nación

“Ninguna marcha puede cambiar un proceso judicial”: Sec. de Gobierno

La administración distrital recordó las restricciones vigentes en Bogotá por la pandemia de covid-19, tras la convocatoria de marchas en Bogotá.


Varias han sido las reacciones desde diversos sectores de la sociedad, luego de conocerse la orden de la Corte Suprema de Justicia para detención domiciliaria del expresidente Álvaro Uribe Vélez en el caso que se le investiga por presuntos falsos testigos.

En redes sociales, varios seguidores del exjefe de Estado han convocado movilizaciones ciudadanas para expresar su sentir en contra de la decisión del Alto Tribunal y mostrar su apoyo a Uribe Vélez.

En Twitter se encuentran varios mensajes donde hacen un llamado para salir a las calles en Medellín y en Bogotá, pero las autoridades locales ya se han pronunciado al respecto recordando las restricciones vigentes en medio de la pandemia por covid-19.

La Secretaría de Gobierno de Bogotá, en cabeza de Luis Ernesto Gómez, señaló que “no están autorizadas las aglomeraciones ni las marchas en Bogotá en estos días de pico de la pandemia. Primero la vida. Prudencia por favor”.

El funcionario recordó que “durante el pico de la pandemia de covid-19, en toda la ciudad de Bogotá están restringidas las aglomeraciones y las marchas como medida fundamental de protección a la vida por el riesgo epidemiológico que representan”.

Asimismo, hizo un llamado a todos los ciudadanos a la prudencia y aseguró que “no hay ninguna marcha que pueda cambiar el rumbo de un proceso judicial. Necesitamos proteger la vida”.

Más reacciones en Bogotá

Entre tanto, la noticia de la detención domiciliaria de Uribe ha generado varias reacciones en el Concejo de Bogotá.

El concejal Diego Cancino (Alianza Verde) celebró la decisión de la Corte Suprema y la calificó como un hecho histórico, “un grito de la justicia que demuestra que la justicia opera, es universal y no se aplica solo para los de ruana”.

“Estamos ante un hecho histórico, al poder establecido de un expresidente vinculado con fuerzas paraestatales le ha llegado la justicia. La ley no es para los de ruana. La ley es universal”, aseguró Cancino.

Por su parte, la concejala Marisol Gómez, del movimiento Bogotá para la Gente, dijo que la detención del expresidente “es una prueba de fuego para toda la institucionalidad democrática de Colombia. No solo por ser el primer expresidente de Colombia con una medida de aseguramiento de detención preventiva, sino por todo lo que él ha representado en la política colombiana en los últimos 25 años”.

Es el político más popular, pero también uno de los más polémicos y uno de los que más polariza a Colombia. Por eso es indispensable que se dé el tiempo y el espacio necesarios a los magistrados que tienen el caso para que, con serenidad y con toda la información disponible y probada, tomen una decisión definitiva y en justicia sobre el expresidente Uribe”, señaló la cabildante.