mundo

Miembros del gabinete de Johnson intentan convencerlo para que renuncie

El primer ministro destituyó al ministro de Vivienda, Comunidades y Gobierno Local por deslealtad, según medios.


Un grupo de altos funcionarios del gabinete del primer ministro británico, Boris Johnson, acudió este miércoles a Downing Street para hacerle ver la necesidad de que renuncie al cargo en medio de la crisis de gobierno, iniciada el martes tras la dimisión de dos ministros y varios subalternos.

Según la radiotelevisión británica BBC, entre el grupo de funcionarios se encuentra el recién nombrado ministro de Finanzas, Nadhim Zahawi, quien asumió el cargo tras la dimisión de Rishi Sunak el martes; la ministra del Interior, Priti Patel, o el secretario de Estado de Transportes, Grant Shapps.

Por otro lado, se estima que otro grupo de funcionarios afines a Johnson se desplazaron también hasta la residencia oficial y oficina del primer ministro para trasladarle su apoyo, entre los que se encontraría la secretaria de Cultura, Nadine Dorries, o el ministro de Oportunidades para el Brexit, Jacob Rees-Mogg.

De hecho, Dorries lanzó más tarde un mensaje en sus redes sociales en el que aseguró que la “prioridad” de Johnson es la de “estabilizar el Gobierno”, a la par que “fijar una dirección clara para el país y seguir cumpliendo las promesas que hizo y por las que votó el público británico”.

En medio de esta crisis, donde hasta el momento todo habían sido renuncias, el primer ministro destituyó de su cargo al ministro de Vivienda, Comunidades y Gobierno Local, Michael Gove, argumentando la deslealtad del funcionario al pedir la salida de Johnson.

“No puedes tener una serpiente que no quiere estar contigo en ninguno de los grandes argumentos y luego alegremente le dice a la prensa que el líder tiene que irse”, indicó una fuente cercana de Downing Street a la cadena BBC.

Las dimisiones siguieron este miércoles en el Gobierno de Reino Unido, con varias salidas que amplían aún más la presión sobre el primer ministro Johnson a cuenta de los cambios de versión sobre el polémico nombramiento de un alto cargo del grupo conservador en la Cámara de los Comunes.

Las renuncias del martes de los ministros de Finanzas, Rishi Sunak, y de Sanidad, Sajid Javid, por la pérdida de la confianza en el primer ministro suponen el golpe político más duro hasta la fecha contra Johnson, que hace un mes ya sorteó a duras penas una moción de censura impulsada por sus propios compañeros.

A Sunak y Javid se sumaron en las últimas horas otros altos cargos del Ejecutivo ya son cerca de 40 que también cuestionan al primer ministro, y este miércoles hicieron pública su salida los secretarios de Estado de Infancia y Familia, Will Quince; el de Educación, Robin Walker, o el de Economía, John Glen.

(ARCHIVOS) En esta foto de archivo tomada el 12 de mayo de 2022, el primer ministro británico, Boris Johnson (izquierda), la secretaria de Comercio Internacional de Gran Bretaña, Anne-Marie Trevelyan (centro), y el secretario de Vivienda de Gran Bretaña, Michael Gove, hablan con líderes empresariales locales después de una reunión del gabinete en un cerámica en Stoke-on-Trent, Inglaterra central. - El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, a última hora del 6 de julio de 2022, despidió a uno de sus principales aliados del gabinete, su colega Brexiteer Michael Gove, mientras organizaba una lucha contra una revuelta del gabinete, dijo un asistente de Johnson. "Él despidió a Michael Gove", dijo a Sky News el secretario privado parlamentario de Johnson, James Duddridge, y agregó: "El primer ministro está de buen humor y seguirá luchando". (Foto de Oli SCARFF / AFP)
El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, a última hora del 6 de julio de 2022, despidió a uno de sus principales aliados del gabinete, su colega Brexiteer Michael Gove, mientras organizaba una lucha contra una revuelta del gabinete, dijo un asistente de Johnson. (Foto de Oli SCARFF / AFP) - Foto: AFP

Sin embargo, Johnson aseguró que no piensa dimitir y resaltó que tiene “un mandato colosal” derivado de las elecciones de 2019, a la par que ha dicho que “seguirá en marcha”, pues la crisis interna no está afectando a la acción del Ejecutivo.

Por su parte, el líder del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, denunció que los tories se han convertido “en un partido corrupto que defiende lo indefendible”, al tiempo que ha criticado a los ministros que han dimitido por no haberlo hecho antes y demostrar que carecen de “algo de integridad”.

Se niega a renunciar

Johnson, cada vez más cercado por los escándalos, se negó a renunciar pese a los llamados de varios de sus principales ministros, informó el miércoles la prensa británica.

Pesos pesados del Ejecutivo se reunieron con él tras un alud de dimisiones en su gobierno, pero el primer ministro conservador se declaró determinado a seguir en el cargo y a concentrarse en “los asuntos de gran importancia a los que se enfrenta el país”, informaron varios medios.

La misma posición fue esbozada durante su comparecencia ante la Cámara de los Comunes, en la que resaltó que tiene “un mandato colosal” derivado de las elecciones de 2019 y dijo que “seguirá en marcha”, de acuerdo con información la cadena de televisión británica.

Igualmente, descartó convocar elecciones anticipadas. “Realmente no creo que nadie en este país quiera que los políticos se dediquen ahora a hacer campaña electoral. Y creo que debemos seguir sirviendo a nuestros votantes y ocupándonos de los temas que les preocupan”, señaló.

*Con información de Europa Press y la AFP.