inmigrantes

Un precedente preocupante

La controvertida Ley de Inmigración del estado de Arizona, conocida como SB 1070, podría empezar a regir muy pronto si la Corte Suprema la encuentra constitucional.


La controvertida Ley de Inmigración del estado de Arizona, conocida como SB 1070, podría empezar a regir muy pronto si la Corte Suprema la encuentra constitucional. La Ley causó indignación porque autoriza a la fuerza pública a exigir a cualquiera que ‘parezca’ inmigrante la documentación que muestre que está en el país legalmente y a encarcelarlo si ‘considera’ que ha cometido una ofensa pública. Quienes se oponen a la norma creen que generaría discriminación por el color de la piel o el acento de las personas. Si bien el veredicto final se conocerá en junio, el sistema judicial parece estar de acuerdo con que nada hay de malo en que la Policía tenga esas facultades, sentando así un preocupante precedente que, aparte de promover el racismo, no es una solución real al problema de la inmigración ilegal en Estados Unidos.