mundo

Trump declara zona de desastre todo EE. UU. por primera vez en la historia

Es la primera vez que un mandatario de ese país declara desastre mayor en todos los estados de EE. UU.


Estados Unidos es ahora el país con más víctimas mortales a causa del coronavirus, con un aproximado de 20.071 muertes, una cifra que se ha duplicado en tan solo cinco días, superando a la golpeada Italia, que ya cuenta con 19.468 muertos y 152.271 casos positivos, seguida de España con 16.972 muertos y 166.019 contagiados.

De acuerdo con la cantidad de fallecidos y la multiplicación de los casos positivos, el presidente Donald Trump emitió una declaración de desastre mayor en las 50 entidades que conforman el país debido a la cantidad de americanos que han sido víctimas de la pandemia.

A través de su cuenta de Twitter, el subsecretario de prensa Judd Deere afirmó que era la primera vez en la historia que un presidente hacía este tipo de declaraciones, en 50 estados al mismo tiempo.

El máximo responsable de la respuesta de las autoridades federales estadounidenses ante el coronavirus, el doctor Anthony Fauci, ha explicado este domingo que podrían comenzar el proceso de normalización y a levantar las restricciones impuestas para atajar el contagio del coronavirus en el mes de mayo, al menos en algunas zonas.

"Creo que podría comenzar seguramente el mes próximo", afirmó Fauci, director del Instituto Nacional de Alergología y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, en declaraciones a la CNN, al ser interrogado por la fecha de levantamiento de las restricciones. "Esperamos que a finales de mes podamos echar un vistazo y decir: ‘¿Hay algún elemento que podamos empezar a retirar con cuidado y seguridad?‘. Si lo hay, lo haremos. Si no, sencillamente seguiremos en cuclillas", explicó Fauci.

En cualquier caso, el levantamiento de las medidas de confinamiento dependerá de la situación en cada zona del país y deberá ser gradual. "No va a ser como con un interruptor de la luz", advirtió.

Como ejemplo, mencionó a Nueva York, epicentro de la epidemia en estos momentos, y comparó este estado con Arkansas, apenas afectado por los contagios.

La ecuación se completa con los gobernadores de cada estado, de quienes depende en última instancia la decisión de levantar las restricciones. En ese sentido se ha mostrado "profundamente impresionado" por la importancia que dan los gobernadores a la salud de la población al sopesar el impacto de las restricciones.

En cuanto a las elecciones presidenciales de noviembre, Fauci se mostró optimista, aunque advirtió el peligro de una segunda oleada de contagios. "Creo que tenemos un buen camino, un camino moderado para avanzar hacia la normalidad y esperamos que para cuando lleguemos a noviembre podamos hacerlo de la forma convencional", indicó.

"No quiero ser pesimista, pero siempre cabe la posibilidad de que lleguemos a otoño o a principios de invierno y se produzca un rebote", advirtió. En ese caso, Estados Unidos estará mejor preparado que ahora en capacidad de pruebas y de tratamiento.

En ese sentido, Fauci reconoció que se podrían haber salvado más vidas si las medidas de control se hubieran instaurado antes.

"Es evidente que se puede decir que si hay un proceso en marcha y se hubieran adoptado medidas antes, se podrían haber salvado más vidas. Evidentemente nadie va a negarlo, pero lo que importa en ese tipo de decisión es complicado (...). Había entonces mucha presión ante la posibilidad del cierre", explicó.

*Con información de Europa Press