nación

Duque le insistió a la minga que el Gobierno no dialoga bajo amenazas

La minga indígena ya se encuentra en Fusagasugá, Cundinamarca, y se espera que este domingo arribe a la capital del país.


Ante la inminente llegada de la minga indígena a Bogotá, el presidente Iván Duque advirtió que no dialoga bajo amenazas. “Este ha sido un Gobierno dialogante en los territorios con todos los sectores de la población. A este Gobierno nadie le tiene que hacer ultimatums, nadie lo tiene que emplazar, porque en el diálogo constructivo hemos demostrado que estamos siempre pensando en la realidad de los ciudadanos”, agregó el jefe de Estado desde el departamento de Nariño.

Este viernes, en el marco de la clausura del Congreso Nacional de Hotelería y Expocotelco 2020 el presidente Duque ya había advertido que el Gobierno dialoga sin amenazas y sin ultimátums, recalcando que “pirómanos” incendian sentimientos populares para atacar la reactivación económica.

Hemos estado en todo el territorio nacional y avanzamos en una conversación nacional que ha presentado muchísimas medidas que hoy están siendo adoptadas y que han sido adoptadas en los últimos meses. Por lo tanto nosotros, en el espíritu dialogante, estamos con todos los sectores avanzando hacia cumplir todas las metas del Plan Nacional de Desarrollo”, indicó el mandatario en ese evento.

En línea con la pandemia que se vive en el país, desde el pasado 10 de octubre avanza la minga indígena convocada por el Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), ante la ola de violencia que se ha agudizado en en el país y por el abuso policial que se visibilizó con el asesinato de Javier Ordóñez a manos de unos agentes de la Policía.

Entre el pliego de peticiones que tiene la minga indígena para el Gobierno nacional está el desmonte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y que se retomen los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). En un principio la minga indígena tenía previsto llegar a Cali, capital del Valle del Cauca, para reunirse con el presidente Iván Duque con el propósito de presentarle el pliego de solicitudes, no obstante, el mandatario no asistió al encuentro y en su lugar envió una comitiva del Alto Gobierno para dialogar con los indígenas del Cauca. La comitiva estuvo integrada por los ministros de Salud y Justicia, Fernando Ruiz y Alicia Arango, respectivamente, entre otros altos funcionarios.

Por lo tanto, el Palacio de los Deportes será el lugar que acogerá a los participantes de la minga indígena cuando lleguen a Bogotá. Así lo confirmó este viernes el secretario de Gobierno de la capital, Luis Ernesto Gómez.

“Tenemos en el Palacio de los Deportes una capacidad y un aforo que para pernoctar supera los 2,000, 3,000, pero recordemos que también que el palacio se encuentra en un complejo con varias áreas verdes donde se pondrán algunas carpas. Tenemos un equipamiento muy importante por parte del distrito”, dijo.

Previamente, el alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, solicitó a los líderes de la movilización que eviten realizar una parada en el municipio vecino a Bogotá.

El mandatario local señaló que no tienen la capacidad para hospedar las personas que se desplazan desde el suroccidente del país.

“Respetamos las manifestaciones populares, en este caso de la Minga indígena que se dirige hacia Bogotá. Soacha no tiene las posibilidades económicas y logísticas para albergar a las más de 7.000 personas que vienen caminando desde hace más de cinco días, sin olvidar que garantizar los protocolos de bioseguridad para tantas personas sería bastante costoso”, dijo.

En la mañana de este viernes los gobiernos nacional y distrital sostuvieron una nueva disputa a través de redes sociales sobre la atención y la logística para el arribo de los manifestantes a Bogotá.

El secretario de Gobierno señaló que se había dispuesto todo lo necesario para que el ejecutivo central apoyara la llegada de los indígenas, sin embargo, la ministra del Interior, Alicia Arango, afirmó que “con la Alcaldía de Bogotá, no existe acuerdo previo sobre la responsabilidad del gobierno, en la atención de la logística y los temas sanitarios de la minga indígena que llega a Bogotá en los próximos días”. “Las autoridades locales han respondido a la minga a su paso por su ciudad”, subrayó la funcionaria.

En respuesta, la alcaldesa Claudia López manifestó: “Nos parecía mejor recibir la minga de común acuerdo con el Gobierno nacional como un gesto para aliviar tensiones. No quisieron. No hay problema. La Alcaldía se encargará, los recibirá y, como siempre, acordará con las organizaciones sociales, las garantías para su movilización pacífica”.