La Armada hace barrido tras choque de dos lanchas en el río Magdalena que dejó cinco menores de edad desaparecidos.
Pescadores del río Magdalena denuncian que están afectados por la crecida de las aguas y la fuerte corriente del afluente. - Foto: Armada

clima

Alerta naranja en el río Magdalena por amenaza de desbordamiento

Alrededor del muelle se encuentran asentamientos, restaurantes y empresas fluviales.

Debido a la temporada de precipitaciones que se está presentando en diferentes regiones del país se incrementaron las aguas del río Magdalena, razón por la cual las autoridades decretaron alerta naranja.

La Alcaldía Distrital de Barrancabermeja, departamento Santander, emitió la novedad en este territorio tras verificar que el caudal del río Magdalena se elevó a 4,08 metros, según la última medición, y existe riesgo de desbordamiento.

La alerta naranja se extiende a todas a las zonas de ribera y asentamientos donde se han construido viviendas en zonas aledañas al río, advirtió la municipalidad, según informó el portal de noticias web Dígame.

El citado medio del Magdalena Medio describió que la situación es preocupante, puesto que alrededor del muelle se encuentran asentados restaurantes, puestos de venta de pescado e incluso empresas de transporte fluvial, las cuales están amenazadas con la alta creciente del río.

César García Durán, director departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres de Santander, reiteró la alerta naranja a nivel del departamento santandereano por las fuertes y concurridas lluvias que caen sobre el en el territorio desde hace aproximadamente dos semanas.

El medio Dígame pudo conversar con los pescadores del río Magdalena, en la zona de Barrancabermeja, y estos afirmaron que están afectados porque suspendieron las rutas a pescar debido a que la corriente del agua es muy fuerte.

Uno de los lancheros aseguró que tienen que andar con precauciones por el río, porque en las corriente de agua hay muchos troncos de árboles que pueden golpear las lanchas y generar una emergencia mayor.

José Martínez, uno de los pescadores, relató la zozobra que están viviendo: “Uno está aquí por vender lo que ya tiene, pero se llega a desbordar el río y será rápido recoger lo que se pueda recoger y salir corriendo”, dijo el hombre.

Fuertes lluvias en Antioquia
La semana pasada, un deslizamiento de tierra en la vereda El Molino, en el municipio de Cocorná (Antioquia), causó el fallecimiento de un campesino. - Foto: Dragran Antioquia

El pasado 6 de marzo, autoridades de Barrancabermeja habían declarado alerta amarilla por el aumento del caudal del río Magdalena, debido a las fuertes lluvias.

En ese momento, el afluente alcanzaba los 3,98 y la cota de desbordamiento estaba por los 4,50 metros, con riesgo de desbordamiento.

Adith Romero, de la oficina de Gestión del Riesgo, en el ‘Puerto Petrolero’, advirtió que de seguir aumentando el nivel de agua, se debía declarar la alerta naranja, como en efecto la decretaron las autoridades municipales este 9 de marzo.

Las fuertes precipitaciones que en los últimos días han caído sobre la ciudad capital y diferentes regiones del país se extenderán hasta mediados del mes de junio. Así lo informó en su más reciente reporte el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), el cual precisó que a inicios del mes de marzo inició la transición al primer periodo más lluvioso del año, específicamente en las regiones Andina y Pacífica.

De acuerdo con el informe de la entidad, durante el trimestre consolidado de marzo a mayo se esperan registros de lluvias muy cercanas a la climatología de referencia 1991-2020, a excepción del departamento La Guajira y centro del litoral Caribe.

En relación con el fenómeno climático de La Niña, que el país afronta desde agosto de 2021, esta institución indicó que se espera que continúe hasta mitad del año en curso con baja intensidad. “Es probable que las condiciones de La Niña continúen durante marzo-mayo (77 % de probabilidad), y que haga la transición a la fase neutral (56 %) durante el período de mayo a julio de 2022″, detalló el organismo de monitoreo climático.

Con el inicio del primer período de más lluvias en el país, el Ideam advierte un aumento de los caudales en los principales ríos y tributarios de la región Andina, así como a un incremento gradual de los niveles de los ríos de la región de piedemonte de la Orinoquia y la Amazonia. También en la parte alta y media de la cuenca de los afluentes ubicados en Magdalena y Cauca.