política

¡Implosión de la Centro Esperanza! Renunció Íngrid Betancourt y le dejó muchos problemas a la coalición

La dirigente política se fue porque la coalición no respaldó su exigencia de pedirle a Alejandro Gaviria que rechazara apoyos que considera indeseables.


Íngrid Betancourt se fue de la Coalición de la Centro Esperanza y correrá sola, en nombre de su partido, Verde Oxígeno, por la Presidencia de la República.

Cumplió su tercer ultimátum, porque consideró que sus compañeros de alianza no le dieron la razón.

Dijo que la coalición no adoptó una posición clara sobre la lucha contra la corrupción. Sintió que se quedó sola y se fue.

“Nos vemos obligados a dar un paso al costado de la coalición Centro Esperanza. Seré candidata a la Presidencia de la República por Verde Oxígeno, un partido que no hace concesiones en la lucha frente a la maquinaria, porque no puede haber zonas grises”, dijo en una declaración enviada en la tarde tarde de este sábado 29 de enero.

La partida de Íngrid le deja varios problemas a la coalición que ayudó a construir, pero a la que también contribuyó a fracturar de manera grave.

Uno de esos problemas por resolver es el aval a la precandidatura de Sergio Fajardo para inscribirse a la consulta interna y cuyo plazo vence este viernes.

Íngrid explicó que no podrá respaldar la candidatura de Sergio Fajardo porque jurídicamente no lo puede hacer, pues son dos proyectos políticos diferentes ahora.

SEMANA conoció que Fajardo ya está en conversaciones con la ASI para obtener su aval. Esa organización ya le extendió el aval al también precandidato Juan Fernando Cristo.

El otro problema de consideración que dejó el retiro de Íngrid fue el aval a Humberto de la Calle, como cabeza de lista a Senado, de esta convergencia.

Alejandro Gaviria e Ingrid Betancourt
Alejandro Gaviria e Ingrid Betancourt - Foto: SEMANA

De la Calle fue inscrito al amparo de Oxígeno Verde, el partido de Íngrid. Y al retirarse ella se le crea un problema a De la Calle pero también a la coalición, con su lista de candidatos al Congreso.

De hecho De la Calle tiene temores de estar incurso en doble militancia, por pertenecer a la coalición pero a la vez estar inscrito por Verde Oxígeno.

Sus temores lo llevaron a elevar este lunes una consulta a la autoridad electoral para resolver sus dudas. De la Calle tiene una reconocida formación jurídica y fue registrador, pero el problema es complejo.

Carlos Amaya, el otro candidato que estaba avalado por el partido de Íngrid, también quedó en el aire. La ahora candidata independiente dijo que espera que Amaya la acompañe.

Íngrid le dijo a SEMANA que su partido expedirá en breve una resolución dejando a los candidatos a Congreso, de su partido Verde Oxígeno, en libertad de votar por el candidato de sus afectos. Esta decisión tiene precisamente el propósito de liberar a De la Calle de una de sus amarras.

No porque De la Calle esté inscrito por Verde Oxígeno tendría la obligación de votar por la candidatura presidencial de Íngrid.

Pero De la Calle está en el peor de los mundos, no solo con una candidatura a Senado que hoy tiene problemas jurídicos, sino en nombre de una coalición fracturada con problemas de legitimidad política par convocar.

El patriarca de la coalición Centro Esperanza ha intentado renunciar en varias oportunidades a su aspiración, entre otras razones por la debilidad del proyecto y las contradicciones internas, pero no ha podido hacerlo. No se descarta que lo haga definitivamente, lo que empeoraría las condiciones de esta convergencia.

La renuncia de Íngrid a Centro Esperanza no resolvió todos los problemas, sino que los empeoró y la alianza no encuentra su norte.