Tendencias

Home

Nación

Artículo

Según la Contraloría, la responsabilidad fiscal por $ 82.329 millones de pesos es contra los constructores de los terraplenes 8 y 10 del Aeropuerto del Café, los interventores y supervisores de estas obras. - Foto: Cortesía Asociación Aeropuerto del Café

nación

Aerocafé sin despegar: Contraloría interpuso millonaria sanción por $ 82.329 millones al proyecto debido a fallas estructurales

Según el fallo de la Contraloría, los Consorcios DICO-IDT y DICO IDT2 no cumplieron en debida forma las obligaciones y responsabilidades a su cargo, y tuvieron participación en los hechos generadores del daño patrimonial.

Los avances para que el Aeropuerto del Café sea una realidad están cada vez más embolatados, esta vez a los escándalos políticos se le sumó la sanción por $ 82.329 millones de pesos a las obras de esta mega obra que involucraría más de 400.000 millones de pesos del Gobierno nacional.

Según la Contraloría, la responsabilidad fiscal por $ 82.329 millones de pesos es contra los constructores de los terraplenes 8 y 10 del Aeropuerto del Café, los interventores y supervisores de estas obras, al considerar que las mismas son propensas al colapso y por su comprobada inestabilidad no serán utilizados para conformar la pista de la etapa 1 del proyecto.

Según el fallo de primera instancia, los recursos invertidos en los terraplenes 8 y 10 (obra de interventoría) corresponden a estructuras que no revisten utilidad ni cumplen la finalidad para lo cual fueron previstas, como era hacer parte funcional del Aeropuerto del Café.

De acuerdo con la entidad, el daño patrimonial se deriva de la inversión de recursos públicos del orden nacional en el marco del convenio 9000180-OK-2009 celebrado entre la Unidad Administrativa Especial Aeronáutica Civil y la Asociación Aeropuerto del Café, Aerocafé.

Según el fallo de la Contraloría, los Consorcios DICO-IDT y DICO IDT2 no cumplieron en debida forma las obligaciones y responsabilidades a su cargo, y tuvieron participación en los hechos generadores de daño en el presente caso, dado que:

  • Permitieron la ejecución de algunas obras y actividades en los terraplenes 8 y 10, aunque los estudios y diseños con los cuales se adelantó su licitación y contratación presentaban deficiencias y contradicciones.
  • Durante la etapa constructiva, modificaron los diseños de los terraplenes 8 y 10, tarea que les correspondía de acuerdo con los pliegosde condiciones, pero los diseños modificados no garantizaron la estabilidad de las citadas estructuras.
  • Y, aun en el evento de que los Consorcios DICO-IDT y DICO-IDT2 no hubieren realizado directamente todas las modificaciones, les concernía autorizarlas y, pese a ello, permitieron que los diseños modificados fueran aplicados.

Las obras de los terraplenes 8 y 10, que alcanzaron edificarse dentro de los contratos de obra 119 y 122 de 2009, fueron permitidas y recibidas a satisfacción por las interventorías, las cuales suscribieron las respectivas actas de obra y demás que sirvieron de soporte para los pagos efectuados a los consorcios constructores, aun cuando tales obras no son estables.

Y es que el desempeño de las interventorías tuvo graves deficiencias e implicó un abierto incumplimiento de las obligaciones y deberes a su cargo, lo cual redundó en la inestabilidad e inutilidad de las obras de los terraplenes 8 y 10 que fueron edificadas y sobre las cuales se ejerció la interventoría.

Cabe recordar que, el pasado 4 de septiembre, el alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín, dijo que la construcción del Aeropuerto del Café, esperado por la comunidad de Palestina (Caldas) durante décadas, obedecía a los intereses particulares de las élites del departamento. Sin embargo, este 19 de septiembre, planteó algunas propuestas para su ejecución al presidente de Colombia, Gustavo Petro.

El mandatario se refirió al tema tras las manifestaciones de la ciudadanía frente a la aAlcaldía de Manizales. Los pobladores ven la necesidad de este aeropuerto en reemplazo del aeródromo de La Nubia para mejorar la conectividad con el Eje Cafetero y el país.

Marín aseguró que tergiversaron lo que dijo al jefe del Estado colombiano durante su visita a Caldas, en declaraciones difundidas en un video compartido en redes sociales, y realizó cuatro sugerencias para sacar adelante el proyecto.

En primera instancia, el alcalde pidió ejecutar con transparencia los recursos destinados al Aeropuerto del Café. Así mismo, planteó la posibilidad de que su operación trascienda y no solo sea a nivel nacional: “No puede existir una ciudad cerebro sin un verdadero aeropuerto internacional”.

La tercera petición tuvo que ver con la presencia de los organismos de control, como la Procuraduría y la Contraloría, para que no se desvíen los recursos para las obras. También pidió que Manizales tenga asiento en el comité fiduciario donde se toman las decisiones de cómo se administra el presupuesto.

Exigió, además, tener en cuenta a la ciudadanía durante las reuniones que, según él, se han dado a puerta cerrada. “Esperamos que las solicitudes que hemos hecho sean escuchadas con generosidad, que las comunidades que han sido excluidas sean actores fundamentales de este proyecto. Que la transparencia sea un eje transversal de Aerocafé”.

El video de Marín y Petro que generó suspicacias

En la grabación que despertó polémica se oye al alcalde de Manizales decirle a Gustavo Petro que el proyecto está lleno de corrupción y es hecho por las élites. Así mismo, le dijo que destinó al Aeropuerto del Café recursos para otros medios de transporte como el cable aéreo.

Luego de la pregunta del mandatario de los colombianos, acerca de la razón por la cual el “lobby en Bogotá es por el Aeropuerto del Café”, Marín sostuvo que “hay gente muy poderosa que históricamente ha tenido acceso a la nación: los ministros, a la cúpula militar... Son empresarios, cafeteros, gente... y es un proyecto de 40 años. Muchas familias poderosas han tenido como una manera de sobrevivir del Estado. Es una obra que ha tenido enemil problemas de corrupción. Para mí ha sido titánico poner esto en la agenda pública de manera solitaria, como tú pusiste el cambio climático”.

En respuesta a lo que escuchaba, Petro sacó su conclusión: “Entonces es un proyecto de la élite”, a lo que el alcalde asintió.

El burgomaestre agregó que “la región podría necesitarlo si se hiciera, pero siento que son 20 años perdidos (repitió expresión del ministro Reyes), plata perdida y no tiene apoyo popular”.

El 31 de agosto, el propio director (e) de la Aeronáutica Civil, Francisco Ospina, mencionaba la importancia de Aerocafé para la conectividad de la región. La conectividad aérea es la que está posibilitando que las regiones se conecten y es el café una de las grandes oportunidades que tiene esta región de conectarse con el centro del país y el exterior. En ese sentido, es una alternativa para el Gobierno nacional”.