bogotá

A julio despegaron los lanzamientos e iniciaciones de vivienda en Bogotá pese al POT y al dólar

Con 44.502 unidades de vivienda iniciadas, 48.513 lanzadas y 48.499 vendidas en los primeros siete meses, 2022 se consolida como el año de mayor aporte del sector constructor a la economía de Bogotá y la región.


Según las cifras más recientes publicadas por Coordenada Urbana con corte al mes de julio, en lo corrido del año en Bogotá se ha iniciado la construcción de 26.825 unidades de vivienda, lo que significa un crecimiento de 37,6 % respecto al acumulado de los siete primeros meses del año anterior. 21.661 de estas unidades (80,7 %) son del segmento de vivienda de interés social (VIS), el cual continúa mostrando el mayor dinamismo.

“Esta cifra es muy importante, no solo para el sector, sino para la economía de la ciudad, pues la iniciación de obras se traduce en generación de empleo y una demanda de materiales e insumos por 3,2 billones de pesos. Esto a su vez impacta positivamente a más del 54 % de las actividades industriales y a 36 sectores de la economía”, explicó el gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca, Alejandro Callejas Aristizábal.

En cuanto al indicador de ventas, Coordenada Urbana registra la comercialización de 31.880 unidades en Bogotá en el periodo analizado, lo que significó un crecimiento de 1,2 % con respecto al año anterior. Este ritmo de ventas representa una inversión por parte de los hogares del orden de 7,7 billones de pesos.

En materia de lanzamientos, entre enero y julio salieron al mercado 31.441 unidades, lo que equivale a una variación de 16,7 % frente al año anterior. En este indicador también se destaca el segmento VIS, el cual tiene una participación de 78,5 %, es decir, 24.996 unidades.

Por otra parte, las iniciaciones de vivienda en Cundinamarca también muestran un dinamismo muy positivo con 17.677 unidades, 28,1% más que lo iniciado a julio del año anterior. Las ventas tuvieron un ajuste anual de -16,6%, contabilizando ventas de 16.619 unidades, mientras que los lanzamientos se ajustaron en -4,2% (17.072 unidades). Este nivel de comercialización representa una inversión de 3.5 billones de pesos por parte de los hogares cundinamarqueses.

A julio de 2022, Coordenada Urbana registró 6,6 millones de metros cuadrados de área en proceso de construcción (592 proyectos) en Bogotá, que generan 216.710 empleos directos; mientras que en Cundinamarca los 360 proyectos en construcción representan un área de 5,9 millones de metros cuadrados y aportan 195.061 empleos directos.

“Este panorama es el reflejo de un sector comprometido con el desarrollo de la región y con el bienestar de miles de hogares que encuentran su sustento en las actividades de la construcción, y otros tantos que cuentan hoy con una vivienda digna y de calidad”, agregó Callejas.

Estos buenos resultados del mercado de vivienda en Bogotá se dan a pesar de que meses atrás el gremio de los constructores alertaba por un impacto en las cifras en medio de la incertidumbre por la falta de reglamentación del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT), emitido por la alcaldesa Claudia López, el cual se encuentra suspendido, por lo que de momento está activo el POT anterior.

Así mismo, si bien el alza del dólar en Colombia no tiene efecto inmediato sobre los productos que se importan al país, entre ellos, los materiales que se necesitan para la construcción de viviendas, los constructores también habían alertado que el aumento del valor de la divisa podía impactar el lanzamiento y terminación de vivienda.

Venta de viviendas en todo Colombia en el primer semestre

La vivienda en Colombia ha tenido protagonismo en los últimos años, pero aunque se dan pasos gigantes para que más ciudadanos sean propietarios, la situación es como si se estuviera llegando al lugar en el que dice ‘meta’ y le corren el letrero.

Aunque aún hay muchos colombianos sin casa, la dinámica del primer semestre de este año fue relevante y se registró una cifra de vitrina: en promedio, cada 2 minutos y 11 segundos una familia colombiana pudo comprar casa nueva, según cálculos del Ministerio de Vivienda.

Se trata de 119.409 unidades comercializadas, para un incremento en ventas de vivienda del 5 % en los primeros 6 meses, lo que, además, tiene un ingrediente adicional: la mayor parte de las viviendas han sido de interés social.

En tiempos de incertidumbre, con una inflación alta y algunos pronósticos de desaceleración del crecimiento de la economía, los colombianos parecen seguir encontrando en la vivienda el punto más seguro para la inversión. Por lo menos es lo que evidencian las cifras, según las cuales, Galería Inmobiliaria registró que de la compra total de viviendas, 85.282 fueron de interés social (VIS) y 34.127 de rangos medio y alto (No VIS).