nación

Emergencia en Necoclí: más de 10.000 migrantes represados en su viaje hacia Panamá

Las autoridades locales no dan reporte de la situación y la comunidad asegura que empiezan a colapsar los servicios de acueducto y alcantarillado.


Desde hace varios años Necoclí se ha convertido en una bisagra para miles de migrantes que cada semana llegan hasta allí para buscar camino hacia Panamá y, luego, a Estados Unidos. Y aunque cada tanto es común que se agolpen mil o dos mil personas en el puerto, la situación de las últimas 48 horas es más que preocupante: cerca de 10 mil ciudadanos de diferentes países África y Asia, Cuba y Haití buscan desesperados cómo atravesar el mar.

Videos que circulan en redes sociales son el testimonio del desespero que sacude a los migrantes, pues para ellos cualquier retraso es una pérdida de dinero, ya que viajan con el dinero contado y en Necoclí ya no tienen donde quedarse, por lo que duermen en la playa y en las calles. Según reporte de las autoridades, la situación es tan delicada que hasta el servicio de acueducto y alcantarillado ha colapsado.

Unas de las preocupaciones de los locales es que cada día pueden llegar entre 500 y mil nuevos migrantes y los lancheros no dan abasto para pasarlos por el golfo de Urabá hasta Capurganá, desde donde atraviesan el peligroso Tapón del Darién para llegar a Panamá.

Hay que recordar que alrededor del paso de migrantes hay toda una mafia y una pelea en las economías locales, pues a cada persona se le cobran unos cien dólares por atravesar la selva, que justo por estos días se hace más peligrosa por cuenta de las lluvias que se precipitan en la región.

Un migrante cubano con el que pudo hablar SEMANA, relató: “Nos dicen que la pasada por el mar es muy difícil, la verdad es que una situación angustiante y más porque varios amigos pasaron y ellos vieron cadáveres por la selva. Yo no quiero pasar esa situación, quiero llegar rápido, pero aquí ahora mismo no tenemos donde dormir ni que comer, estamos muy desesperados y queremos seguir, pero seguros”.

Pese a la delicada situación, las autoridades locales no se han pronunciado sobre el aumento de migrantes en la región. SEMANA llamó en varias oportunidades al alcalde Jorge Tobón, pero fue imposible hacer conexión.

Mientras tanto, la Defensoría del Pueblo pidió a las autoridades “del orden nacional, departamental y municipal, planes de contingencia ante posible colapso por represamiento de migrantes que transitan por la ruta del Tapón del Darién, quienes llegan a Necoclí con proyección de salida hacia Panamá”.