salud pública

Santander retrocede: aumentan toque de queda y pico y cédula por covid-19

El gobernador y los alcaldes del área metropolitana anunciaron medidas más drásticas para detener la velocidad del contagio en el departamento, que se encuentra cerca de la alerta roja.


Tal como se preveía, Santander tuvo que tomar medidas más drásticas para tratar de disminuir la velocidad del contagio de covid-19. Se trata de volver a mayores restricciones de movilidad, como en el inicio de la pandemia. Las nuevas medidas regirán a partir de este sábado, 1 de agosto, y tendrán un periodo de prueba de 15 días.

Así las cosas, el toque de queda se ampliará una hora: será desde las 7:00 p. m. hasta las 5:00 a. m.de lunes a viernes, y los sábados de 6:00 p. m. a 5:00 a. m. del siguiente día hábil; es decir, en el caso de los dos puentes festivos que tiene agosto, el toque de queda se levantará los martes a las 5 de la mañana.

También se regresó al pico y cédula de dos dígitos por día, ya que para facilitar una mayor apertura del departamento se había implementado de acuerdo con el último número de la cédula según los días pares e impares. A partir de este 1 de agosto iniciará la nueva metodología con los números terminados en 1 y 2, siguiente día hábil (lunes 3 de agosto) 3 y 4, y así sucesivamente.

Sin embargo, como se amplió la restricción de movilidad y habrá mayor confinamiento, decidieron ampliar el horario una hora para hacer deportes. Así que se podrán realizar actividades deportivas de 5:00 a. m. a 9:00 a. m. de lunes a sábado.

Los controles para ingresar al departamento también aumentaron. Ya existían 90 puntos de control, pero ahora exigirán que las personas presenten una prueba de covid-19 que no supere los cinco días.

Las decisiones se tomaron tras una reunión virtual entre el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar, y los alcaldes del área metropolitana Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta, así como de San Gil y El Socorro.

El departamento se encuentra en un nivel moderado de contagio, en alerta naranja. Sin embargo, está cerca de declarar la alerta roja y eso es precisamente lo que están tratando de evitar. A corte del 29 de julio, se han confirmado 3.295 casos de coronavirus, de los cuales 2.175 están activos, 1.046 recuperados y 74 fallecidos. En los últimos días se han registrado cifras récord de casos confirmados desde el inicio de la pandemia. Este 29 de julio fueron 245 personas. En cuanto a la disponibilidad de UCI, de las 424 que tiene el departamento, 107 están ocupadas por pacientes covid.

Las nuevas restricciones son un paso intermedio para no volver al confinamiento total ni por sectores ni ciudades, como se está haciendo en otros departamentos. Hace dos semanas, el gobernador advirtió que si la velocidad del contagio seguía aumentando, contemplaba volver al “confinamiento total”, pero que este no era el escenario ideal, porque afectaría la economía.