mundo

Video dejó en evidencia el violento ataque de un policía a su perro en EE. UU.

Un hombre grabó cómo un oficial de policía le propinó múltiples golpizas a su compañero canino. El Departamento de Policía aseguró que los hechos son materia de investigación.


Crece la indignación en las redes sociales por un video que publicó un hombre llamado Roberto Palomino en su cuenta de Facebook el pasado 28 de diciembre y que se hizo viral en la redes sociales. En el video se puede observar cómo un policía de Vacaville, en California (Estados Unidos) golpea en repetidas ocasiones a su compañero de trabajo: K-9, como se le dice a los perros policía.

Los hechos aún son materia de investigación. El Departamento de Policía asegura que la reacción del hombre se dio a causa de un comportamiento agresivo del canino. El video no muestra cómo comenzó todo, pero sí da cuenta de los incontables maltratos de los que fue víctima el perro.

Miles de personas a nivel mundial son hoy testigos de las golpizas que le propinó el oficial de policía al perro, que inmovilizado contra el suelo no podía defenderse.

El video fue grabado por Roberto Palomino, testigo de este cruel suceso y quien se alertó de que algo estaba sucediendo cuando empezó a escuchar los lamentos del canino cuando se encontraba en la gasolinera de Vacaville, pues él trabaja cerca de ese lugar.

Para ser más precisos, el video fue captado por el lente del celular de Palomino en el área de Vaca Valley Parkway y Eubanks Court.

“Escuché a un perro llorar y me preocupó un poco. Sonaba realmente mal, como un perro con dolor “, aseguró Palomino. Las imágenes hablan por sí solas: un perro doblegado contra el piso, recibiendo una, dos, tres y no se sabe a ciencia cierta cuántas golpizas más, incluso en su cara.

“Saqué mi teléfono y comencé a grabar”, detalló el transeúnte, alertado por los lamentos del canino. Roberto Palomino dijo también que el oficial de policía de Vacaville observaba a su alrededor buscando quién podría estar siendo testigo del cruel acto que él estaba perpetrando.

Gracias a que el video se hizo viral en poco tiempo, el capitán de la oficina de policía de Vacaville, Matt Lydon, reaccionó y aseguró que están investigando lo ocurrido. Afirmó que tanto K-9 como su compañero de trabajo, el oficial que lo golpeó, están en entrenamiento y que lo grabado por Palomino no muestra qué fue lo que originó el “incidente”.

Lydon explicó además que según información preliminar, K-9, en medio del entrenamiento, recién había encontrado las llamadas “drogas” como parte de un ejercicio, pero se rehusó a renunciar la recompensa del juguete. “Esto enfureció al perro y el perro reaccionó a esto. El perro se abalanzó sobre el guía e intentó morder al (oficial) “, aseguró el capitán de la oficina de policía.

¿Y los múltiples golpes que recibió el perro? Frente a este cuestionamiento, Lydon afirmó que el deber de los oficiales en entrenamiento es corregir rápidamente las conductas negativas de sus compañeros y dejarle claro al canino que los que hizo no era lo correcto.

“Es importante en el entrenamiento K-9 que el guía tome medidas rápidas para corregir el comportamiento del perro”, aseguró el comandante.

Argumentos que no cayeron bien ni en los internautas ni mucho menos en Palomino, testigo del cruel acto. “Si se trata de algún tipo de entrenamiento, tiene que terminar. Eso no puede ser aceptable”, aseguró.

Según el Departamento de Policía de Vacaville, K-9 fue revisado por un veterinario y, después de esta brutal golpiza, no mostró signos de angustia o heridas. Entretanto, el perro fue retirado del cuidado de su manejador y puesto al cuidado de un tercero, fuera de ese departamento de Policía.

A raíz de lo sucedido en Vacaville, han surgido varias campañas en rechazo a estos actos de violencia contra los animales. Quizás la que más ha cogido fuerza entre los internautas es la planteada por Kodie Mateer, quien mediante la plataforma Change.org pide que se haga un alto en el camino frente a estos hechos. ‘Paremos el trato inhumano a los perros policiales’, se titula la entrada que ya cuenta con más de 3.000 firmas.