Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/22/2001 12:00:00 AM

“Las hordas seguían órdenes”

SEMANA entrevistó a Miguel H. Otero, director de ‘El Nacional’, de Caracas, atacado la semana pasada.

“Las hordas seguían órdenes” “Las hordas seguían órdenes”
En su anunciado “año de la consolidación de la revolución” el presidente venezolano, Hugo Chávez, comenzó 2002 radicalizando sus ataques a todos los sectores que se le oponen y rechazan su proceso. Sus reiteradas amenazas públicas han pasado al terreno de la acción, especialmente contra los que un día lo apoyaron y hoy le critican, como es el caso del diario El Nacional. El lunes 7 de enero ese periódico fue objeto de agresión y secuestro por parte de grupos ‘chavistas’ que habían sido incitados el día anterior por el mandatario en su programa radial Aló Presidente. SEMANA entrevistó a Miguel Henrique Otero, director de El Nacional. SEMANA: ¿Es un pase de factura del gobierno? Miguel Henrique Otero: En los tres años de su gestión hubo un período en que nosotros éramos los menos antichavistas porque defendíamos el proceso cuando Chávez tenía el 80 por ciento de popularidad y creíamos que iba a impulsar los cambios. SEMANA: ¿Cuándo se trancó el juego? M.H.O.: Al año y medio de su gestión se quedó atascado. El tiene algo contra los medios porque no soporta que lo critiquen ni publican lo que él quiere que se publique. SEMANA: ¿Cuándo ‘El Nacional’ empieza a ser crítico? M.H.O.: Hacíamos crítica y también informábamos sobre lo positivo pero hace un año exacto publicamos un artículo sobre la primera dama, Marisabel de Chávez, y partir de ahí el mandatario lanzó un ataque despiadado y absurdo contra el diario. SEMANA: ¿También contra otros medios? M.H.O.: Sí, él ya estaba fuerte contra El Universal y la televisora Globovisión, pero este año comenzó con nosotros porque en el país empiezan a producirse cosas. El se indigna por lo que publicamos. El detonante fue el larguísimo viaje que hizo en octubre pasado que nuestro editorial calificó de perdedera de tiempo. Su popularidad baja y el país se siente engañado porque no está cumpliendo sus promesas electorales y la paga con El Nacional. SEMANA: ¿Se arrepiente por su anterior apoyo y ahora su abierta oposición? M.H.O.: Admito que me equivoqué porque al principio Chávez estaba haciendo un planteamiento correcto. No pude prever que el hombre no estaba capacitado para gobernar ni construir. No es posible que él haya perdido la sagrada oportunidad de oro que nadie la ha tenido antes en Venezuela. SEMANA: ¿Después de los ataques de los chavistas radicalizará su línea editorial? M.H.O.: No. El medio que mejor cubrió su ‘Aló Presidente’ del domingo fuimos nosotros. SEMANA: ¿A quién acusa de estar fomentando los ataques contra la prensa? M.H.O.: A Chávez, porque dijo que había que darle palo y palo a los medios; y al alcalde caraqueño Freddy Bernal, que es su instrumento, el que ejecuta los ataques fascistas con sus empleados. SEMANA: ¿Es cierto que ‘El Nacional’ es el primero de un plan de ataque contra los medios como denuncia el alcalde metropolitano Alfredo Peña? M.H.O.: Sí. Es un equipo montado desde el gobierno. Después de nosotros a las 10 de la noche del lunes 7 las turbas tenían órdenes de asaltar también a la televisora Globovisión. SEMANA: ¿Desembocarán los ataques contra los medios en una guerra civil y baño de sangre como dice Peña? M.H.O.: No lo sé. Pero sí observamos que las hordas chavistas utilizan tácticas fascistas, como las bandas de choque de los sandinistas, sin llegar todavía a los niveles de los grupos de Mussolini y de Hitler con la diferencia de que Chávez no tiene pueblo ni policía ni las fuerzas armadas a su lado. SEMANA: ¿Tras la solidaridad internacional que su diario recibió cree que Chávez dará una tregua? M.H.O.: Chávez se asustó con la solidaridad internacional que recibimos. Tiene miedo a la reacción internacional de que se rompa el hilo constitucional en el país. Hacemos un llamado a la unidad democrática y a las protestas por una salida pacífica y democrática y nunca por la vía golpista.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com