mundo

Casa por casa, así quitan los perritos a la gente en Corea del Norte

El líder norcoreano Kim Jong-un ordenó confiscar las mascotas al considerarlas un símbolo de la “decadencia capitalista”.


El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha tomado varias decisiones en contra de la población para imponer su régimen, pero tal vez ninguna ha generado tanta indignación como la que tomó en las últimas horas.

Se trata de que ahora las autoridades norcoreanas están autorizadas para ir de casa en casa quitándole los perros domésticos a las familias que tienen estas mascotas. Esto porque Kim Jong-un los considera un símbolo de la “decadencia capitalista”, mientras que los dueños de los animales temen que la medida haya sido dictada para enfrentar la escasez de alimentos en la empobrecida nación.

Kim emitió la directiva en julio para secuestrar a las mascotas, alegando que eran parte de “una tendencia ‘contaminada’ por la ideología burguesa”, dijo una fuente anónima a la edición en inglés de Chosun Ilbo, un periódico surcoreano.

Las mascotas fueron adoptadas durante los últimos años por las clases altas del régimen al ser vistas como un símbolo de poder económico y sofisticación, y se popularizaron tanto que incluso aparecieron en las telenovelas de la televisión estatal.

“La gente común cría cerdos y ganado en sus porches, pero los funcionarios de alto rango y los ricos tienen sus propias mascotas, lo que avivó cierto resentimiento” entre las clases bajas, dijo la fuente al diario surcoreano. ”Las autoridades han identificado hogares con perros de compañía y se está obligando a que sean entregados o confiscados por la fuerza y sacrificarlos”.

Además, vale mencionar que la carne de perro se ha considerado durante mucho tiempo un manjar en la península de Corea. Aunque la tradición de comer perros se está desvaneciendo gradualmente en el Sur, el mejor amigo del hombre sigue siendo un elemento básico en el menú del Norte, donde suele comerse en verano en una sopa picante o como estofado con verduras.