elecciones 2022

“Es como meter a Messi de arquero”: Rodolfo Hernández está dudando en asumir su curul de senador

El excandidato presidencial habló por teléfono con uno de sus hombres más cercanos y le confirmó que está dudando seriamente en aceptar la curul en el Congreso. Por ahora, el ingeniero no quiere asumir el talante de opositor.


Este domingo, tan pronto conoció su derrota, Rodolfo Hernández aceptó los resultados, tal como lo había prometido, y posteriormente Ángel Beccassino, el estratega de su campaña, confirmó que el santandereano asumiría su curul en el Senado.

Aunque el propio Hernández no confirmó la aceptación de la curul de la oposición, que por ley le corresponde, a algunos de sus más cercanos colaboradores les pareció extraña la afirmación porque el excandidato presidencial no tiene afán de protagonismo, tiene 77 años, le gusta vivir en Bucaramanga y es dueño de una de las constructoras más reconocidas de Santander. ¿Sacrificará todo esto?

Este lunes festivo, Jorge Figueroa, exsecretario de Desarrollo Social de la Alcaldía de Bucaramanga durante el gobierno de Rodolfo Hernández, le confirmó a SEMANA que habló por teléfono con el ingeniero y él manifestó que no tenía intenciones de ocupar la curul.

La llamada, según Figueroa, se dio a las 6:00 de la mañana de este lunes, 20 de junio, un día después de su derrota.

“Él me dijo que era como poner a Lionel Messi de arquero, que allá (en el Senado), no iba a sentirse bien y que no le aportaba ningún valor agregado al país que él fuera o no senador”, relató el dirigente santandereano.

Rodolfo Hernández también le dijo a Figueroa que el Congreso es como una casa de locos donde todos hablan y nadie escucha. “Yo no tengo talante para eso, a mí me gusta planear, estructurar, proyectar, ejecutar, ver las obras, pero allá no se ve nada, pura cháchara”, detalló Hernández durante la conversación.

De hecho, el propio Hernández dejó entrever en el discurso que pronunció durante la noche de este domingo que no asumirá un papel de opositor contra Gustavo Petro. Y este lunes, según Figueroa, el ingeniero le reiteró que ojalá le vaya bien al mandatario electo “para que nos vaya bien a todos”.

Recordemos que Rodolfo Hernández tiene buena relación con Gustavo Petro, pese a que en medio de la campaña, especialmente durante la segunda vuelta presidencial, fue víctima de un excandidato que pasó de los elogios a la crítica y los ataques por su investigación sobre el supuesto favorecimiento de una licitación a la firma Vitalogic, cuando fue alcalde de Bucaramanga y por el que está llamado a juicio.

El excandidato presidencial también le dijo a Figueroa que no le queda bien cuestionar a un gobierno que ni siquiera ha iniciado. “No hay que afanarse”, manifestó en un tono sereno.

Este domingo, Gustavo Petro también le extendió los brazos a su rival político y lo invitó al diálogo. “La paz significa que los más de 10 millones de votos de Rodolfo Hernández son bienvenidos en este Gobierno”, afirmó.

En otras palabras, significa que Rodolfo Hernández –quien, según Petro, hizo una campaña interesante– “puede dialogar con nosotros cuando quiera, significa que en este Gobierno no vamos a utilizar el poder en función de destruir al oponente”.

Lo cierto es que el ahora presidente de Colombia tiene claro que tras las elecciones de este domingo, Colombia quedó dividida políticamente en dos, luego de que más de 11 millones de ciudadanos le dieran su apoyo y otros 10 votaran por el santandereano.

Por ahora, Rodolfo Hernández no saldrá de Colombia porque tiene unos asuntos pendientes por resolver, pero en unas semanas se tomará unas vacaciones en el exterior.