nación

Atención: estos son los escalofriantes videos del incendio en el CAI de Soacha donde murieron ocho jóvenes

SEMANA revela las dolorosas imágenes del horror que se vivió dentro de la estación de Policía de Soacha. Dos policías serían presuntamente responsables del hecho, según los testimonios de algunos de sus compañeros ante la Fiscalía.


El país hasta ahora empieza a dimensionar la magnitud de la tragedia que ocurrió el pasado 4 de septiembre de 2020 en la estación de Policía de Soacha, cuando la sala de detenidos ardió en llamas y murieron ocho jóvenes. SEMANA revela las dolorosas imágenes de los momentos en que el fuego se desató en ese lugar, ante el desconsolador llanto de los familiares de los capturados que presenciaron la tragedia sin poder hacer absolutamente nada.

Son cinco grabaciones que serán determinantes en la investigación de la Fiscalía, que ya anunció que les imputará cargos este jueves a dos patrulleros. Se trata de los uniformados Aleida del Pilar González y Jorge Suárez, quienes deberán responder por el delito de homicidio doloso agravado en concurso homogéneo, en concurso heterogéneo con homicidio doloso agravado tentado.

Hasta ahora, las imágenes que se conocían mostraban el drama a las afueras del CAI y que fueron filmadas por los familiares de los jóvenes. Sin embargo, en estas grabaciones, por primera vez se conoce lo que pasó dentro de la estación. Aunque se desconoce la identidad de la persona que grabó, es claro que se trata de alguien que ese día tenía acceso libre a la estación de Policía y que dentro de esa edificación se tomó su tiempo: nadie le impidió que dejara este testimonio en video y audio de lo ocurrido.

Video 1: “Carácter U, esto se formó un mierdero”

En la primera toma, quien graba está dentro de la estación, específicamente en el corredor aledaño a la sala de detenidos que da hacia la calle. Desde allí hace una toma general, donde se observan la angustia y el caos que se empieza a formar afuera. Solo hay confusión y desespero. Los familiares tratan de entrar al lugar, pero no pueden. La cámara gira y se aprecia a un policía con una manguera doméstica en la puerta de la sala donde están los reclusos. A los ocho segundos, por primera vez, aparecen en cámara las llamas. La imagen es aterradora. El fuego es tan potente que alcanza el techo. La celda permanece cerrada con 11 jóvenes dentro. Afuera se nota cada vez más la impotencia de las familias. Nadie puede entrar. Hay gritos. “¿Mi hijo está ahí?”, dice angustiada una mujer.

Entre tanto, varios policías aparecen en la macabra escena. Se escucha que uno de ellos dice por el radio: “Carácter U, todas las unidades”. A los 30 segundos, hay una imagen desgarradora. Uno de los detenidos logra salir de la sala y cae en el piso, con su cuerpo completamente afectado por el fuego. Uno de los policías toma el extintor y le rocía todo el cuerpo. La nube del incendio empieza a copar el lugar y deja ver poco. Los policías y la gente empiezan a llamar ambulancias, conscientes del horror que se está viviendo. También les piden a los vecinos que traigan todos los extintores que puedan.

“Carácter U, todas las unidades, que esto se formó un mierdero”, dice un policía. Mientras tanto, otros uniformados siguen impidiendo que los familiares, desesperados y llorando, entren a la fuerza. Sorprende que algunos uniformados se ven inmóviles y hacen poco o nada frente a la tragedia que se cierne ante sus propios ojos. Hay familiares que tratan de romper las rejas para ingresar a como dé lugar.

Video 2: “¡Los mataron, los mataron!”

Quien graba acerca lo que parece ser un teléfono celular a la ventana frontal de la sala de detenidos. La imagen deja ver cómo la celda ardía en llamas, sin que nadie hiciera nada. Incluso dentro se alcanza a apreciar a por lo menos dos de las víctimas batallando contra las llamas, mientras las rejas permanecen cerradas bajo llave. “¡Están prendiendo a esos señores!”, dice una mujer en medio de la angustia. Un hombre grita: “¡Los mataron, los mataron!”. En la escena no se ve a un solo policía.

Video 3: “¡Marica, para qué hacían eso güevones!”

Esta grabación dura 40 segundos. Es tal vez una de las imágenes más impresionantes. Quien graba deja testimonio del momento en el que todos los jóvenes detenidos logran ser sacados de la celda, con sus cuerpos gravemente quemados. En el fondo suena una sirena que no se apaga. La escena es dantesca y, por respeto a las víctimas, SEMANA se abstiene de publicar las imágenes completas.

Algunos policías, ante los gritos de las víctimas, les piden que abran sus bocas para darles agua. Todos están juntos tirados en el piso, mientras se retuercen del dolor, en el mismo corredor de la estación que da a la calle. Los familiares siguen viendo absolutamente todo. “¡Marica, para qué hacían eso güevones!”, se escucha al fondo que alguien grita con voz enérgica, reclamando. Parece una escena de las peores guerras. Ahí, quien graba, apaga unos segundos su cámara.

Video 4: “¡Párese hijueputa, párese malparido!”

Tras apagar el incendio, la persona que hace las imágenes registra cómo en el lugar ya hay más presencia de policías y ambulancias. Además, ya no se ven las víctimas tiradas en el suelo. Es evidente que el cuerpo médico de urgencias ha decidido trasladar a los heridos a los hospitales. Todo se ve destrozado. Solo queda el rastro del fuego. En los primeros segundos se aprecia a una de las víctimas que es llevada caminando, sin camisa, hacia la ambulancia. En el segundo 12 se ve al último de los jóvenes heridos mientras es levantado para que sea traslado y reciba la atención médica en un centro hospitalario. Dos policías lo levantan. Él casi no puede con su cuerpo. “¡Párese hijueputa, párese malparido... gonorrea!”, le grita un hombre al joven, mientras él, gravemente herido, se queja del dolor y exclama entre sollozos: “¡Ayúdenme!”.

La cámara hace un paneo por el lugar y afuera de la estación se ve una nube de policías motorizados que hablan al mismo tiempo a través de sus radios. Las familias han salido de la escena. Por lo menos la cámara ya no las está captando. Decenas de vecinos llegan al sitio de la tragedia. El jardín de la estación quedó completamente destrozado.

Video 5: “Marica, miren, sacaron a otro”

Este último video empieza con una imagen que muestra cómo todos los vecinos miran desconsolados en lo que terminó el incendio de la sala de detenidos en la estación de Policía de Soacha. Hay unos 100 policías rodeando el lugar. Los vecinos del barrio San Mateo se agolpan para ver qué está pasando. Una que otra persona se lleva la mano a la cabeza en un gesto de asombro.

De nuevo aparecen las familias. Todo es caos, confusión. Nadie sabe qué hacer ante lo que acaba de ocurrir. “Marica, miren, sacaron a otro”, se le escucha decir a uno de los presentes. En medio de los familiares de los heridos no faltan los curiosos: una mujer pasa cargando a un bebé por la zona y otro va con su perro. Al fondo el sonido de la sirena es ensordecedor y casi no se alcanza a oír lo que dice la gente. El tráfico está paralizado y cada vez se siente que llegan más personas.

Estos cinco videos les permitirán a las autoridades completar el rompecabezas de responsables de la tragedia ocurrida en la estación de Policía de Soacha, donde 11 jóvenes que estaban detenidos y, bajo la tutela del Estado, terminaron envueltos en llamas en la celda que les fijó la autoridad. Ocho de ellos murieron y sus familiares piden saber la verdad y que se haga justicia.