Tendencias

Home

Nación

Artículo

Derrame de crudo
Labores de limpieza en la zona. - Foto: Pantallazos de videos tomados de la cuenta en Twitter: @CorpoQuindioCRQ

nación

Avanzan trabajos en Quindío tras derrame de crudo en dos ríos

Los dos ríos afectados son el Santo Domingo y la quebrada San Rafael.

Avanzan las labores de atención en dos ríos del Quindío, tras el derrame de crudo que ocasionó el pasado viernes 19 de agosto un carro cisterna que se accidentó a la altura del kilómetro 7 en la vía La Línea.

Los trabajos en la zona son adelantados por funcionarios de la Corporación Autónoma Regional del Quindío (CRQ), luego de que al menos 10.000 galones de petróleo que eran transportados en el carro cisterna terminaran contaminando el río Santo Domingo y la quebrada San Rafael.

Teniendo en cuenta lo anterior, la CRQ instaló unas geomembranas en los ríos afectados para contener el derrame de crudo, y a su vez tomarán muestras del agua que llevarán al laboratorio para analizar la potabilidad del agua.

“Al momento no hay afectación en las bocatomas de Santo Domingo, El Salado y San Rafael, por eso entregamos un parte de tranquilidad para los usuarios. Estamos en el monitoreo de la red hídrica, donde ya se han identificado unas afectaciones ambientales grandes para la flora y la fauna, no solo por la contaminación del agua, sino por los fuertes olores”, dijo recientemente José Manuel Cortés Orozco, director general de la CRQ.

Además, la Unidad de Gestión de Riesgo Municipal habilitó la línea 3167430012 para obtener información o reportar alguna novedad. Mientras tanto, quedó restringido durante diez días y a través de un decreto, paseos de olla, actividades de minería artesanal, visitas de turistas y otras actividades, en los ríos de los municipios de Pijao, Buenavista, Córdoba y Calarcá, hasta que se supere la emergencia.

La millonaria cifra que deberá pagar una petrolera en Perú por derrame de crudo en el océano

Perú impuso una multa a la petrolera española Repsol por 1,2 millones de dólares tras incumplir con la identificación de zonas afectadas por el derrame de 12.000 barriles de petróleo en su costa central el 15 de enero.

“El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (Oefa) multa a Repsol por cinco millones de soles (unos 1,2 millones de dólares) por incumplir con la identificación de las zonas afectadas por el desplazamiento del hidrocarburo derramado el pasado 15 de enero en el mar de Ventanilla”, indica un comunicado de la Oefa, organismo adscrito al ministerio del Ambiente.

Según el organismo adscrito al Ministerio del Ambiente, tras el desplazamiento de hidrocarburos en las playas a inicios del año, iniciaron los trabajos de supervisión, por lo cual se le “ordenó de manera inmediata” a Repsol que procediera con la identificación de las zonas afectadas.

Sin embargo, la Oefa señaló “que Repsol no acreditó el cumplimiento de la medida”. Y determinó “la responsabilidad administrativa” de la empresa y decidió imponer la multa en el marco de los procedimientos administrativos sancionadores iniciados contra Repsol.

La Oefa impuso seis multas a Repsol por un total de unos 740.000 dólares entre enero y junio. El derrame en el mar ocurrió el 15 de enero mientras el buque Mare Doricum, de bandera italiana, descargaba crudo en la refinería de La Pampilla, en Ventanilla, 30 km al norte de Lima, propiedad de Repsol.

La compañía atribuyó el siniestro al oleaje causado por una erupción volcánica en Tonga, al otro lado del océano Pacífico. El derrame de crudo se esparció por aguas y costas hasta 140 kilómetros al norte de la refinería, provocando la muerte de una cantidad indeterminada de peces, aves y mamíferos marinos.

Repsol informó en abril que culminó las acciones de primera respuesta en 28 playas afectadas por el crudo. Sin embargo, la evaluación del ministerio de Salud mantiene la condición sanitaria de “mala” en 25 playas de seis distritos de Lima y del Callao, desde el Ventanilla hasta Chancay, al norte.

La Fiscalía investiga a ocho directivos de Repsol, quienes no pueden salir del país, entre ellos el presidente de Repsol Perú, el español Jaime Fernández-Cuesta Luca de Tena. Los demás ejecutivos son peruanos.

Las actividades pesqueras y turísticas en la zona se han visto perjudicadas desde el siniestro, considerado la peor emergencia ambiental registrada por Perú.

*Con información de AFP.