Home

Mundo

Artículo

Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido.
Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido. - Foto: Getty Images

reino unido

Sunak, el millonario primer ministro del Reino Unido, vivirá en un pequeño apartamento en Downing Street

Antes de ser político, Sunak trabajó como bancario y fundó su propia firma financiera.

El multimillonario nuevo primer ministro británico, Rishi Sunak, y su familia planean mudarse al pequeño apartamento oficial situado en el número 10 de Downing Street, pese a poseer una serie de propiedades de lujo, incluida una residencia en Londres.

Sunak y su esposa, con una fortuna conjunta estimada en 730 millones de libras (838 millones de dólares), tienen una cartera de propiedades inmobiliarias que incluye un ático en California, un apartamento en el exclusivo barrio londinense de Kensington y una mansión en su circunscripción electoral de Yorkshire, en el norte de Inglaterra.

Sin embargo, una portavoz del nuevo jefe de gobierno confirmó el miércoles que se mudarán al apartamento de Downing Street donde la familia vivió anteriormente cuando Sunak era ministro de Finanzas de Boris Johnson, cargo del que dimitió en julio. “Se mudarán al piso del número 10, donde solían vivir”, afirmó.

Tradicionalmente, el primer ministro británico vivía en el número 10 de Downing Street y el titular de Finanzas lo hacía en el número 11, más espacioso pero más alejado de las oficinas del jefe de Gobierno. Sin embargo, cuando Tony Blair y Gordon Brown fueron primer ministro y ministro, respectivamente, intercambiaron sus apartamentos para acomodar a la creciente familia de Blair.

Rishi Sunak advirtió que deberá tomar "decisiones difíciles" para corregir los "errores".
Rishi Sunak en Downing Street. - Foto: DANIEL LEAL / AFP

Entre los múltiples escándalos que lo obligaron a dimitir en julio, Johnson fue fustigado por una lujosa remodelación de su residencia oficial en el 11 de Downing Street, haciendo correr mucha tinta sobre sus costosos rollos de papel pintado, muebles de diseño y ricos donantes que los financiaron.

Ahora Sunak volverá a instalarse en el mismo apartamento del número 10 en el que vivía como titular de Finanzas. “Fueron muy felices allí”, afirmó la portavoz cuando se le preguntó por qué el nuevo primer ministro eligió este pequeño apartamento en lugar del mayor y renovado justo al lado.

Aseguró no saber si planean hacer reformas, pero en cualquier caso es improbable que los Sunak, que tienen dos hijas y un perro labrador, deban recurrir a donantes para redecorar su residencia oficial.

Antes de casarse con la hija de un multimillonario indio en 2009, Sunak trabajó como banquero de inversiones en Goldman Sachs y fundó su propia financiera. Su esposa, Akshata Murty, posee una importante participación en el gigante tecnológico Infosys, cofundado por su padre.

Rishi Sunak, en su primer discurso como primer ministro de Reino Unido
Rishi Sunak en su primer discurso como primer ministro de Reino Unido. - Foto: AFP / Daniel Leal

Corregirá errores

El conservador británico Rishi Sunak fue nombrado primer ministro el martes -el tercero este año tras Boris Johnson y la efímera Liz Truss- con la promesa de corregir los “errores” que agravaron la crisis económica, lo que requerirá “decisiones difíciles”. Este multimillonario exbanquero de 42 años, nieto de inmigrantes indios, llega al poder en un momento complicado.

Enfrenta una crisis económica y social agravada por los planes ultraliberales de Truss en tiempos de alta inflación, la fractura del Partido Conservador que no deja de profundizarse desde el Brexit y la necesidad de convencer de su legitimidad como jefe de Gobierno.

Truss cometió “algunos errores”, reconoció en su primer discurso, frente a la puerta del número 10 de Downing Street. “He sido elegido como líder de mi partido y su primer ministro en parte para solucionarlos y ese trabajo comienza inmediatamente”, aseguró.

Prometió devolver “la estabilidad y la confianza económicas”, pero advirtió que para ello “habrá que tomar decisiones difíciles”, haciendo temer inminentes recortes presupuestarios y subidas de impuestos. Su llegada al poder pareció tranquilizar a unos mercados convulsos desde hace semanas: la libra se disparó 1,9 % frente al dólar.

*Con información de AFP.