seguridad en bogotá

El crudo panorama de la seguridad en Bogotá que le presentó el Concejo a la administración distrital

El delito se incrementó en el 40 % de la ciudad. Concejales hicieron debate de control político y dijeron que la situación podría agravarse cuando regrese toda la población a la actividad económica.


En 2020, aún con muy poca población en las calles, debido a las medidas restrictivas, incluidas cuarentenas y aislamientos ‘inteligentes’, en Bogotá se presentaron cifras preocupantes por muerte violenta.

El concejal Juan Baena, que fue uno de los citantes a un debate de control político al tema de seguridad en la administración de Claudia López, abordó la difícil situación que se vive en la capital y que, de acuerdo con las cifras oficiales, es más un tema de percepción ciudadana.

Durante el debate, Baena presentó un diagnóstico, según el cual, 1.032 personas perdieron la vida de forma violenta el año pasado. “El delito aumentó en 8 de las 20 localidades, esto quiere decir que se incrementó en el 40 % de la ciudad. Y eso que la ciudad tuvo una de las cuarentenas más extensas del mundo, destacó el cabildante.

El panorama mostrado en el Concejo, recinto en el que uno a uno de los cabildantes fueron exponiendo sus estadísticas, da cuenta de que, en 3 localidades aumentó en más de 40 % el número de homicidios. Baena puso el caso de Usaquén, en donde el incremento fue del 51,52 %.

Entre tanto, en Rafael Uribe Uribe, el incremento de homicidios fue de 41 % y en La Candelaria, de 50 %.

Concejo de Bogotá
El Concejo de Bogotá en sesiones con asistencia parcial en las instalaciones físicas. - Foto: Cortesía Concejo de Bogotá

La zona de Ciudad Bolívar, donde recientemente han ocurrido varios casos, hubo 210 muertes en 2020, y, en Kennedy 142 casos. Es decir, son las localidades que más homicidios registraron. “Es la primera vez que en su historia Ciudad Bolívar tiene más de 200 homicidios en un año calendario”, dijo el concejal.

Las mujeres terminan siendo las más afectadas: 95 mujeres murieron de forma violenta en 2020, según salió a relucir en el debate.

“En Bogotá, en vez se una reactivación de la economía, se reactivaron las bandas delincuenciales, porque tienen carros de alta gama”, dijo la concejala Lucía Bastidas, quien advirtió que en lo que va corrido del año ya se han registrado 9 feminicidios, dos de los cuales se produjeron en menos de 36 horas.

¿Qué ha pasado en este año?

Dos meses y medio lleva el 2021 y, según los números que presentaron los concejales, el panorama de seguridad es “desalentador”.

Hurto de bicicleta y celulares, incremento en el uso de armas para cometer delitos, feminicidios, violencia intrafamiliar están a la orden del día.

Según dijeron los concejales la inseguridad está en aumento pese a que en el Plan de Desarrollo se habló de aplicar estrategias para que los ciudadanos pudieran “vivir sin miedo”.

En el poco tiempo que lleva el 2021, “150 personas han muerto de forma violenta entre enero y febrero de este año”, dijo el citante al debate. Y agregó que, en estos primeros dos meses, “localidades como Barrios Unidos registran un 200 % más de homicidios; La Candelaria, 200 % más; Usme, 120 % más, y Teusaquillo ha registrado un 100 % de aumento”.

El concejal Samir Abisambra fue otro de los que alzó la voz para subrayar que el hurto está deambulando por las calles de la capital. “La línea de emergencias 123 ha recibido más de 18.900 llamadas entre enero y febrero de este año por robos”, dijo.

Otros cabildantes mencionaron en el debate la debilidad en los resultados, puesto que, de 800 hurtos en TransMilenio, solo había 14 capturas efectivas.

La bicicleta, foco de la delincuencia

En el Concejo se puso en el debate la reciente publicación del diario ‘The Guardian’ en donde se mencionó a Bogotá como ‘la capital de la muerte en bicicleta’. A partir de allí, resaltaron que en 2020 hubo un registro de 10.802 denuncias por hurto de bicicleta, lo que sumó 2.673 casos más en comparación con 2019.

VIDEO: LE PUEDE INTERESAR

Entre tanto, en lo que va de 2021, ya van 1.623 casos de robo.

Otra problemática que resaltaron los concejales, con cifras en mano, fue la del incremento del uso de armas, lo que, según anotó Baena, se desbordó desde el comienzo de la pandemia. “Pasamos del raponazo, al uso e implementación de armas de fuego en la comisión del delito”.

El homicidio, el atraco, el robo de bicicletas, se está haciendo con arma de fuego y, un hecho catalogado como grave en el Concejo, es que el 68 % de los delitos (en el país) nunca se denuncian.