estados unidos

El pueblo que huele a orina de gato

Los habitantes de New Castle, en EE. UU., no toleran el extraño olor que se apoderó del lugar.


Residentes de New Castle, en EE. UU., esperan que los análisis de muestras de aire expliquen por qué esta pequeña ciudad del oeste de Pennsylvania huele a orina de gato.

Los habitantes de esa población comenzaron a notar el hedor el primero de noviembre. El periódico The New Castle News dice que el olor persiste cerca de una planta de tratamiento de aguas en el barrio de Mahoningtown.

Funcionarios ambientales del estado dicen que no creen que el olor sea dañino, pero no conocen aún la causa.

Amanda Witman, portavoz del Departamento de Protección Ambiental de Pennsylvania, dijo que el monitoreo en el sitio no detectó substancias tóxicas en el aire.

La autoridad ambiental hizo lecturas de oxígeno, sulfuro de hidrógeno, monóxido de carbono, compuestos orgánicos volátiles y niveles por debajo del límite inferior de explosividad, aseguró Witman.

Pero los resultados de las muestras de aire para determinar la causa del hedor pueden tomar semanas para completar. El departamento está analizando también las aguas del lugar para determinar el origen del olor.