el salvador

Video | “Paren de matar o ellos la van a pagar también”: Nayib Bukele amenaza a pandilleros

El mandatario salvadoreño no dará fin, por ahora, al régimen de excepción. Dice que los pandilleros “no saldrán libres”.


El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dio a conocer que llegará hasta la última instancia con las pandillas que han sido tachadas como responsables por 87 homicidios en tres días. Durante el lunes 28 de marzo dijo que aumentará los castigos a los más de 16.000 miembros de varias bandas que se encuentran en la cárcel.

Por medio de una publicación de Twitter el mandatario escribió: “Paren de matar ya o ellos (los encarcelados) la van a pagar también”. Esta publicación estuvo acompañada de una pieza audiovisual que consigna la redada de una cárcel en donde se puede observar cómo los agentes sacan a los presos semidesnudos.

“Les decomisamos todo, hasta las colchonetas para dormir, les racionamos la comida y ahora ya no verán el sol”, agregó el mandatario salvadoreño.

A través de los fragmentos es posible observar que los arrestados se encuentran descalzos, esposados, con el torso al descubierto y lo único que llevan puesto es una trusa blanca. Son decenas de sujetos que han sido filmados como muestra de las acciones que puso en marcha el presidente Nayib Bukele.

Dicha decisión se efectúa luego de que se diera la declaratoria nacional de estado de excepción, tras una ola de homicidios en los que, presuntamente, están vinculadas las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18.

En efecto, este régimen limita las libertades civiles e incrementa el poder que la Policía y el Ejército tiene en el control del orden público.

“Tenemos 16.000 homeboys (pandilleros) en nuestro poder, aparte de los 1.000 arrestados en estos días”, precisó Bukele.

Desde el domingo 27 de marzo cada uno de los arrestados están sometidos a un estricto y controlado estado de emergencia en cada cárcel, entre las medidas más incidentes se encuentra el encierro total y permanente.

No obstante, para Paulo Abrão, exsecretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la decisión no es la más acertada. En consecuencia, Abrão escribió en Twitter: “Populismo penal: ilegalidades para enfrentar ilegalidades. Barbaries para enfrentar barbaries”.

Desde luego, Nayib Bukele no quiso pasar el comentario de Paulo Abrão como desapercibido y tomó la acción de responder. “Ustedes en la OEA y la CIDH fueron los que patrocinaron la “Tregua” que solo fortaleció a las pandillas y les permitió acumular recursos, dinero, armamento y les permitió entrenarse en los polígonos de tiro del ejército para matar salvadoreños. Llévense su peste (las pandillas) de nuestro país”, consignó el mandatario salvadoreño en la red social del pájaro azul.

Los últimos reportes indican que hasta las 11:30 p. m. del lunes, 28 de marzo, hubieron dos homicidios en el país, ambos hechos corresponden a pandilleros de la MS, según la Policía Nacional Civil.

Nayib Bukele dice que el régimen de excepción seguirá y los pandilleros “no saldrán libres”.

Para el año 2012, el entonces presidente salvadoreño Mauricio Funes (en su periodo de 2009-2014) facilitó una tregua entre pandillas, que fue apoyada por la Organización de los Estados Americanos, con el fin de reducir los homicidios y acciones fraudulentas.

En cuanto a los colectivos de pandillas, como Mara Salvatrucha, Barrio 18, entre otras, se estima que tienen aproximadamente unos 70.000 miembros en El Salvador. Además, según las autoridades, su modo de operar se relaciona con acciones como homicidios, extorsiones, narcotráfico y otras actividades ilegales.

Al terminar el año pasado, El Salvador cerró con la tasa más baja de homicidios desde el fin de la guerra civil en 1992, con 18 muertes por cada 100.000 habitantes, según datos oficiales. El total de homicidios de 1.147, también representó una reducción frente a 2020, año en el que las cifras correspondieron a 1.341.

*Con información de AFP