violencia

En ataque de celos, una mujer arrojó agua hirviendo a los genitales de su pareja

Según fuentes policiales, la esposa del agredido huyó de la comunidad Plato, en Magdalena,


En un ataque de celos e intolerancia, una mujer atacó a su esposo con agua hirviendo arrojándosela a sus genitales. Este sorprendente hecho ocurrió en el municipio Plato, reseñaron medios del departamento Magdalena.

De acuerdo con el reporte de la Policía, el hombre, identificado como Fernando Castro Córdoba, se encontraba durmiendo en su vivienda cuando la mujer, identificada como Maeslla Lozada Cantillo, le tiró una olla de agua hirviendo en sus partes íntimas, causándole graves quemaduras.

Según las primeras versiones, Castro Córdoba estaba en su lugar de trabajo con una de sus compañeras culminando su jornada laboral. Su esposa se acercó a observarlo y se retiró a su residencia. Cuando el hombre llegó se acostó a dormir y Lozada aprovechó para atacarlo con el agua caliente.

El medio digital El Informador registró que en medio del desespero del hombre y las graves lesiones en la parte inferior de su cuerpo fue trasladado por los vecinos hasta el Hospital de Plato, donde le brindaron los primeros auxilios para tranquilizarlo. Posteriormente, le practicaron una cirugía, ya que presentaba quemaduras de segundo grado, y actualmente continúa siendo tratado por los especialistas del centro médico.

Las autoridades policiales fueron alertadas de este ataque y se acercaron hasta el centro asistencial para capturar a Lozada Cantillo. Sin embargo, la mujer había huido.

Fuentes policiales le indicaron al medio de Magdalena que la atacante se habría movilizado hacia Santa Marta, con el propósito de llegar a Medellín; sin embargo, hasta el momento esta versión está siendo investigada por las autoridades.

El hombre agredido se encuentra adelantando las diligencias para tramitar la respectiva denuncia contra su pareja ante la Fiscalía General de la Nación, seccional Magdalena.

Otro ataque con agua hirviendo

Gran conmoción causó en Inglaterra el caso de Corinna Smith, una mujer de 59 años de edad que fue condenada a cadena perpetua tras ser hallada culpable de asesinar a su esposo con una mezcla de agua con azúcar hirviendo, luego de que se enterara de que el hombre presuntamente había agredido sexualmente a varios menores de edad, entre ellos sus dos hijos.

Los hechos se registraron en la localidad de Neston, en cercanías a la ciudad de Liverpool en julio de 2020. De acuerdo con las autoridades, la mujer lanzó el líquido sobre el hombre de 80 años de edad causándole quemaduras en un tercio de su cuerpo. Tras un mes hospitalizado, el hombre falleció por la gravedad de sus heridas.

“Fue trasladado al Hospital Whiston en la madrugada del martes 14 de julio de 2020 en estado grave. Recibió tratamiento por sus heridas, pero, a pesar de los mejores esfuerzos del personal médico, murió un mes después”, indicó la Policía.

El día antes de que ocurriera el ataque, Smith había sido informada por su hija sobre acusaciones “devastadoras” de que su esposo había abusado sexualmente de niños “durante muchos años”.

El día del incidente, según señaló la Policía en ese momento, fue a la casa y llenó un balde con agua hirviendo y lo mezcló con tres kilogramos de azúcar. Mientras el hombre dormía, ella derramó el contenido sobre sus brazos y torso, y luego abandonó la residencia.

Posteriormente, llamó a la Policía y a una ambulancia desde una vivienda cercana. “Lo he lastimado mucho, creo que lo he matado”, manifestó.