Home

Mundo

Artículo

MINI BIDEN
MINI BIDEN - Foto: MINI BIDEN

estados unidos

Otra medida de Trump que revoca Biden. Los inmigrantes celebran la decisión

Joe Biden sigue dándole reversa a las decisiones expedidas por su antecesor. En esta ocasión, tumbó una que tenía en vilo a miles de migrantes que no podían ingresar al país por ser considerados un “riesgo para el mercado laboral”.

A un mes de su proclamación como nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden revocó otra de las medidas impuestas por el expresidente Donald Trump. En las últimas horas anunció que cancelaba la ordenanza que perjudicaba a miles de inmigrantes favorecidos por el programa de “lotería de visas”, a trabajadores temporales y a residentes permanentes. Su antecesor, con la excusa de la pandemia, optó por imponer un sinfín de restricciones contundentes en contra de extranjeros e inmigrantes. Aseguraba que las decisiones eran en beneficio de los ciudadanos estadounidenses.

Desde campaña, el nuevo presidente de la nación americana prometió darle un vuelco a la política migratoria de Trump, que consideraba excluyente y discriminatoria. Ahora, con tan solo un mes de estar en la Casa Blanca, cumplió su promesa, en lo que muchos analistas consideran un giro radical. Biden desestimó el argumento del magnate con respecto a que los inmigrantes eran un riesgo para el mercado laboral estadounidense y, al contrario, considera que ellos pueden ser una pieza fundamental para la reactivación económica necesaria durante esta fase de la pandemia por covid-19.

La decisión de Trump, contenida en la Proclamación 10014, había puesto restricciones severas para los inmigrantes. Aseguraba que con la crisis del momento, y durante la recuperación económica, tenía que garantizar mayor empleo entre los ciudadanos estadounidenses. Así que impuso medidas que limitaban la cantidad de visas de trabajo y vetó el ingreso de algunos extranjeros.

La medida impuesta en abril de 2020 –extendida dos veces– la tumbó Biden. El nuevo presidente aseguró que la idea del gobierno anterior no promovía los intereses de Estados Unidos y que, de hecho, fomentaba la xenofobia.

“La suspensión de entrada impuesta en la Proclamación 10014 (...) no promueve los intereses de Estados Unidos. Al contrario, perjudica a Estados Unidos, incluso evitando que familiares de ciudadanos estadounidenses y residentes legales se unan a sus familias aquí”, dijo el mandatario estadounidense.

Biden ordenó a los secretarios de Estado, de Trabajo y de Seguridad Nacional a que revisen “cualquier reglamento, orden, política y cualquier otra acción similar desarrollada de conformidad con la Proclamación 10014″ y, según corresponda, emitirán una guía revisada de acuerdo con la orden publicada este martes.

Esta proclamación alcanzó a perjudicar a unas 167 mil personas. De acuerdo con la Asociación Americana de Abogados de Inmigración, hasta 120 mil visas de preferencia basadas en la familia perdieron validez y fueron suspendidas. Es decir, los inmigrantes no podían traer a sus familias a menos que fueran ciudadanos estadounidenses que solicitaran el ingreso, entre ellos cónyuges e hijos menores de 21 años.

La medida también impedía la entrada a inmigrantes con visas de trabajo, a menos que fueran catalogados como personal especial para cumplir con los intereses nacionales, como profesionales de salud. Esto afectó a las industrias que contratan profesionales de todo el mundo. Asimismo, a directivos de grandes corporaciones, profesores y beneficiarios de programas de intercambio de trabajo, como becarios y niñeras.

Cada año el Gobierno de Estados Unidos otorga 50 mil visas de diversidad. No obstante, el año pasado miles de personas perdieron la oportunidad de recibir una. Los participantes de las conocidas “loterías de visas”, que eran elegidos al azar en un grupo de 14 millones de solicitantes que anhelaban vivir de manera legal y permanente en el país americano, también resultaron perjudicados.

Biden, quien asumió el poder el pasado 20 de enero, tiene encima los ojos del mundo por cuenta de las nuevas órdenes ejecutivas que revocan muchas de las decisiones expedidas por Trump. Entre las más importantes está el reingreso al Acuerdo de París contra el cambio climático, las suspensión de la construcción del muro fronterizo con México y el veto a los migrantes de mayoría musulmana, entre otros.