violencia de género

Desplazamiento de mujeres por Colombia conlleva a índices de “desprotección muy elevados”: estudio

Según un informe de Alianza Por la Solidaridad-ActionAid, de las personas que han pedido ayuda, solo el 10 % la ha recibido.


Un total de 1.493.270 personas desplazadas en Colombia requieren de asistencia “urgente” por violencia por razones de género, según un informe de la ONG Alianza Por la Solidaridad-ActionAid publicado este 18 de enero, que pone el foco en la falta de medidas de prevención e información por parte de las autoridades para asistir a las mujeres en situación de vulnerabilidad.

El desplazamiento de miles de mujeres por Colombia conlleva unos índices de “desprotección muy elevados”, según la organización que ha señalado estos movimientos, están azuzados por la crisis de migrantes de Venezuela y el aumento de la violencia en el país latinoamericano, concretamente en el departamento Norte de Santander, donde el 12 % de las personas están consideradas como población con necesidades humanitarias. De estas, más de 157.250 tienen necesidades severas.

En el país, casi 580.000 personas se han visto forzadas a desplazarse internamente desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016. Además, Colombia acoge a 1,7 millones de refugiados y migrantes provenientes de Venezuela. En Norte de Santander actualmente los refugiados suponen un 11,83 % de la población del departamento.

El informe de Alianza Por la Solidaridad-ActionAid se centra en las mujeres que se ven obligadas a desplazarse y en los abusos y agresiones sexuales a las que se ven sometidas durante el proceso y también pone de manifiesto los principales riesgos a los que se enfrentan, como son la violencia intrafamiliar, la violencia de pareja, la violencia sexual, la explotación sexual y el tráfico de personas.

Así, la situación de desprotección social y económica, la pérdida de empleo, la sobrecarga de labores del cuidado en el hogar y la falta de información y rutas a seguir frente a la violencia han llevado a muchas mujeres a introducirse en actividades como la prostitución, los matrimonios a temprana edad y las relaciones de pareja forzadas.

Esta situación se mezcla con la explotación y comercio sexual que vive el país, sobre todo en la zona fronteriza con Venezuela, acrecentando la trata de mujeres, niñas y adolescentes ejercida por distintos grupos armados, según el trabajo.

Por otro lado, la ONG ha denunciado “amenazas y limpieza social” contra mujeres en situación de prostitución y la comunidad LGTBI. El feminicidio es “la última y más grave amenaza” a la que se ven sometidas estas mujeres, unos crímenes que “ocurren a diario en Colombia” y “afectan principalmente a mujeres lideresas y defensoras de los Derechos Humanos”. El municipio más afectado es San José de Cúcuta, la capital del departamento Norte de Santander.

Falta de ayuda

Por ello, la organización española ha hecho un llamado a las autoridades colombianas y ha denunciado que hay un vacío en las actuaciones, denunciando que hay fallas en las actuaciones realizadas para las supervivientes de violencia por razones de género. “De todas las personas que ha solicitado atención, sólo el 10 % han recibido alguna ayuda”, ha destacado el trabajo, realizado por el apoyo del programa EU Aid Volunteers, impulsado por la oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea.

Alianza Por la Solidaridad-ActionAid ha incidido en la necesidad de que se fortalezcan las estrategias de comunicación e información para la difusión de información sobre rutas de atención y acceso a servicios básicos, así como estrategias de mitigación y prevención de todo tipo de violencias en un contexto en el que las ‘trochas’, caminos ilegales utilizados por el cierre de caminos oficiales por la pandemia, plagados de traficantes que cobran dinero a los migrantes para cruzar de forma segura, y la presencia de grupos ilegales aumentan la vulnerabilidad de las personas refugiadas de Norte de Santander.

*Con información de Europa Press.