política

“El proyecto se hizo cuando él no tenía un alias”

La vicepresidenta habló de Memo Fantasma y explicó que se hizo el negocio inmobiliario, pero bajo términos legales y en un momento donde no había información sobre los antecedentes de esa persona.


En entrevista con SEMANA, Marta Lucía Ramírez conversó sobre varios episodios por los que ha sido cuestionada y por los que ha sido objeto de diferentes críticas por parte de sus contradictores.

Uno de ellos fue con relación a un negocio que realizó su esposo, Álvaro Rincón, y en el cual terminó involucrado el narcotraficante Guillermo León Acevedo, conocido como Memo Fantasma. El proyecto era un edificio llamado Torres de la 85 con 14, en el norte de Bogotá, y fue denunciado por el portal Insight Crime hace unos meses.

Al respecto, Marta Lucía Ramírez dijo que efectivamente el negocio existió y que el proyecto inmobiliario se hizo en 2006, pero que todo estuvo dentro del marco de lo legal y que participaron más socios además de ellos dos. Comentó que en ese entonces nadie conocía la verdadera identidad de León y que este había presentado todos los documentos respectivos.

“Cuando esta persona no tenía un alias, cuando esta persona no estaba buscada por la justicia ni tenía ningún tipo de anotación judicial, mi esposo y sus socios porque este es un negocio que se hizo con una sociedad lo que hicieron fue participar en un fideicomiso inmobiliario en donde también este señor participó aportando unos lotes”, aclaró Ramírez.

Así mismo, dijo que en ese momento la fiduciaria revisó y certificó que todo estuviera en regla y que su mismo esposo ha publicado ese documento. Igualmente, dijo que tienen un certificado de ese entonces en el que la Policía Nacional certifica que no había ninguna investigación en su contra y otro de la Fiscalía.

Mencionó que este y los otros episodios por los que ha sido criticada parecen “una estrategia dedicada a socavar permanentemente el nombre, el prestigio, la credibilidad y dañar a una familia (...) que realmente no ha hecho nada distinto que trabajar la vida entera y hacerlo honestamente”, enfatizó.

La publicación que generó este hecho también mencionaba que supuestamente Ramírez había recomendado a León para que sus hijas fueran recibidas en el colegio Nueva Granada de Bogotá. SEMANA se comunicó con la institución, quienes aseguraron que esto no sucedió.

Cuando se publicó el polémico hecho, la vicepresidenta también se refirió al caso defendiendo su derecho al buen nombre y negó que este hubiera sucedido como se estaba contando. 

Comentó que “a Colombia le ha hecho un daño terrible el narcotráfico porque hay familias que tienen hijos narcotraficantes, porque hay familias que tienen hijos viciosos y otras familias que se han arruinado por ese negocio maldito de la droga, y lo que he pedido es que las personas vinculadas con ese negocio respondan ante la ley”.

En la entrevista también aclaró lo sucedido con la demanda que presentó contra el periodista Jeremy McDermott, quien reveló estos hechos. Mencionó que lo hizo para defender su honra y la de su familia, pero que eventualmente la retiró porque el periodista luego aclaró cómo había sido el episodio.