Home

Mundo

Artículo

El artista rechazó la censura de la primera imagen, y desafió a las autoridades con una nueva versión de su mural.  Ahora el personaje luce bravo.
El artista rechazó la censura de la primera imagen, y desafió a las autoridades con una nueva versión de su mural. Ahora el personaje luce bravo. - Foto: Twitter/ @PalomboArtist

italia

Sin miedo a la censura: reaparece simbólico mural de Marge Simpson en fachada de la embajada de Irán en Milán

Esta es la segunda versión del mural bautizado como ‘The Cut’, ahora mostrando al icónico personaje haciendo ‘pistola’, en respaldo a las protestas en Irán, luego de que el primero fuera borrado durante el fin de semana.

En medio de la creciente tensión que se vive en Irán por la ola de protestas que desde hace cerca de cuatro semanas se han tomado las calles como rechazo a la acción de las autoridades policiales, las costumbres impositivas, la muerte de una joven de 22 años identificada como Mahsa Amini y el eco que estas protestas han tomado en distintos lugares del mundo, se conoció un hecho simbólico de un muralista en la ciudad de Milán, Italia, quien empleó una de las paredes de la embajada de Irán.

El hecho consiste en una imagen del emblemático personaje Marge Simpson ‘uniéndose’ a una ola internacional de protestas, que ha tomado el corte de cabello de mujeres como una muestra de respaldo a la causa iraní.

La obra, bautizada como The Cut 2, ha sido vista localmente como un hecho ‘frentero’ y contundente de protesta pues, aunque para muchos es visto como ‘un simple mural’, realmente refiere a un desafío a las autoridades iraníes y sus representantes diplomáticos, en tanto refleja un apoyo reiterado y reafirmado a la causa de las mujeres iraníes. Más, si se tiene en cuenta que, además de ubicarse en la fachada de la sede de la representación internacional, la primera versión del mural había sido borrada el pasado fin de semana.

Si bien la primera versión del mural mostraba a Marge Simpson cortando con unas tijeras su emblemática larga cabellera azul, con un rostro triste, esta nueva versión reitera a la madre Simpson quitándose su cabellera. Esta vez, además de sostener las tijeras, sus manos hacen el grosero símbolo de ‘pistola’ y muestran un rostro enfurecido.

El responsable de la obra es un muralista local conocido como aleXsandro Palombo, quien el pasado 5 de octubre había presentado al mundo su obra a través de las redes sociales, recibiendo una serie de comentarios positivos por personas en todo el mundo que saludaron su adhesión a la protesta.

No obstante, el mismo artista denunció que la obra había sido censurada, advirtió que esta había sido borrada de la referida fachada y explicó nuevamente que la imagen era un homenaje a las mujeres que luchan en Irán contra la opresión y buscan que se haga justicia frente al caso de Amini.

La joven falleció luego de una golpiza propinada por la llamada ‘policía de la moral’ por estar usando de forma indebida una prenda tradicional conocida como hiyab.

En su momento, el artista había escrito que “censurar una obra realizada en solidaridad con Mahsa Amini y todas las mujeres iraníes que luchan por su libertad es un acto vil y un gesto de cobardía”.

Tras la eliminación del primer mural, el artista condenó que, si bien en Irán se lucha por el fin de la opresión, era muy grave que en Italia, un país democrático, se llevara a cabo la censura del mural.

Pese a la censura evidente de la muestra artística, el muralista decidió no quedarse de manos cruzadas y nuevamente emprendió un esfuerzo por refrendar su manifiesto a través de la cultura, plasmando en la fachada del lugar la imagen del personaje de la famosa serie estadounidense.

”'The Cut 2′ Hoy #MargeSimpson regresa frente al Consulado General de Irán en Milán”, publicó este martes, 11 de octubre, el artista a través de las redes sociales, revelando su nueva obra.

La protesta en Irán

Según detallan medios internacionales, ya han transcurrido cuatro semanas desde el inicio de la ola de protestas que despierta la atención de todo el mundo, debido a lo que esta simboliza; también por la preocupación frente a la violación de los Derechos Humanos que se ha evidenciado durante los procesos de represión.

Las actuales protestas en Irán se estiman como las más importantes, masivas y significativas desde el año 2019, cuando los ciudadanos de ese país salieron a las calles para protestar por los elevados costos de los combustibles.

Recientemente, se conoció un informe de las autoridades legales donde, contrario a lo conocido y divulgado internacionalmente, se informa que la muerte de la joven Amini no se derivó de la golpiza recibida de los miembros de la denominada ‘policía de la moral’ en reprimenda por el uso indebido de la hiyab, sino que se derivó de las secuelas de una enfermedad preexistente.

No obstante, el informe no fue convincente ni para la familia de la joven, ni para los miles de manifestantes, que han seguido en las calles bajo la consigna del rechazo a la muerte violenta de la mujer y el ‘no más’ a las medidas represivas en contra de las mujeres en Irán.

En Irán, mientras que las cifras de las ONG defensoras de DD. HH. han cifrado la muerte de manifestantes en 185, las autoridades locales han establecido que esa cifra ‘solamente’ es de 60 personas, incluidos algunos policías.

Otra de las situaciones que han rodeado las protestas en Irán es la decisión de las autoridades locales de imponer bloqueos a algunas páginas de internet con el fin de censurar el tráfico de algunas informaciones referentes a las protestas.