teme ser el próximo blanco de los ataques de Estados Unidos e Israel

El asesinato del científico Mohsen Fakhrizadeh ha generado un escenario lleno de incertidumbre y temor por lo que podría avecinarse para ambas naciones.

Mohsen Fakhrizadeh, el científico de 59 años considerado por funcionarios israelíes como jefe del sector militar del programa nuclear iraní -lo que Irán niega-, fue asesinado el pasado viernes cuando viajaba en su automóvil, cerca de Teherán, según autoridades locales. Irán, que acusó explícitamente a Israel de ser responsable del ataque, amenazó al país con vengarse del ataque.

En medio de la consternación que ha generado este crimen, medios israelíes han señalado este domingo que Hassan Nasrallah, líder del Hezbolá (considerada una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea), teme ser parte de la lista de blancos de los Estados Unidos e Israel, teniendo en cuenta que esta no es la primera vez que, presuntamente, sería amenazado.

De hecho, funcionarios locales han sostenido que el líder permanece casi que escondido, con el fin de garantizar su seguridad, y se limita a aparecer en ocasiones especiales, de acuerdo con el diario The Times of Israel.

Tanto las ONU como la Unión Europea han manifestado que este ataque avivó las tensiones en la región. El asesinato de Fakhrizadeh fue perpetrado inmediatamente después de una gira por Oriente Medio del secretario de Estado Mike Pompeo, en momentos en que Estados Unidos se prepara para el traspaso de la presidencia de Donald Trump a Joe Biden, quien anunció su intención de reanudar el diálogo con Teherán.

La ONU instó “a la contención y a la necesidad de evitar cualquier acción que pueda llevar a una escalada de las tensiones en la región”, indicó el sábado su portavoz. “Condenamos cualquier asesinato o ejecución extrajudicial”, agregó.

Mohsen Fakhrizadeh, an Iranian scientist linked to the country's disbanded military nuclear program
Irán, que acusó explícitamente a Israel de ser responsable del ataque, amenazó al país con vengarse de este. - Foto: AP

Así, mientras se siguen conociendo distintas reacciones tras el crimen del científico, muchos creen que Israel, que no ha reaccionado a las acusaciones de Irán, al parecer, se prepara desde ya para una posible “venganza” de parte de Irán y se rumora que incrementó la vigilancia en sus embajadas.

El ministro de energía de Israel, Yuval Steinitz, señaló en una emisora pública que “el asesinato en Irán, quienquiera que lo haya hecho, no solo sirve a Israel, sino a toda la región y al mundo”.

Por otro lado, un funcionario israelí elogió el crimen contra Mohsen Fakhrizadeh y aseveró que “las actividades de Fakhrizadeh tenían que detenerse. “El mundo es un lugar más seguro sin él”, dijo.

El guía supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, pidió que se “castigue” a quienes están detrás de este crimen y se siga adelante con “el esfuerzo científico y técnico de este mártir en todos los ámbitos en los que estaba trabajando”.

“La nación iraní es demasiado inteligente como para caer en la trampa de la conspiración de los sionistas. Están pensando en crear el caos, pero deberían saber que hemos visto sus intenciones y no tendrán éxito”, dijo Hassan Rohani, el actual presidente de Irán, en un discurso transmitido por televisión.

El mandatario se comprometió también a que la muerte del experto “no perturbe” los avances científicos del país y consideró que el asesinato se debía a la “incapacidad” de los enemigos de Irán de impedir su desarrollo. “Este acto criminal no quedará sin consecuencias”, agregó.

*Con datos de AFP