Tendencias

Home

Nación

Artículo

Eln sería el responsable del ataque.
Eln está completamente vinculado con Venezuela - Foto: A.P.I.

nación

ELN es una organización binacional, la paz total necesita a Venezuela: según investigación de Insight Crime

Es posible que Venezuela se encuentre en una encrucijada, si decide apoyar a Colombia en la búsqueda de una solución negociada al conflicto con el ELN.

Este lunes 3 de octubre la Fundación Insight Crime reveló un informe titulado Las guerrillas colombo-venezolanas: la migración de la guerra de Colombia hacia Venezuela, en donde devela varios detalles sobre la guerrilla del ELN y las circunstancias a las que debe enfrentarse el presidente Gustavo Petro para consolidar su proyecto de ‘paz total’.

Inicialmente, el informe, detalla que dicha guerrilla “no es una insurgencia jerarquizada, rígida y centralizada, sino una federación de redes regionales semiautónomas conocidas como Frentes de Guerra. El proceso de toma de decisiones del ELN requiere que estos frentes, a menudo díscolos, lleguen a un consenso para las decisiones importantes”.

“Dos de los frentes más fuertes y beligerantes del ELN, el Frente de Guerra Oriental y el Frente de Guerra Nororiental, han utilizado durante mucho tiempo a Venezuela como refugio y fuente de ingresos [...] En esta región se han apoderado de lucrativas economías criminales, como el narcotráfico, la minería de oro y el contrabando, al tiempo que han creado redes sociopolíticas dentro de las comunidades y alianzas militares con las fuerzas de seguridad venezolanas”, agrega.

Sebastián Zuleta, experto en negociaciones de paz y el conflicto colombiano, quien ha asesorado al gobierno colombiano en las conversaciones con el ELN, manifestó que “mientras sigan consolidando el poder y expandiéndose en Venezuela, el Frente de Guerra Oriental, al menos, tendrá aún menos incentivos para negociar”.

“El comandante más importante del Frente de Guerra Oriental, Gustavo Aníbal Giraldo, alias Pablito, asestó el golpe mortal a un proceso de paz que comenzó en 2017, cuando presuntamente ordenó la detonación de una bomba en una academia de policía de Bogotá, atentado en el que murieron 22 cadetes y otros 70 resultaron heridos en enero de 2019, al parecer sin el conocimiento de los otros líderes nacionales del ELN”, registra el informe.

El ELN en Venezuela “ha actuado más bien como una fuerza paramilitar que apoya al gobierno de Maduro. Por lo tanto, cualquier nuevo proceso de paz debe involucrar al Gobierno venezolano”.

Incluso el tema es tan complejo con la presencia del grupo armado en la región, que “el gobierno municipal tiene que trabajar con la guerrilla. ‘Si eres de la oposición, tienes que aceptarlo y respetar sus normas y regulaciones’”, según informó a InSight Crime un funcionario del Gobierno local de un municipio fronterizo en el estado Táchira, quien pidió permanecer en el anonimato por razones de seguridad.

Foto: Archivo semana

“El control de la guerrilla sobre los territorios de los estados ricos en minerales, Amazonas y Bolívar, le ayuda al Estado a reclamar una parte del oro producido en las operaciones mineras ilegales. El comercio internacional de este oro le ha ayudado al gobierno a eludir las sanciones de Estados Unidos y le ha proporcionado ingresos extranjeros necesarios”, añade el texto.

Por lo que la guerrilla “comparte con las fuerzas de seguridad venezolanas las ganancias de la minería y de otras economías criminales, como el contrabando, el tráfico de combustible y el narcotráfico”, manifiestan diversos funcionarios y exfuncionarios de las fuerzas de seguridad, fuentes políticas locales y nacionales, expertos, investigadores y fuentes en las comunidades de la región fronteriza, quienes hablaron con InSight Crime bajo condición de anonimato.

El representante indígena de la Asamblea Nacional por el estado Amazonas, Romel Guzamana, expresó: “[Los militares y la guerrilla] tienen un acuerdo, prácticamente un negocio corrupto, que llevan juntos en la frontera”.

Sebastián Zuleta, el experto en negociaciones con el ELN dice que “hay una relación parasitaria y simbiótica entre el gobierno de Maduro y el ELN y esto será muy difícil de deshacer”.

El documento asevera que si Maduro llegase a convencerse de que “negociar la paz vuelve a ser políticamente más beneficioso que permitir la guerra, podría descubrir que la guerrilla ya está demasiado arraigada en Venezuela y que su poder ha crecido demasiado para ser controlada por él”.

“Si, por la razón que sea, llega el momento en que ellos [el ELN y el régimen venezolano] ya no se necesitan mutuamente, entonces no veo al ELN recogiendo sus tiendas y sus armas y regresando a Colombia, se van a quedar allí”, manifiesta Zuleta.

Mientras que Luis Trejos, académico de la Universidad de Norte, de Barranquilla, e investigador experto en el conflicto colombiano, asegura que cree que Venezuela “se va a encontrar en una encrucijada: si apoya a Colombia en la búsqueda de una solución negociada al conflicto con el ELN, pero el proceso no tiene éxito, entonces podría pagar el precio de un conflicto armado en Venezuela”.