nación

¿El actual contralor será el nuevo fiscal general? Esto respondió el funcionario

Carlos Felipe Córdoba habló en medios de comunicación sobre los rumores que lo pondrían en la Fiscalía General de la Nación.


Los movimientos en la política no solo se ven en las campañas de los candidatos presidenciales, también hay rumores en torno a las cabezas de la Contraloría y de la Fiscalía General.

El actual contralor Carlos Felipe Córdoba está en medio de ‘chismes de pasillo’ que se escuchan en el Congreso y demás entidades del Estado, pues hay quienes lo ponen en un futuro cercano como el nuevo fiscal general, lo cual se da tras críticas que han surgido contra el actual fiscal Francisco Barbosa.

Sin embargo, para aclarar los rumores, Córdoba habló ante medios de comunicación que le preguntaron de manera directa si estaba aspirando al cargo.

“No, señor, yo no aspiro a ninguna Fiscalía. No estoy hablando con nadie de la Fiscalía ni me quedan ganas para hacer campañas para algún puesto público”, dijo en entrevista con Blu Radio.

Un periodista de esa emisora incluso le consultó por otro rumor que apunta a que, ad portas de terminar su periodo como contralor, supuestamente plantearía modificar las condiciones y requisitos para ser fiscal, a lo que Córdoba respondió:

“¿Y qué más no se inventan de mí? Inventan de todo. Dicen que yo estoy detrás de cualquier otra cosa, pero no se preocupe porque yo estoy feliz porque se termina mi periodo y feliz además porque puedo salir a hacer otras cosas en el sector privado y porque voy a tener mucho más tiempo para mi familia”, aseveró para el mismo medio.

Las respuestas del funcionario público fueron contundentes y con esto se podrían dar por terminados los rumores que se vienen tejiendo ante una posible renuncia anticipada de Barbosa y la llegada de Córdoba a su cargo.

Y es que la Contraloría también se ha visto envuelta en algunas polémicas como la ocurrido hace unos días en que la Iniciativa para el Desarrollo de la Organización Internacional de Entidades Fiscalizadoras Superiores (Intosai) emitió una comunicación en la que expresó su preocupación por las presiones externas que pueden amenazar la independencia de la Contraloría General de la República, en Colombia, a raíz de la investigación por el descalabro de Hidroituango.

“La Contraloría General de Colombia ha percibido un riesgo a su independencia después de la publicación del informe de control excepcional sobre Hidroituango”, señaló el pronunciamiento.

“La Contraloría debería contar con ´la libertad de decidir el contenido y la oportunidad (momento) de sus informes de auditoría, al igual que sobre su publicación y divulgación´, dice la declaración, al citar la Declaración de México sobre la Independencia de las Entidades Fiscalizadoras Superiores. De hecho, señala que se hará ´un seguimiento a potenciales amenazas y/o violaciones -de jure o de facto- a la independencia de la Contraloría respecto del caso del control excepcional sobre Hidroituango´”. La declaración es firmada por Einar Gorrissen, director general de la Iniciativa para el Desarrollo de la Intosai.

Ante las presiones a las que se refiere Intosai, Córdoba fue también contundente y aseguró que no tiene miedo y que operará con la mayor transparencia en este caso.

Como decía mi mamá, el que tenga miedo que compre un perro. Yo tengo ocho perros”, dijo el contralor durante su intervención el pasado jueves en el Encuentro de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial, realizado en Barranquilla.

Según lo expresado por Córdoba, las presiones son circunstancias a las que está expuesto todos los días. “Nosotros, como jueces administrativos, nos salen a presionar. A veces a través de los medios de comunicación, en otras ocasiones, salen a llamar a algunos grupos a que nos presionen con fuerza”, señaló el funcionario.