nación

Exclusivo: estos serían los dos militares retirados colombianos muertos tras crimen de presidente de Haití

Las autoridades de ese país revelaron las identidades de las personas que participaron en el magnicidio de Jovenel Moïse. No se descarta un tercer militar muerto en este caso.


Se comienzan a revelar detalles de las personas que habrían participado en el crimen del presidente de Haití, Jovenel Moïse, a manos de un grupo de mercenarios entre los cuales habría varios militares retirados colombianos.

SEMANA conoció los nombres de los dos exuniformados que habrían muerto en un operativo de las autoridades de Haití, luego del crimen del mandatario. Los dos muertos habrían sido un sargento viceprimero y un soldado profesional, ambos retirados del Ejército colombiano.

El sargento viceprimero (r) Duberney Capador Giraldo, de 40 años de edad y 1,70 metros de estatura, había ingresado al Ejército el 1 de enero del 2001 y se retiró el 17 de enero de 2020. Había recibido al menos cinco felicitaciones y había pertenecido a la Brigada 30 de Cúcuta.

El soldado profesional (r) Javier Mauricio Medina Romero, ingresó al Ejército el 1 de marzo de 2000. Tenía 45 años de edad, era oriundo de Neiva y en su hoja de vida se registran cinco felicitaciones. Perteneció al Batallón de Infantería 2, en Sucre, donde fue jefe de inteligencia. En los sistemas de las autoridades colombianas no figuran ordenes de capturas vigentes para ninguno de los dos.

Frente a sus movimientos migratorios, las autoridades colombianas revelaron que Javier Mauricio Romero Medina, salió hacia Santo Domingo, República Dominicana, el 4 de junio de 2021, desde Bogotá. Mientras que Duberney Capador Giraldo viajó desde Bogotá hacia Panamá el 6 de mayo de 2021.

Sobre este caso, el ministro de Defensa, Diego Molano, indicó este jueves que, “frente al magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moïse, en el día de hoy la Interpol ha solicitado oficialmente información al Gobierno colombiano y a nuestra Policía Nacional sobre los presuntos responsables de este hecho. Inicialmente la información señala que son ciudadanos colombianos miembros retirados del Ejército Nacional y hemos dado las instrucciones por parte del Gobierno nacional a nuestra Policía y al Ejército para que de inmediato se preste la colaboración en el desarrollo de esta investigación para que se esclarezcan estos hechos, toda la disposición de nuestra fuerza pública con la hermana república de Haití”.

A su turno el director de la Policía, el general Jorge Vargas, manifestó que “se conformó un equipo con los mejores investigadores que tenemos en Colombia para que de manera articulada con el Ejército Nacional se envíe la información solicitada”. También se van a enviar fechas, horas de vuelo, e información financiera que ya está siendo recolectada para ser enviada a Puerto Príncipe, en Haití.

Mientras que el comandante del Ejército, el general Eduardo Zapateiro respondió que “he dado la orden que el comandante del comando de apoyo de contrainteligencia y el comando de apoyo de la inteligencia militar estén sumándose a los esfuerzos de la investigación que está liderando la Policía a través de Interpol”.

Los hechos presentados por la prensa

Diferentes medios locales y extranjeros se pronunciaron frente al magnicidio del presidente de Haití. “Las autoridades dominicanas acaban de transmitir una alerta a los responsables del cuidado de la frontera para impedir la entrada o salida del territorio dominicano de cualquier nacional colombiano procedente o entrante a Haití, en donde el presidente Jovenel Moïse fue asesinado en la madrugada de este miércoles”, según el diario Acento.

“La alerta está dirigida a fronteras terrestres, aéreas y marítimas. El dato que manejan las autoridades dominicanas es que personas de nacionalidad colombiana habrían participado en el atentado contra el presidente haitiano y su esposa”, agregó dicho medio de comunicación.

Por su parte, el primer ministro, Claude Joseph, declaró el estado de sitio tras el crimen y con esta decisión se le otorgó mayores poderes al Ejecutivo, e hizo un llamado a la calma mientras aseguraba que la Policía y el Ejército se encargan de garantizar la seguridad de la población.

“El presidente fue asesinado en su casa por extranjeros que hablaban inglés y español”, explicó el funcionario. Además, reveló en su momento que “la primera dama herida está viva y recibiendo los cuidados que requiere. Los hijos del presidente están a salvo”.

Mientras tanto, las autoridades colombianas no descartaron que agentes de nuestro país se desplacen a Haití para apoyar las investigaciones, luego de conocerse que posiblemente había personal retirado de la fuerza pública implicado en el homicidio.