Home

Mundo

Artículo

La indulgencia en México del "buen fin" se hizo viral en redes sociales.
La indulgencia en México del "buen fin" se hizo viral en redes sociales. - Foto: Getty Images / Autor: Godong

mundo

Viral: sacerdotes ofrecen hasta 50 % de descuento en “pecados” por Black Friday

En México, sacerdotes llamaron el ‘Buen fin’ a su iniciativa para indultar.

El Black Friday es la oportunidad en la que numerosas compañías ven “abarrotados” sus establecimientos por los descuentos que ofrecen en productos y servicios. Así las cosas, se convierte en la ocasión “perfecta” para que miles de personas tomen esa jornada como un plan de compras y aprovechar los precios (tal como sucedió este viernes 25 de noviembre).

Sin embargo, un curioso caso se conoció en México (y trascendió fuera del país azteca), donde unos sacerdotes dejaron el anonimato para ofrecer 50 % en el perdón de los pecados, a propósito de lo que en español se conoce como el ‘viernes negro’, pero que en este caso se denomina el ‘Buen fin’. La indulgencia, mediante la confesión, es una de las particularidades propias de la Iglesia católica, pero para acceder a ella no suele pedirse dinero a cambio.

Lo cierto es que las imágenes que, según medios internacionales fueron tomadas hace un año, cobraron relevancia este 2022 en el marco de los descuentos. No son pocos los países que acogen esta iniciativa con la que pueden “enganchar” a un número mayor de clientes y potenciar otros, aunque lo inusual es que la práctica se extienda a instituciones religiosas.

“Buen Fin, 50 por ciento de descuento en todos los pecados. 20 por ciento adicional a maestros”, se lee en el cartel dispuesto en las afueras de una iglesia. Según El Comercio, esta práctica evoca una campaña iniciada en 2019 en la parroquia Santiago Apóstol: “Un Buen Fin para la gracia de Dios Ponle fin a tus pecados”, “no desaproveches el 100 por ciento de descuento en tus pecados. Yo sí voy”.

Black Friday “ensombrecido” en EE. UU.

El Black Friday se desarrolló también en Estados Unidos, un día después de su tradicional ‘Thanksgiving’ o Día de Acción de Gracias. Sin embargo, a dos años de comenzar la pandemia de coronavirus, durante 2022 se vio “opacado” por el golpe de la inflación.

El desafío para muchos de los comerciantes será que los norteamericanos acudan a sus tiendas como en años pasados, en un momento en el que los consumidores buscan limitarse a los gastos necesarios. Previo a la temporada decembrina, la incertidumbre gira en torno a cuán dispuestos están los ciudadanos a endeudarse o adquirir productos (secundarios), en estas semanas.

El año pasado uno de los problemas a los que se enfrentaron los minoristas estuvo ligado a la escasez de bienes por los retrasos en la distribución que dejó el Covid-19. Para evitar repetir la situación, este año se adelantaron las importaciones sin prever que aparecería un exceso de oferta.

“La escasez de suministro fue el problema de ayer”, señaló Neil Saunders, director gerente de la consultora GlobalData Retail, quien agregó que “el problema de hoy es tener demasiadas cosas” disponibles.

Una tradición que no se pierde

Pese a la “racha” económica, el panorama no incide de la misma forma en todos los estadounidenses. De hecho, decenas de personas fueron vistas haciendo fila en los centros comerciales y, algunas de ellas, habían llegado horas antes de que los comercios abrieran.

“Llegamos aquí a las 7 p.m. anoche. Así que algunos de nosotros incluso salimos de la cena de Acción de Gracias un poco antes para llegar aquí y poder esperar en la fila. Los primeros 200 (están) recibiendo una tarjeta de regalo misteriosa. Esperamos obtener una de (...) mayor precio para que podamos usarla para diferentes cosas”, dijo una compradora.

No obstante, algunos dueños de establecimientos indican que varios estadounidenses prefieren mantenerse cautelosos y decir: “Bueno, si tengo que comprar, quiero que sea una buena oferta”.

*Con información de AFP y Reuters.