nación

Declaran calamidad pública en Necoclí por aumento de migrantes

Actualmente se registran más de 10.000 migrantes varados en el municipio.


Necoclí se ha convertido en una bisagra para miles de migrantes que llegan al municipio con el fin de salir hacia Panamá y luego Estados Unidos. No obstante, las autoridades expresaron gran preocupación por el nivel de aglomeraciones que se han registrado en la zona. Actualmente, señalan que hay más de 10.000 migrantes varados esperando poder tomar transporte.

La preocupación se debe a que la empresa transportadora se habría quedado sin capacidad operativa, pues solo tiene capacidad de movilizar hasta 750 personas al día. El desborde de migrantes ha dejado a miles represados en el pueblo sin estadía o alimentación. Ante los hechos, el director de Gestión del Riesgo de Necoclí, Cesar Zúñiga, aseguró que solicita a la empresa transportadora más lanchas para poder evacuar a los migrantes.

“Solicitamos a la empresa transportadora el servicio de más lanchas para que podamos evacuar más migrantes diariamente y también estamos atentos a otra solicitud que le hicimos a la empresa para que descentralice la venta de tiquetes a hoteles donde ellos se hospedan para que ahí mismo puedan acceder a su tiquete y despejen las playas” dijo Zúñiga.

Por otro lado, la preocupación del pueblo crece debido al miedo de que se genere un brote de covid-19, debido a que los migrantes provienen de tierras lejanas en donde la situación de salud por la pandemia ha sido complicada, además de que los migrantes no cumplen con los protocolos de biosegurodad. Según el director, la mayoría de migrantes llegan de Haití, Cuba, Senegal y Venezuela.

Videos que circulan en redes sociales son el testimonio del desespero que sacude a los migrantes, pues para ellos cualquier retraso es una pérdida de dinero, ya que viajan con el dinero contado y en Necoclí ya no tienen donde quedarse, por lo que duermen en la playa y en las calles. Según reporte de las autoridades, la situación es tan delicada que hasta el servicio de acueducto y alcantarillado ha colapsado.

Durante 10 días se ha reportado represamiento de la salida de lanchas desde Necoclí, debido a factores climáticos, lo que ha hecho que muchos migrantes se queden allí. La Defensoría del Pueblo aseguró que desde el primer semestre del año la entidad, a través de la regional Urabá Darién, ha realizado cinco misiones de observación en zonas de fronteras y ha participado en espacios interinstitucionales, como consejos de seguridad, puestos de mando unificado (PMU) y comités de gestión del riesgo para monitorear el flujo migratorio en la zona.

Así mismo, la Defensoría señaló que ha oficiado a las alcaldías de Necoclí, Turbo y Acandí; a la Gobernación de Antioquía; a la Policía Nacional; a la Estación de Guardacostas del municipio de Turbo; a la Cancillería, y a Migración Colombia para que se atienda y se garanticen los derechos de la población migrante y refugiada con vocación de tránsito.

Por otro lado, cabe resaltar que sobre el tema del paso de migrantes hay toda una mafia y una pelea en las economías locales, pues a cada persona se le cobran unos cien dólares por atravesar la selva, que justo por estos días se hace más peligrosa por cuenta de las lluvias que se precipitan en la región.

Un migrante cubano con el que pudo hablar SEMANA relató: “Nos dicen que la pasada por el mar es muy difícil, la verdad es que una situación angustiante y más porque varios amigos pasaron y ellos vieron cadáveres por la selva. Yo no quiero pasar esa situación, quiero llegar rápido, pero aquí ahora mismo no tenemos dónde dormir ni qué comer, estamos muy desesperados y queremos seguir, pero seguros”.

Ante la situación, la Defensoría del Pueblo pidió a las autoridades “del orden nacional, departamental y municipal planes de contingencia ante posible colapso por represamiento de migrantes que transitan por la ruta del Tapón del Darién, quienes llegan a Necoclí con proyección de salida hacia Panamá”.