Tendencias

Home

Nación

Artículo

Maltrato María Paula Pizarro
Por medio de un comunicado de prensa, el centro asistencial señaló que desde que se conoció la denuncia, el señor Figueredo fue apartado de sus funciones mientras se esclarecen los hechos. - Foto: Fotos suministradas por María Paula Pizarro

nación

Cirujano Antonio Figueredo, denunciado por fuerte agresión contra una mujer, fue apartado de la clínica donde trabajaba

La entidad reconoció que es grave lo ocurrido en el caso de la golpiza de la que fue víctima María Paula Pizarro.

La clínica Fundación Cardiovascular de Colombia (Fcv) se pronunció por el caso del cirujano Antonio Figueredo, quien fue denunciado por la joven médica María Paula Pizarro, alegando que fue víctima de una fuerte golpiza por parte de esa persona.

Por medio de un comunicado de prensa, el centro asistencial señaló que desde que se conoció la denuncia -que ya está en poder de las autoridades pertinentes-, el señor Figueredo fue apartado de sus funciones mientras se esclarecen los hechos.

“Como institución que trabaja por el cuidado de la vida la Fcv rechaza rechaza tajantemente cualquier acto de violencia que afecte la dignidad y vulnere los derechos humanos. Profesamos como un valor fundamental el respeto hacia nuestras colaboradoras y colaboradores en su integridad física, moral y emocional”, dice uno de los apartes del comunicado de la clínica.

También señaló: “Reconocemos la gravedad de lo acontecido, motivo por el cual desde que se conoció la situación en noviembre, el denunciado fue apartado de sus funciones, medida que se mantendrá durante el desarrollo de las investigaciones judiciales”.

No obstante, se conocieron nuevos elementos probatorios en el caso de la agresión de la que fue víctima una joven médica por el cirujano Antonio Figueredo. En esta oportunidad, fue revelado el parte médico de la golpiza, en el que se detalla la perforación de tímpano por la violencia de la agresión.

Sumado a ello, en la historia clínica de María Paula Pizarro se registra la afectación que sufrió en su salud: “Perforación puntiforme central con signos de trauma reciente al Valsalva salida de aire por perforación”.

  En las imágenes, ella muestra los hematomas en uno de sus ojos y en su barbilla. Se ven claramente varios dientes partidos.
En las imágenes, ella muestra los hematomas en uno de sus ojos y en su barbilla. Se ven claramente varios dientes partidos. - Foto: suministradas por María Paula Pizarro

A renglón seguido, SEMANA dio detalles de la dramática historia de María Paula Pizarro, una joven médica de Bucaramanga, quien denuncia que el prestigioso cirujano cardiovascular Antonio Figueredo la golpeó, le fracturó tres dientes y la dejó ocho días incapacitada.

Fue desgarrador el relato de la joven médica, de 27 años, quien el pasado 12 de noviembre de 2021 vivió el peor día de su vida a manos de quien es considerado el más importante cirujano cardiovascular de Bucaramanga. Un héroe para sus pacientes y, paradójicamente, un monstruo para quienes serían sus víctimas: “Llamé a mi mamá, le dije: ‘Me están pegando, el que me está pegando es Antonio Figueredo (...)’. Él me da un puño en el pómulo izquierdo y me vuela tres dientes”, alertó la mujer.

Sin embargo, la mujer precisó, en entrevista con SEMANA, que supuestamente mantenía una relación clandestina con Figueredo, quien era amigo de su padre, prestigioso anestesiólogo de una clínica reconocida en la capital santandereana.

Posteriormente ese día, según el testimonio de María Paula, ella salió con su presunto agresor a Macondo, un bar de Bucaramanga. Allí las cosas se habrían complicado, ya que, según la mujer, Figueredo la empezó a maltratar de forma verbal y psicológica.

“Él paga la cuenta con mi plata. Nos montamos al carro y empieza a decirme que yo no merecía ir a un hotel. Me lleva a una residencia, me pide que le baile, yo le digo que no; me quitó el celular, empezó a ver algunos mensajes de mis amigos, y me dio un puño en el ojo izquierdo. Me tiró al piso, me empezó a pegar patadas, yo me puse en posición fetal, como pude me subí al carro”, narró la mujer. Y agregó: “Luego me llevó al sótano de un parqueadero, se cogía la cabeza, decía: ‘Usted se tiene que perder, no se puede ir para su casa así, váyase para la casa de una amiga (...)’. Yo estaba muy asustada, le pedí a Dios que me ayudara, estaba temblando”.

Por último, el documento sobre la historia clínica, el cual fue facilitado por María Paula a esta revista, quedó plasmada su versión del ataque: “Ya había pasado antes. Nos fuimos en el carro, yo estaba muy cansada y me quedé dormida. Cuando me levanté, él estaba revisando el celular completo, me dijo vagabunda y puta, me pegó el primer puño, me agarró del pelo y me botó al piso, me pegó un puño en el mentón”.