Tendencias

Home

Nación

Artículo

Alex Saab, empresario barranquillero relaciondo estrechamente con el gobierno de Nicolás Maduro.

corrupción

¿Estará pronto Alex Saab ante la justicia de Estados Unidos?

Por: AP

Se conocen más detalles de la detención del empresario barranquillero, aliado de Maduro, en Cabo Verde. No hay tratado de extradición entre la isla africana y Washington.

Una portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó este sábado la captura del empresario colombiano Alex Saab en la isla africana de Cabo Verde de conformidad con un aviso rojo de Interpol, emitido en relación con los cargos de lavado de dinero presentados por fiscales de Estados Unidos en Miami.

En este país es acusado de tener tratos corruptos con el gobierno del presidente Nicolás Maduro en Venezuela. La vocera declinó hacer más comentarios, al igual que la abogada estadounidense de Saab, Maria Dominguez, quien también confirmó la detención.

El jet en el que viajaba Saab, registrado en San Marino, hizo este viernes una escala de reabastecimiento de combustible en un vuelo desde Caracas hacia Irán, y en ese momento se produjo su detención por las autoridades de Cabo Verde. 

Los datos de seguimiento del vuelo muestran que la aeronave, ya utilizada anteriormente por el prófugo de la justicia estadounidense, partió el viernes de Caracas y fue vista regresando a Caracas después de la medianoche del sábado.

Saab se hizo multimillonario en los últimos  diez años gracias a sus vinculos con Venezuela. Foto: SEMANA

A medida que el gobierno del presidente Donald Trump busca recuperar fuerza en su vacilante campaña para derrocar a Maduro e instalar al líder opositor Juan Guaidó, persigue cada vez más a altos funcionarios y empresarios relacionados con el mandatario. En marzo, acusó a Maduro y a más de una decena de personas de narcoterrorismo, corrupción y otros cargos penales.

Saab, un empresario colombiano, apareció en el radar de las autoridades estadounidenses hace unos años después de acumular una gran cantidad de contratos con el gobierno de Maduro.

Los fiscales federales en Miami lo acusaron a él y a un socio comercial el año pasado de lavar dinero relacionado con un supuesto plan de sobornos con el fin de construir viviendas para familias de bajos ingresos para el gobierno venezolano que nunca se hicieron.

Por separado, había sido sancionado por el gobierno de Trump por supuestamente utilizar una red de compañías fantasma en todo el mundo (Panamá, Colombia, México, Emiratos Árabes Unidos, Turquía y Hong Kong) para ocultar enormes ganancias de los contratos sin licitación obtenidos a través de sobornos para la compra de alimentos a precios exagerados.

“Saab se relacionó con los allegados de Maduro para dirigir una red de corrupción a gran escala que ellos utilizaron cruelmente para explotar a la población hambrienta de Venezuela”, declaró el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, al anunciar las sanciones. “Utilizaron los alimentos como una forma de control social, para recompensar a sus partidarios políticos y castigar a sus oponentes, mientras se embolsaban cientos de millones de dólares a través de una serie de maniobras fraudulentas”.

El programa de las cajas Clap genera cientos de millones de dólares en contratos. Maduro y Saab habrían concertado los contratos para beneficiase mutuamente. Foto: SEMANA

En privado, los funcionarios estadounidenses han descrito durante mucho tiempo a Saab como el testaferro de Maduro, aunque no aparezca como tal en documentos judiciales.

Algunos de los contratos de Saab se obtuvieron supuestamente pagando sobornos a Yoswal, Yosser y Walter Flores, los hijos —de una relación anterior— de la primera dama Cilia Flores, según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Los tres hombres, comúnmente conocidos como “Los Chamos” —argot venezolano para “los niños”— también están siendo investigados por los fiscales en Miami por supuestamente formar parte de un esquema para desviar 1.200 millones de dólares de la compañía petrolera estatal de Venezuela, dijeron a The Associated Press dos personas familiarizadas con la investigación de Estados Unidos.

Una pregunta que surge en este momento es si Saab podrá quedar de inmediato en manos de las autoridades estadounidenses o no, puesto que Cabo Verde no tiene un tratado de extradición con Estados Unidos.

En la memoria de los funcionarios estadounidenses están frescos los recuerdos de un incidente en 2014, que involucró a otro objetivo de alta prioridad, el antiguo jefe de espías de Hugo Chávez, general retirado Hugo Carvajal.

Carvajal fue arrestado en 2014 en la isla caribeña de Aruba, donde había sido nombrado cónsul de Maduro, pero logró evadir una orden de arresto de Estados Unidos por narcotráfico después de una intensa presión diplomática de Caracas. Carvajal permanece en libertad después de haber sido encarcelado y luego liberado en España.

Se cree que Saab ha ampliado sus negocios en la vital industria petrolera de Venezuela a medida que se ha profundizado la crisis económica de la nación miembro de la OPEP. Irán envió a Venezuela varios camiones cisterna de gasolina el mes pasado, que los opositores del gobierno dicen que fueron comprados con oro y por compañías fantasma controladas por Saab. El intercambio habría sido por 9 toneladas de oro cuyo valor  se estimó en 500 millones de dólares.

En febrero del año pasado, hubo otro hecho que relacionó a Saab con el oro venezolano. Fue la aparición en Uganda de un poco más de 7,4 toneladas de metal, avaluadas en más de 300 millones de dólares. De acuerdo con las autoridades del país africano, habían llegado de manera ilegal y estaban dirigidas a una refinería de oro aparentemente para fundirlo. Según la versión digital de la revista venezolana, Cuentas Claras, especializada en crimen transnacional, Saab era el dueño del tesoro y lo habría recibido como pago por importaciones realizadas para el régimen de Maduro.

Con información de AP